Qué es la ansiedad por separación de los amos y cómo solucionarla

Mariela Ibarra Piedrahita · 22 diciembre, 2014

Es común que los niños desarrollen ansiedad cuando son separados de su cuidador primario o del entorno al cual están acostumbrados. Sin embargo ¿Sabías que este tipo de ansiedad también la sufren las mascotas?, sigue leyendo para que te enteres de qué es la ansiedad por separación de los amos y cómo solucionarla

¿Tienes una mascota que nunca puede estar sola? Puede que esté padeciendo un problema de comportamiento denominado ansiedad por separación. La ansiedad por separación se trata de un estado de estrés, miedo, ansiedad y depresión que sufre una mascota al quedarse sólo o al separarse de su dueño.

¿En qué consiste la ansiedad por separación de los amos?

Esta patología afecta considerablemente las actitudes de la mascota, relacionadas todas con el estrés, algunas son:

  1. Pérdida del control de esfínteres
  2. Aullidos o ladridos cuando se queda solo
  3. Conductas destructivas
  4. Ansiedad al detectar la partida del amo

Este problema de conducta se desarrolla debido a un alto nivel de dependencia al dueño y una mascota que carece de confianza. Este tipo de relaciones hace que a las mascotas, en especial en los perros, les resulte insoportable permanecer sin la compañía de sus dueños, por lo que utilizan algunas de las conductas mencionadas anteriormente como una manera de exteriorizar y aliviar la angustia que le genera la separación, así sea por un lapso breve, como por ejemplo el que te toma ir a la tienda y volver.

Causas posibles

ansiedad por separacion 2

No se sabe con certeza qué factores hacen que una mascota desarrolle un apego excesivo hacia su amo, sin embargo parecen incidir elementos como un destete a una edad muy temprana, algunas características genéticas, la raza o traumas relacionados con situaciones de abuso o abandono anteriores.

Parece existir una relación entre la ausencia de un proceso llamado “desapego primario” (que es la etapa en que la madre obliga al cachorro a pasar más tiempo sólo) y el desarrollo de ansiedad por separación de los amos. En general los cachorros que atraviesan por esta etapa, que se da entre la sexta y la octava semana, tienen a desarrollar una personalidad más independiente y tienen más confianza en si mismo que aquellos cachorros que nunca tuvieron el espacio de estar sólos o el dueño no se preparó adecuadamente para recibirlo en casa.

Cómo evitar la ansiedad por separación

ansiedad separacion 3

Una manera de evidenciar que tu perro está empezando a sufrir este trastorno es cuando desarrolla sobre excitación cuando llegas a casa (Te salta encima, se orina). Cuando el perro se emociona demasiado quiere decir que estuvo preocupado porque no estabas, así que lo mejor es ignorarlo hasta que se calme, y una vez calmado si saludarlo. Así le das a entender que ese es el estado mental que debe mantener mientras no estás, que no ha pasado nada y que está bien si se queda sólo un rato.

Debes tener en mente que, como parte de su proceso de educación, el perro debe aprender a pasar tiempo sólo. Sin embargo recuerda que esto es algo que debe hacerse de manera paulatina, no se te ocurra dejarlo solo de buenas a primeras, es mejor si lo dejas por periodos cortos de tiempo y vas aumentando el lapso poco a poco, así evitarás que un tiempo prolongado de soledad le genere un trauma que derive en un problema de conducta como los que te hemos mencionado. De esta manera el perro entenderá que cuando sales, así te tome un poco, vas a volver, sin que esto sea una experiencia absolutamente estresante para tu mascota.

Para tener en cuenta

  • La ansiedad por separación se manifiesta con diferente intensidad dependiendo del perro, al igual variarán las situaciones en las que se presenta. Por ejemplo, algunas mascotas permanecen tranquilas durante la ausencia de su dueño durante la mañana y tarde, pero no soportan quedarse sólo en la noche. Otros desarrollan ansiedad después de pasar largos periodos acompañados, por ejemplo después de las vacaciones. Debes prestar atención a las situaciones que disparan esta conducta y la intensidad con la que tu mascota la padece.
  • Muchas veces las personas confunden la ansiedad por separación con el aburrimiento, si un perro actúa perfectamente normal pero, después de once o doce horas de estar sólo empieza a arañar puertas o a aullar lo más probable es que esté aburrido.
  • Debes prestar atención a esta conducta, pues la mascota puede terminar somatizando la ansiedad y desarrollar diarrea, anorexia o autolesionarse.