¿Sabes lo que es un caracal?

Virginia Duque Mirón 11 mayo, 2016

Un nombre poco común y del que seguro muchas personas nunca han escuchado hablar. En Mis Animales somos unos enamorados de todas las especies, sin importar si son o no domesticados. Cuándo tienen que ver con una de nuestras mascotas preferidas, pues con más razón. Hoy te hablamos del caracal, un gato salvaje de lo más peculiar pero que te enamorará cuando lo conozcas.

Y es que cada vez que hablamos sobre felinos pensamos en gatos y a lo sumo en tigres, pero el caracal es también un felino muy especial que tienes que conocer, aunque tan solo se por curiosidad. Más que nada porque será un poco difícil tener uno en casa. ¿Qué debes saber sobre el caracal?

Caracal: características

Este animal tan peculiar parece un gato grande con cara de gatito tierno pero con el cuerpo de una atlética pantera. Su nombre proviene del vocablo turco “karakulak”, que significa orejas negras.

Esto es porque sus orejas son el punto más característico de este salvaje pero bello animal. Tiene unas protuberancias puntiagudas que parecen enrollarse en las puntas y que se oscurecen gradualmente hasta llegar al color negro. Estas les hace tener un sentido del oído muy afinado, facilitándoles su principal labor: la de cazador.

Aunque parece tener una sonrisa dibujada en el rostro, como los perezosos, su mirada intrigante deja ver de manera sencilla que no están sonriendo, por lo que mejor es que no te acerques a uno a no ser que esté domesticado.

Su pelaje es aburrido y solo los hay de un color: canela. Eso sí, todos tendrán sus orejas negras. Este color único en cualquiera de sus especímenes es muy útil a la hora de camuflarse, ya que el caracal vive en tierras áridas y desiertos, por lo que su color canela se funde perfectamente con el tono de la arena de su hábitat.

El caracal: un gran cazador

Fuente: POSITIVR en Pinterest
Fuente: POSITIVR en Pinterest

Siempre hemos dicho que nuestros gatitos de casa tienen un gran instinto cazador debido a sus ancestros. El caracal es uno de los ascendientes de nuestras mascotas felinas. Aunque en ocasiones pueden comer roedores, el alimento favorito del caracal son las aves, animales que tiene una capacidad especial de cazar.

Se dice que en ocasiones podrían cazar hasta 12 aves a la vez. Todo un logro conociendo el instinto de huída que tienen las especies voladoras.

A pesar de no ser uno de los felinos más grandes (se le considera mediano), es capaz de alcanzar una gran velocidad, pues su pequeña cabeza junto con su cuerpo atlético le facilitan la tarea.

¿Se puede domesticar un caracal?

Sí, se puede domesticar un caracal. Aunque hay muchas personas que se asustan al verlo, pues su presencia y su mirada son un tanto intimidantes, cuando son cachorros son unos animales adorables y parecen los gatitos más bellos que hayas visto jamás.

A pesar de su instinto natural, un caracal puede ser domesticado y tenerlo en casa como cualquier otra mascota. Eso sí, el animal que se traiga al hogar deberá provenir de una familia ya domesticada y que haya vivido entre humanos.

A pesar de que al verlos de pequeñitos parecen unos lindos gatitos, como diría Piolín, no nos podemos engañar, son animales salvajes que deben vivir en su hábitat, como cualquier otro.

¿Dónde viven los caracal?

Esto es algo que dificulta el hecho de tener uno, a no ser que vivas en el continente africano. Se pueden encontrar algunos de ellos en el norte de Marruecos, y de ahí hacia la zona de Nigeria o Ghana sin hallar ninguno en el centro del continente. Aun así, se han llegado a ver de nuevo al este en la parte de Túnez y Etiopía, así como en el sur.

No sabemos el porqué de esta gran distancia geográfica que los separa a unos de otros. Quizá sea por su carácter independiente y el no querer pertenecer a una manada los lleva a distanciarse.

No cabe duda de que el caracal es un animal espectacular que merece la pena conocer. ¿Te gustaría uno como mascota?

Te puede gustar