Una familia alemana encuentra en navidad a su gato perdido hace 7 años

Luis Francisco · 4 febrero, 2016

La navidad es una época del año en la que la felicidad e ilusión suelen reinar en el seno de todas las familias, y no solamente en los padres, hijos, primos, tíos o abuelos, sino también en las mascotas, ya que para ellas nada es mejor que compartir con sus amos esos momentos de paz y armonía.

Los regalos son el denominador común en esta importante festividad, ya que llenan de alegría a los más pequeños y a los más grandes. Así mismo cuentan con la particularidad de que en numerosas ocasiones aparecen de manera sorpresiva, lo cual hace que el júbilo sea aún mayor al tratarse de algo completamente inesperado y hasta milagroso.

Y es que existen algunos que no son simples objetos, y su aparición resulta imposible de concebir al tratarse de algo que solo en los sueños e ilusiones se pueden materializar, y la navidad es un momento propicio para ello.

Esto fue lo que le ocurrió a una familia alemana, que siete años después de haber perdido a su mascota la recuperaron nuevamente para sorpresa de propios y extraños, lo cual le ha dado la vuelta al mundo y ha llenado de plenitud y felicidad a un hogar devastado por el longevo extravío de su mejor amigo. Un milagro de navidad.

La pérdida de Miko y la esperanza

gato en la calle

Todo comenzó en el año 2008 cuando Elena Hanke jugaba con su pequeño gato llamado Miko, quien siempre se ha caracterizado por su color blanco y negro, así como por el hecho de ser un felino sumamente cariñoso.

Tras un fuerte ruido el pequeñín escapó asustado, por lo que Elena corrió para avisar a sus padres de lo ocurrido, y así dar inicio a una búsqueda que duraría años y que sería completamente en vano al no poder hallar rastros del gato.

La familia del barrio capitalino Berlín-Charlottenburg se dio por vencida tras no poder encontrar a su amigo desaparecido, lo cual significó una profunda tristeza, ya que si bien no había muerto, su extravío y la desesperanza que ya habitaba en sus corazones les hizo pensar que más nunca verían a Miko.

Un Milagro de navidad

Sin embargo, un auténtico milagro de navidad ocurriría en plena nochebuena después de que un importante refugio para animales de Berlín contactara con la familia Hanke para informarles que su felino se encontraba con ellos sano y salvo.

Tras conocer la noticia, Elena decidiría ir con su padre y hermana a buscar a su mascota, quien había sido recogida por dicho refugio tras haber sido vista en el barrio de Keuzberg, a escasos kilómetros de donde se había escapado hacia ya 7 años. Hay quienes aseguran que tal vez seguía buscando a sus dueños.

Al ver una vez más a Miko, las lágrimas mojaban las sonrisas de la familia, quien se sentía testigo de un milagro de navidad por tener con ellos nuevamente a su querido gato.

A pesar de que el felino se encontraba mucho más delgado que la última vez que había sido visto por Elena, miembros del recinto para animales aseguraron que no tenía ningún problema de salud.

Todo gracias su chip de identificación

cama gato

 

Como es de suponer, la incertidumbre que más ha rondado en torno al milagroso reencuentro de Miko con su familia ha sido el cómo fue identificado. Pues sucede que el hermoso felino contaba con un chip, el cual fue insertado cerca de su cuello poco antes de que se perdiera.

Una vez que el refugio rescató al pequeño amigo, determinaron todos sus datos y los de sus dueños tras revisar  su chip de identificación, para luego hacer la llamada.

Vale destacar que este artefacto es sumamente importante por las siguientes razones:

  • Evita el abandono de las mascotas, ya que al ser esto un acto ilegal, con el chip se puede identificar fácilmente a los dueños.
  • Como sucedió con los Hanke, permite contactar a la familia de la mascota perdida para recuperarla.
  • Ayuda a comprobar que uno es el dueño del pequeño.

Si bien la navidad es una época de disfrute y compartir, son este tipo de milagros los que enternecen los corazones no solo de quienes los viven sino también de los testigos.

Aún cuando hayan pasado 7 largos años, el amor entre Elena y Miko permanece intacto, y probablemente nunca antes ninguno de los dos había recibido un regalo de navidad tan especial como este reencuentro.