¿Qué es un perro de defensa?

Mariela Ibarra Piedrahita · 12 noviembre, 2015

Durante el tiempo en que los perros han sido domesticados, los seres humanos los han utilizado para proteger su ganado y hogares. Algunas razas son más apegadas a uno de los propietarios, mientras otras razas involucran a toda la familia y protegen a cada miembro como si fuera uno de los suyos. A continuación, os hablamos un poco sobre qué es un perro de defensa.

Para explicar qué es un perro de defensa, lo mejor es empezar aclarando qué no es un perro de defensa.

Un perro de defensa no es un perro que lucha

Un perro guardián no es un perro de pelea. Algunos perros se entrenan para ser agresivos cuando se les da una orden. Estos perros son utilizados, por ejemplo, por la policía o para controlar disturbios. Sin embargo, este es un tipo totalmente diferente de perro que el perro guardián, que la mayoría de las familias requieren.

Mientras que los perros entrenados para ser agresivos en cierto momento están capacitados para luchar o, al menos, defender con agresividad, los perros de defensa se utilizan generalmente como un elemento disuasorio más que un luchador activo.

bullmastiff

Los perros de defensa o guardianes, se utilizan para vigilar la propiedad o a individuos y disuadir a los ladrones o intrusos simplemente por su presencia o con su apariencia imponente. Las razas que hacen buenos perros guardianes son los perros de razas generalmente más grandes, que intimidan en apariencia, tienen un ladrido fuerte y que son naturalmente protectores de su propiedad o de la familia.

Las mejores razas de perros de defensa son aquellos que no atacarán a menos que no les hayan dejado absolutamente ninguna otra opción.

¿Qué no es un perro guardián?

Un perro guardián no puede ser uno que proviene de una raza conocida por ser sociable, amable y abierta a los desconocidos que entran en la casa. Obviamente, hay excepciones, pero no es aconsejable elegir una raza de perro que es conocida por “lamer a las personas hasta la muerte” si lo que estás buscando es un perro con tendencias protectoras.

Ciertamente, cualquier perro que ame a su cuidador va a defenderlo hasta la muerte. Sin embargo, el acto mismo de mirar debe ser intimidante, pues a menudo es suficiente para disuadir a los delincuentes y esto es lo que quiere la mayoría de los dueños de perros de defensa.

A este tipo de intimidación se la conoce como “Disuasión criminal”, y busca que el hogar donde el perro habita no sea vulnerado en primer lugar. Sin embargo, en caso de que un extraño se filtre al hogar el perro defenderá a su familia hasta las últimas consecuencias. Esto significa que una situación potencialmente violenta (agresión al cuidador, amenaza, etc) ha ocurrido.

No se debe tomar a la ligera

perro policia

Muchas personas creen que simplemente conseguir un perro de guardia es una solución a sus problemas de seguridad en casa, y esto no es verdad.

Un perro de guardia no es un sustituto de medidas apropiadas de seguridad dentro del hogar y tampoco remplazará a las autoridades competentes.

Como seres vivos, siempre hay una posibilidad de que un perro guardián sea incapacitado y  deje a un ladrón u otro criminal con la oportunidad para acceder a tu casa. Además, siempre está la posibilidad de que el perro resulte herido o asesinado.

Es común, por ejemplo, que los bandidos envenenen a los perros días antes de cometer algún crimen. Por eso, la seguridad de tu hogar y de tu can depende también de las medidas que tomes para proteger a todos.

Piensa en el futuro y crea un hogar seguro, incluso antes de traer a tu casa un perro guardián, pues a la larga este también será parte de la familia.