5 tips para que tu perro acuda siempre cuando lo llames

A pesar del empeño que has puesto en la educación de tu peludo, es posible que algunas veces te ignore cuando reclamas su presencia. Y esto suele ocurrir, por lo general, fuera de tu casa, donde menos control puedes tener sobre sus movimientos. Pero no desesperes. Siempre hay soluciones. Te contamos algunas recomendaciones para lograr que tu perro acuda siempre cuando lo llames.

Consejos para que tu can responda a tu llamada

border collie

El refuerzo positivo siempre es la mejor forma de encarar la educación de un can. En un tema fundamental como es que el perro acuda cuando lo llames, utilizar este método da buenos resultados.

Pero ten presente que, en algunas ocasiones, es posible que tu peludo no se acerque, al menos de inmediato. Así que toma nota de estos tips que desarrollamos a continuación.

1-Relaciona la llamada con momentos positivos

Si tu perro vincula tu llamado solo con el fin del paseo o, por ejemplo, con la toma de algún medicamento, lo más probable es que no acuda. Por eso, debes procurar que asocie ese momento con situaciones que resulten placenteras para él:

  • Juguetes
  • Golosinas
  • Caricias
  • Palabras de aliento

Entonces, si estás en un parque, no reclames su presencia solo para volver a casa. Llámalo en distintas oportunidades, recompénsalo por su buen comportamiento y deja que luego continúe explorando o jugando.

Si a pesar del tiempo que invertiste en educarlo, tu peludo no responde a tu llamada, no desesperes. Te contamos algunos tips para lograr que tu perro acuda siempre que se lo pidas.

2-No llames a tu perro si sabes que no va a venir

Antes de reclamar la presencia de tu peludo a tu lado, fíjate qué es lo que está haciendo. Si la actividad que está desarrollando es más interesante para él que responder a tu llamada, lo ideal es que esperes un momento más oportuno para convocarlo.

Si tu can está entretenido jugando con otros perros, revolcándose en la tierra u olisqueando alguna cosa que su gran olfato detectó, lo más probable es que poco o nulo caso haga a tus requerimientos. Entonces, espera que se relaje o termine de hacer lo que está haciendo y capta entonces su atención.

3-No te enfades con tu mascota si no responde rápidamente a tu llamada

Si tu peludo no acude prontamente, no muestres signos de enojo y mucho menos lo castigues. Cuando finalmente llegue a tu lado, recompénsalo de todas formas porque, aunque se haya demorado, finalmente te hizo caso.

En cambio, si lo regañas por su actitud, lo único que lograrás es que asocie la llamada con situaciones negativas y que, directamente, deje de acudir. Lo más conveniente es recibirlo, cada vez, como lo haría él. Así que, aunque solo hayan pasado unos pocos minutos, demuéstrale lo feliz que estás de que se encuentre otra vez a tu lado.

4-No pierdas la calma si quieres que tu perro acuda siempre cuando lo llames

Aunque adviertas que tu mascota corre algún tipo de peligro, porque se está alejando demasiado o va en dirección hacia una carretera, nunca pierdas la calma. Y mucho menos trasmitas esa sensación con tu voz. Llámalo siempre con tono optimista, aunque estés entrando en pánico. Si tu peludo nota que estás nervioso o enojado es muy probable que se asuste y se aleje aún más.

Tampoco es recomendable que corras hacia él porque es posible que el animal también corra y se aleje aún más. En cambio, si corres en sentido contrario, quizá logres que empiece a seguirte.

5-Utiliza siempre la misma orden para llamar a tu peludo

entrenar a tu mascota

Un consejo final. Usa siempre la misma forma para llamar a tu perro. “Ven”“ o Ven aquí” suelen ser las más recomendadas. Pero quizá a ti te resulten mejor otras opciones.

Lo importante es que no confundas a tu amigo de cuatro patas. Si utilizas distintas maneras para reclamar su presencia, quizá no termine de entender lo que le estás pidiendo y, por tal motivo no responde a tu llamada.

Categorías: Adiestramiento Etiquetas:
Te puede gustar