¿Te gustan los patos? Descubre aquí todo sobre este maravilloso animal

Los patos son animales muy sociales, curiosos e inteligentes. Necesitan espacio suficiente para moverse libremente y tener acceso al agua, ya que es parte de su hábitat. Pero…¿si tengo un pato en casa, qué cosas debo tener en cuenta?

Datos importantes

pato campbel

Los patos, como otras mascotas, tienen la capacidad de aprender y comprender órdenes. También pueden jugar con sus dueños y al igual que otros animales domésticos, también responden al afecto. Ellos se adaptarán muy bien a la convivencia con los humanos si se los entrena desde pequeños. Lo mejor es tener dos patos, ya que son muy sociales y prefieren vivir en grupo. Sin embargo, cuando crezcan, necesitan tener suficiente espacio cada uno para evitar el hacinamiento.

Los patos son criaturas muy precoces, y pueden ser muy buenos compañeros. Suelen seguir a sus dueños y aunque pueden ser algo desordenados, son adorables. Las razas más populares, como animales domésticos, son Pekín, Cayuga y Campbell.

El Pekín es un pato grande, blanco y muy atractivo. El Cayuga es más grande y su es color verde-negro. Es una raza más tranquila. El Campbell es de tamaño mediado y su color es caqui. El único inconveniente en todos estos patos es su esperanza de vida, cuyos promedios no superan los siete años, a diferencia de los perros o gatos que pueden llegar a vivir hasta más o menos de veinte años.

El comportamiento de este tipo de animales suele ser muy singular. Pueden ser un poco torpes, propensos a tropezar con las cosas y ser fácilmente heridos. Por eso su hábitat debe ser espacioso y despejado de objetos que puedan limitar su paso.

Cuidados y alimentación

patos 2

Los patos deben pasar la mayor parte del día al aire libre. No son mascotas para tener dentro de un apartamento o de una casa, salvo si tienes patio. A ellos les encanta la naturaleza. Alimentarse alrededor de un jardín es un momento necesario y agradable para este tipo de animales. En las plantas suelen buscar larvas y gusanos y disfrutan pastorear sobre el césped.

¿Sabías que los patos deben utilizar como mínimo 1 litro de agua por día? Necesitan de ella para lavar sus ojos y pies y claro, mantener sus plumas en buenas condiciones. El agua debe ser lo suficientemente profunda para que puedan sumergir toda su cabeza y puedan lavar su cuerpo. El depósito de agua tiene que tener un borde poco profundo, para que puedan salir de nuevo fácilmente.

Los patos tienen debilidad por las piscinas. Una piscina para niños o una bañera de unos 20 centímetros de profundidad, es perfecta para ellos.

La vivienda de los patos tiene que tener láminas sólidas en el techo, suelo y paredes. El espacio debe ser amplio, de manera que esté cómodo y que pueda andar sin impedimentos. El refugio debe estar ventilado, ubicado en un lugar con sombra y proporcionar protección contra el viento. No utilices cemento o adoquines sobre más de una tercera parte del suelo del corral o tus patos se dañarán sus patas. Para evitarlo, en la base puedes colocar cáscara de arroz, la cual se tiene que cambiar diariamente.

Dentro de la casa, tu pato debe tener un lugar privado para armar su nido, el cual puedes acondicionar con paja o viruta de madera.

Los patos, si crecen en un ambiente limpio y son alimentados correctamente, por lo general no suelen presentar mayor problemas de salud, ya que suelen ser muy resistentes. Rara vez sufren de gusanos o ácaros intestinales. Sin embargo, deben ser desparasitados cada 6 meses.

Nunca des de comer a los patos moho, ya que les puede ocasionar enfermedades respiratorias o reacciones tóxicas. Recuerda mantener su agua limpia, debes cambiarla todos los días.

Los patos necesitan comer un alimento preparado comercialmente. Hasta las 3 semanas de edad, necesitan una dieta con altos niveles de proteína. Después de 3 semanas y hasta un máximo de 20 semanas de edad, deben incluir en su dieta un nivel de proteína de aproximadamente el 15%.

No alimentes a tu pato con puré de comer ya que pueden ahogarse con él y no olvides que el pan no debe ser una parte regular de su dieta principal.

En el caso de las verduras, prueba con aquellas que son de color verde, son muy buenas para ellos. A muchos les encanta la sandía, también puedes darle una pequeña porción.