Sencillos trucos para que tu perro no se suba al sofá

Los perros deben aprender que existen reglas en casa que no pueden romper. Sin embargo, no esperes que lo entiendan a la primera. Con mucha paciencia y con los siguientes consejos podrás evitar que tu perro se suba al sofá.
Sencillos trucos para que tu perro no se suba al sofá

Escrito por Luis Orozco

Última actualización: 12 julio, 2022

Aun cuando se ame incondicionalmente al canino, para muchas personas resulta incómodo cuando este se sube al sofá, ya que suele dejar pelo y un olor diferente.

Si eres de los que también siente desagrado ante esta situación, aquí te dejamos una serie de trucos muy sencillos que te harán prevenirla y eliminarla.

¿Cómo lograr que tu perro no se suba al sofá?

Si tu perrito ha adoptado esta conducta desde hace un tiempo o has decidido que no quieres que lo siga haciendo aun cuando siempre ha sido así, tienes que conocer estos aspectos para corregir el comportamiento. Eso sí, recuerda que la paciencia y el amor serán siempre las herramientas fundamentales. 

boxer en sofa

Analiza por qué lo hace

En primer lugar, es de suma importancia resaltar que estos animales tienen buena memoria, lo cual desempeña un factor determinante a la hora de que ellos decidan acostarse en el sofá. Es muy probablemente que le hayas dado caricias y cariño en este sitio cuando era cachorro, hecho que le hace imposible ver este acto como algo malo.

Además de esto, otra de las razones por las cuales los canes no ven como un mal gesto subirse al sofá, es porque en numerosas oportunidades lo hacen porque te aman. Recuerda que este sitio se encuentra impregnado con tu aroma y lo buscarán para sentirse lo más cerca posible a ti.

Ante todo esto, la mejor recomendación es educarlos y enseñarles que esto es malo, por lo que no debes en ningún momento demostrarle cariño cuando esté allí.

Así mismo, es importante regañarlos cuando lo hagan, sin tener que recurrir nunca a acciones violentas, por lo que un llamado de atención contundente le hará entender que no está haciendo algo bueno.

Sé rígido, no seas permisivo

Los perros pueden llegar a confundirse cuando algunas veces los dejas subir al sofá, pero en otras ocasiones no. Esto los hace malentender las indicaciones y provoca que no sigan las órdenes de manera adecuada. Por esta razón, debes ser rígido con la prohibición para lograr que tu mascota entienda lo que no debe hacer.

Es posible enseñarle al can que solo cuando obtenga tu permiso suba y baje del sofá. Sin embargo, esto toma tiempo y se necesita un buen régimen de entrenamiento. Suele ser más sencillo lograr que acate una sola orden, en lugar de enseñarle a seguir varias al mismo tiempo. Por lo que si no tienes experiencia en educar a tus mascotas, es mejor dejar las órdenes sencillas con una prohibición completa.

Haz que el sofá sea un lugar incómodo para él

Si no tienes mucha paciencia o tu canino no es muy obediente, esta es otra medida que será sumamente efectiva. Consiste en hacer de este sitio un espacio en el que tu amigo no se sienta cómodo, lo cual hará que lejos de ver el sofá como un lugar para descansar, lo mirará como algo aburrido a lo que no querrá ni acercarse.

Para lograr esto debes cubrirlo con una manta bañada en colonia o algún tipo de ambientador. Los perros no solamente detestan esta clase de olores, sino que pueden detectarlo desde lejos gracias a su inigualable olfato. Gracias a esto ni siquiera querrán acercarse a este espacio.

Así mismo, otra gran solución es cubrir los bordes del sofá con latas vacías o cualquier otro objeto cuyo material haga que suene mucho al caer. Al momento en que tu peludo compañerito se suba, estas caerán y lo asustarán por el ruido.

De igual forma, otra solución que resulta efectiva, aunque un poco costosa, es comprar el parche Scat Mat, el cual se coloca sobre el sofá para evitar que tu canino se suba, gracias a que este dispositivo activa sus sensores de presión para luego activar una alarma que no se apaga hasta que el can se baja.

perro con diarrea

Crea un espacio de descanso para él

Esta es, sin ninguna duda, la opción más sana que puedes tomar si deseas evitar o eliminar este problema, ya que no harás sentir incómodo a tu canino con los fuertes olores o los molestos ruidos. Él no se subirá más al sofá porque preferirá el espacio que le otorgues.

Uno de los mejores rincones que puedes hacer para él es una camita que sea tan cómoda y acolchada como los almohadones de tu sofá, debido a que la comodidad que sentirá en este espacio que le brindes no la cambiará jamás.

Ubica una zona para él cerca de ti

Si tu perro tiene cierta edad y esto es nuevo para él, es normal que quiera estar cerca de ti y la zona del sofá suele ser uno de nuestros sitios preferidos. Por ello, un buen truco es habilitar una zona exclusiva para él en el mismo lugar en el que esté el sofá. Aun cuando al principio siga optando por este, en el corto plazo sentirá curiosidad y decidirá recostarse un rato en la nueva camita.

De igual forma, otro buen truco es colocar este nuevo recinto para tu canino en el sitio en el que tú duermas, o al menos lo más cerca posible. El sitio favorito de todos los perros es el que huela a su amo, por lo que tu pequeño amigo de cuatro patas se olvidará para siempre del sofá. Ten por seguro que si cumples alguno de estos trucos, no tendrás más este tipo de inconvenientes.

Y recuerda…

Una de las claves en la educación de los perritos es la indicación negativa de conducta para corregirla, pero siempre acompañada de un reconocimiento positivo por lo que hace. De esta manera asociará la conducta buena a un premio. Alguna golosina y una muestra de cariño serán una fórmula muy efectiva.



  • International Association of Animal Behavior Consultants. (2019). Manual de entrenamiento canino. IAABC: Chile.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.