Trabajo de un perro policía

Antonia Tapia 28 julio, 2015

Hoy en día, las fuerzas de policía en las ciudades más importantes del mundo utilizan perros para rastrear criminales, olfatear materiales ilegales y hacer otros trabajos que los humanos no pueden hacer.

A continuación compartimos información sobre cómo un can se convierte en perro policía y cuál es su trabajo.

Algunos datos…

Además de la sensibilidad, el sentido del olfato es muy delicado. Puede discernir un olor específico, incluso cuando hay docenas de otros olores alrededor.

Los traficantes de drogas han tratado de engañar a los perros detectores de drogas envolviendo drogas en toallas empapadas con perfume, pero los canes pueden encontrarlas de todos modos.

El trabajo de un perro policía no tiene que ver solo con su nariz. El gruñido intimidante de un pastor alemán bien entrenado puede causar que muchos delincuentes opten por rendirse en lugar de correr o pelear.

Un poco de historia sobre el perro policía…

perros anti-piromanos

Las policías europeas ya usaban sabuesos en el siglo XVIII. Sin embargo, no fue sino hasta la Primera Guerra Mundial que países como Bélgica y Alemania formalizaron el proceso de formación y comenzaron a usar perros para tareas específicas, como la guardia.

La práctica continuó durante la Segunda Guerra Mundial. Los soldados que regresaban del conflicto solían contar historias de perros bien entrenados que estaban siendo utilizados desde ambos bandos. Pronto, se iniciaron en Londres y otras ciudades de Europa programas K-9 (K-9 es un homófono del inglés canine, que sería canino).

El uso de perros policía en  Estados Unidos comienza con fuerza en la década de 1970.

¿Cuál es el perro adecuado?

Los atributos clave de un perro exitoso son inteligencia, nivel de agresión, fuerza y ​sentido del olfato.

La mayoría de los perros policía son machos, sin castrar para que mantengan su agresividad natural. Esta agresión debe mantenerse bajo control con una formación exhaustiva y rigurosa.

¿Cómo se obtiene un perro policía?

Los departamentos de policía obtienen este tipo de perros porque son donados por sus dueños o porque han sido entrenados para el trabajo policial. Los perros importados desde Europa tienen varias ventajas sobre los perros criados en América.

En Europa, las normas de cría son muy estrictas. Los perros se miden por sus atributos físicos y solo se crían si cumplen con esos criterios. Además, los organismos europeos de perros policía son de renombre internacional.

Antes de que un perro incluso llegue a los Estados Unidos, el can ya ha pasado por un riguroso entrenamiento y ha logrado una certificación internacional.

El inconveniente de utilizar perros europeos en América es el costo. Su precio es de un promedio de  8,500 dólares por la compra más el envío de un perro desde Europa a Estados Unidos.

Sin embargo, en muchos casos, los perros de la policía se pagan por sí mismos con el dinero incautado a los narcotraficantes.

El perro de la policía y su manejador conforman una unidad K-9. Solo los ejemplares más dedicados se consideran para las unidades K-9. Deben tener registros modélicos, una personalidad enérgica saliente y un fuerte condicionamiento físico. La carrera de un perro policía dura, por lo general, unos seis años.

¿Cómo un perro se convierte en policía?

olfato perro

Todos los perros de la policía deben primero convertirse en expertos en entrenamiento básico de obediencia. Deben obedecer las órdenes de su manejador sin dudarlo.

Esto es lo que mantiene la agresión inherente del perro bajo control, y permite que el agente pueda controlar la cantidad de fuerza que el animal está usando contra un sospechoso.

Un perro policía se encuentra en lugares públicos y se utiliza para las distracciones como el tráfico. Las palabras de comando se utilizan en la lengua materna del entrenador.

El perro debe ser capaz de saltar por encima de las paredes y subir escaleras y se encuentra aclimatado a la vida de la ciudad.

Por último, cada perro recibe formación en su especialidad. Muchos perros están entrenados para buscar drogas, otros bombas, armas o personas.

Te puede gustar