Vivir con un perro en el embarazo es beneficioso para salud

Es un miedo común en las parejas que esperan un bebé y tienen una mascota saber qué problemas puede traer esta a la salud de la mamá o del pequeño. Pero los mitos que se han extendido durante años por todo lugar no son más que eso: mitos. Porque más allá de poder causar daño al feto o a la mamá, tener una mascota durante el embarazo es beneficioso para la salud de ambos.

No obastante, por mucho que queramos a nuestro perro, no es una persona y sí hay que tomar varias precauciones. Vamos a ver también esto en este artículo.

Cómo una mascota beneficia en el embarazo

detectar un embarazo

El simple hecho de que la futura mamá saque a pasear al can ya mejora su ritmo cardiovascular y por ende es beneficioso para la salud del bebé.

También el caminar a diario reduce los riesgos de obesidad que pueden causar partos prematuros. Por otro lado, como te hemos dicho en muchas ocasiones, un perro mejora el estado de ánimo e incrementa nuestra felicidad, y será lo mismo en el caso de la futura mamá.

Esto disminuirá en gran manera la posibilidad de depresión o estrés en la embarazada y sentirá suplidas sus necesidades emocionales.

Cómo una mascota beneficia al bebé

Una madre sana trae al mundo un bebé sano. Por todo lo anteriormente dicho antes, las mejoras de salud que tenga la mamá serán transmitidas al bebé.

Por otro lado, cuando el niño nazca, ya se ha comprobado científicamente que un bebé que crece rodeado de mascotas será más fuerte y sano pues al estar en contacto con un número mayor de bacterias, su sistema inmunológico se verá forzado a fortalecerse.

Todo eso sin contar que un niño que crece con mascotas será más sensible y feliz. Ahora bien, también hay precauciones a tener en cuanta, veamos cuáles.

Precauciones a tomar con nuestra mascota durante el embarazo

Las primeras precauciones a tomar tienen que ver con la higiene de la mascota. Y es que ahora el sistema inmunológico de la mamá debe trabajar para dos personas, por lo que puede ser más fácil contraer algún tipo de infección o bacteria.

Según una prestigiosa ginecóloga, entre esta norma de higiene de la mascota en el estado de buena esperanza se incluye que la embarazada evite por todos los medios recoger o tener algún tipo de contacto con los excrementos del animal. Estos genera un parásito llamado Helminto que puede provocar daños en la embarazada, aunque no es un riesgo demasiado grave.

Si no se pudiera evitar recoger los excrementos, la futura mamá deberá hacerlo siempre con guantes y extremando el máximo de precauciones.

Por otro lado, se debe evitar el contacto con los lamidos y la boca del animal. Este come todo lo que ve por todas partes y es fácil que su boca esté llena también de parásitos y bacterias que pueden poner en peligro la salud de la mamá y del feto.

mujer embarazada

Y por supuesto, no te puedes olvidar de las vacunas, el perro debe tener todas las obligatorias. Solo como medidad preventiva.

Pero como ves, una mascota no es un riesgo en el embarazo, solo ten en cuenta las medidas preventivas de las que te hemos hablado y disfruta de tu mascota haciéndola partícipe de este cambio radical en vuestra vida de familia.

No prives a tu hijo de ella, estamos seguros de que no encontrarás un vigilante y niñera mejor que tu mascota. Ellos aman a los bebés y para nada le causarán daño, los protegerán y cuidarán aun por encima de su vida.

Este artículo es una muestra más de que uno no puede creer todo lo que le dicen, pues los mitos no tienen ninguna base ni fundamento. Pero como siempre en Mis Animales nos basamos en los últimos estudios y pruebas científicas para que nuestros consejos sean aceptados por ti con total tranquilidad.

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar