Un safari muy especial con animales que tuvieron una segunda oportunidad

Virginia Duque Mirón 18 marzo, 2016

En esta ocasión me gustaría hablarte de un sitio muy especial que conocí en mi último viaje, el cual fue a West Palm Beach en Estados Unidos. Nunca he sido partidaria de pagar por espectáculos en los que usan a animales, por eso cuando mi amiga me habló sobre ir a hacer un safari mi respuesta fue un rotundo “NO”.

De hecho, siempre te aconsejo que no pagues por estar en lugares en los que usen a animales porque estos son maltratados, y están mal cuidados. Pero mi amiga me convenció cuando me explicó el origen de este primer y único zoo sin jaulas en Estados Unidos: Lion Country Safari.

Un safari muy especial
Imagen cortesía de Virginia

Un zoo sin jaulas muy especial: Lion Country Safari

Lion Country Safari fue el primer zoo sin jaulas de Estados Unidos. Lo crearon varios empresarios de Sudáfrica, América y el Reino Unido. El objetivo en principio era dar la oportunidad a personas residentes en países en los que no podrían disfrutar de un safari, poder hacerlo. Solo exhibían leones.

Pero el gran terreno con el que contaban, miles y miles de metros cuadrados, les hizo surgir la idea de hacer más. Y esa idea fue convertirlo en un refugio para animales que habían sido maltratados, utilizados en laboratorios o para espectáculos en los que no los cuidaban.

Los animales pueden vivir al aire libre, lo más parecido a su hábitat natural y con la misma alimentación. En medio de este hábitat se hizo una carretera que permitiría pasar los coches a una velocidad muy suave. ¡Tuvimos que parar varias veces porque los animales cruzaban por todas partes! Es su casa, nosotros éramos los intrusos.

Los cristales deben estar subidos y no te permitirán tocar a los animales.

Alimentar y cuidar a tantos animales tiene un coste enorme, pero la entrada a este lugar cuesta menos de 30 dólares. Después de ver cómo tratan y cuidan a los animales ahí y de disfrutar de la naturaleza y la belleza tan de cerca te aseguro que hubiese estado dispuesta a pagar mucho más.

Este precio no es nada excesivo teniendo en cuenta que hay más de mil especies en este maravilloso lugar. ¿Te gustaría conocer algunas?

Un safari muy especial
Imagen cortesía de Virginia

Nuestros amigos de Lion Country Safari

En Lion Country Safari hay especies como el rinoceronte blanco proveniente de África. Algo que lo hace especial es que cómo han creado un hábitat para el chimpancé. El chimpancé es una especie en peligro de extinción y es poco común verlos en algún lugar.

Pero en Lion Country Safari han creado un hábitat en isla que consiste en varias islas de diferentes tamaños en las que los chimpancés pueden ir de una a otra tal y como lo harían en su vida normal fuera de las instalaciones. Además, este lugar se ha convertido en un retiro para chimpancés que fueron usados en laboratorios y que necesitan atención especial o que ya no están capacitados para regresar a la vida fuera.

Jirafas, leones, cebras, imos y mucho más es lo que podrás disfrutar en este lugar. Un imo nos tuvo detenidos a más de cinco coches durante al menos media hora porque se quedó en medio de la carretera y no había forma de moverlo. Nadie se atrevió ni siquiera a tocar su bocina, algo que está totalmente prohibido. Pero fue divertido.

Un safari muy especial
Imagen cortesía de Virginia

La guinda del pastel se produce cuando te dan la oportunidad desde una plataforma elevada de dar de comer a las jirafas. ¡Nunca había visto una tan cerca! Para mí fue fascinante. Eso sí, si quieres tocar una, olvídalo, ellas solo quieren la lechuga que tienes en la mano…

El cuidado, el respeto y el amor con los que tratan a los animales en este lugar me dejó maravillada. Es un lugar por el que sí merece la pena pagar ya que no es un espectáculo con animales sino un lugar que los hace sentir como en casa curando las heridas de sus corazones. Si vas a pasar por West Palm Beach, no puedes dejar de visitar Lion Country Safari.

Te puede gustar