¿Cómo saber si el perro está flaco o gordo?

Decir que un perro está flaco o gordo es algo relativo cuando no se tiene el conocimiento exacto de qué tamaño y qué peso debe tener. Por ello, en este artículo te ayudaremos a saber con certeza si tu perro está flaco o gordo  y qué puedes hacer para remediar cualquiera de las dos situaciones.

Los extremos no son buenos en todos los casos, por lo que sea que un perro esté gordo o flaco, ambas situaciones hay que remediarlas. ¿Cuánto debe pesar tu perro? Aquí te lo contamos.

Flaco o gordo: Cómo saber el peso ideal de tu perro

perros negros

El peso de tu perro dependerá en gran manera de su raza, tamaño, sexo y edad. También puede influir el ambiente en el que vive, pues un canino que habita en el campo es posible que esté mucho más en forma que uno que habita en la ciudad, y no por ello este último deba estar gordo obligatoriamente.

Por tanto, ¿qué debes observar para saber si tu perro está gordo o flaco?

Si camina fatigado

Si a tu perro le cuesta caminar aun cuando no ha hecho algún tipo de ejercicio antes, es posible que le sobren unos kilitos. No obstante, si a simple vista no te lo parece, no lo descartes y acude al veterinario para asegurarte de que tu mascota no está padeciendo una enfermedad que le dificulte respirar.

Grasa visible

Al igual que en las personas, en los perros la grasa se hace visible y en estos se puede notar de manera fácil observando si hay lípidos que se muevan de un lado a otro en su barriga al caminar. Esta será una muestra fehaciente de que tu perro tiene sobrepeso.

Alimentación

Si notas que tu mascota come menos que antes, es posible que esté bajando de peso. En este caso lo más normal es que siempre haya una razón que lo lleve a comer menos, por lo que lo más recomendable es que lo lleves al veterinario.

Sea que lo veas más gordo o más flaco, si el cambio es demasiado drástico es mejor acudir al veterinario. No arriesgues la salud de tu perro.

Sugerencias para solucionar si tu perro está flaco o gordo

Si una vez que has llevado al veterinario a tu mascota, este te dice que todo está normal y que no hay ninguna anomalía, hay varias cosas que puedes hacer para remediar el hecho de que tu perro esté gordo o flaco.

Si está gordo…

  • Su alimentación. Quizá tienes a tu perro desde cachorro y le sigues dando el mismo alimento desde entonces. Esto puede ser un error, pues los canes pequeños necesitan una cantidad mayor de grasas que convierten en energía. Por otro lado, tu perro adulto ya no necesita tant, por lo que debes vigilar el alimento que le estás dando. Has de ver que sea bajo en grasas y alto en proteínas.
  • Ejercicio. El ejercicio que necesita tu perro dependerá de su raza, tamaño y edad. Lo mejor es consultar con el veterinario, pero para empezar no está de más que deis largas caminatas juntos e incluso que lo sueltes en un campo en la playa para que corra un poco.
  • Adiós a las chuches. Si tenías la costumbre de premiar a tu perro con chucherías, olvídalas, al menos hasta que recupere su peso ideal.
  • No cocines con él delante. Cuando estamos cocinando no podemos evitar que algo se nos caiga y nuestra mascota vaya cual aspiradora a recogerlo. Por tanto, mientras cocines, mete a tu perro en otra habitación y así evitarás tentaciones. Sabemos que es difícil resistirse a sus ojos tristes como si fuera un perro hambriento, pero es necesario.

Si está flaco…

cambios de comida

En este caso no consiste en atiborrar al animal de comida ni mucho menos, pues esto podría causarle trastornos. Es mejor consultar con el veterinario y que este le ponga una dieta de alta ingesta calórica y nutrientes que lo ayuden a recuperar su peso sin convertir el alimento en grasas.

Mantén siempre supervisado a tu perro, porque a veces los cambios de peso llevan envuelto algo más que una mala o escasa alimentación. Haz exámenes periódicos a tu mascota para quedarte tranquilo de que todo está bien y para cuidar y mantener sano a tu can.

Categorías: Consejos profesionales Etiquetas:
Te puede gustar