Una señora de Corea del Sur lleva más de 20 años rescatando perros de calles y restaurantes

Virginia Duque Mirón 18 febrero, 2016

En Corea, tristemente, el perro es considerado como un manjar, por lo que su carne es muy valorada entre los magnates del país. Esto hace que se compren más y más canes y que los criaderos de ellos estén saturados. Pero a veces hay sorpresas agradables. Conozcamos a la señora que lleva años rescatando perros.     Hay una estrella en este país entre tanta oscuridad la cual cubre a nuestros amiguitos. Y es que Jung Myoung Sook, de 61 años está haciendo algo fascinante que pocos aprecian pero que muchos critican. ¿A que te gustaría conocer su historia?

Jung Myoung Sook y su amor por los perros

Autor: House with a Heart Senior Pet Sanctuary
Autor: House with a Heart Senior Pet Sanctuary

Esta mujer siempre ha sido amante de los perros. Desde bien pequeñita, sus papás le inculcaron el amor por los animales. Y aunque la carne de perro en su país es considerada valiosa y hace muy poco que estos animales se usan como mascotas, ella supo reconocer muy fácilmente que hay algo cruel tras de ello.

No podía quedarse parada, no hacer nada sería mantener una actitud similar a la de aquellos que se comían su carne. No podía hacerlo, debía actuar. Y eso mismo hizo.

Rápidamente se puso en marcha y comenzó a recoger perros abandonados en las calles y a rescatar algunos que iban a ser comidos en restaurantes. ¡Incluso compró animales para que no fueran llevados a granjas o locales de alimentación!

Este acto ha llevado a Jun a tener en su casa más de 200 perros, algo nada fácil de manejar. No es raro que muchos coreanos que conocen a Jun piensen que está loca, aunque otros la aman, porque como ella, hay muchos en el país que aman a los animales.

Los inconvenientes de 20 años rescatando perros

Claro, tener 200 perros es un odisea. El primer inconveniente fue la queja de los vecinos. Y es que callar a tantos animalitos es prácticamente imposible.

Así que Jun lo tuvo muy claro, no pasaba nada, se mudaría. Y así lo hizo en repetidas ocasiones, todo menos renunciar a sus bebés como ella misma los llama.

El segundo inconveniente fue dar de comer, beber e higiene necesaria a 200 perros. Jun no es millonaria, trabaja limpiando unas oficinas y recoge cajas de cartón que luego vende para ganar un extra. Esto ha sido todo un reto para Jun, quien agradece enormemente las donaciones que muchos de sus vecinos le hacen como pienso, latas, carnes, arroz y otros.

La atención veterinaria es  costosa, y si Jun no quería ser denunciada y tener bien a sus bebés, esto era algo primordial. Así que fue previsora y no esperó a tener varios para encargarse de eso, más bien cada vez que recogía un perro de la calle, lo llevaba de una vez hacia la consulta.

No importaba las tormentas que sobrevinieran, esta estrella de Corea estaba dispuesta a brillar ssobresaliendo en cualquier cielo oscuro rescatando perros y salvando sus vidas.

Las investigaciones a Jun

refugio de perros

Como era de esperar, no pasó mucho tiempo antes de que las autoridades quisieran saber qué estaba pasando. Con el valor que la carne de perro tiene en el país, era fácil pensar que Jun estaba montando una granja o un restaurante ilegal en su hogar, algo penado por la ley.

Pero cuando visitaron a Jun y vieron el amor que esta daba a sus mascotas y de dónde habían salido todas ellas, las autoridades no pudieron menos que admirar a esta heroína. Y es que, ¿quién no adoraría a una mujer así?

Cada mañana cuando se levanta, les da los buenos días a todos y les dice: “Den un beso a mamá”. Y es que eso es lo que ella se cree ser para ellos, su mamá y los ve como sus hijitos. ¿Cómo las autoridades podrían negar eso?

Ya lleva mucho recorrido

Jun ha luchado contra viento y marea rescatando perros para seguir junto a sus pequeños, y aunque no ha sido fácil, ya lleva más de veinte años realizando esta labor.

Según ella, esto será algo que estará haciendo hasta que su cuerpo se lo permita, pues ya no imagina su vida sin ellos. Y estamos seguros de que ellos tampoco conciben la vida sin ella. ¡Bravo Jun!

Fuente de la imagen principal: www.nacion.com

Te puede gustar