¿Por qué los perros pequeños viven más tiempo que los grandes?

Mariela Ibarra Piedrahita · 18 agosto, 2015

Como sabemos todos, el promedio de vida de los perros varía considerablemente teniendo en cuenta la raza del can y el tamaño que tenga. Esto es muy importante, pues ayuda a entender las necesidades que va teniendo un can en la medida en que su organismo envejece. En este artículo profundizaremos en por qué los perros pequeños viven más tiempo que los perros grandes.

Es llamativo para los investigadores y dueños de perros que cuanto más grande sea uno, más corta tiende a ser su expectativa de vida. Existen situaciones, en especial el cuidado y atención que reciba el can a lo largo de su vida, que pueden llegar a prolongarla. Sin embargo, el envejecimiento es más lento en los perros pequeños.

Envejecimiento

El envejecimiento es un proceso que atañe a todos los seres vivos y corresponde al deterioro progresivo de las células que conforman los diferentes órganos, músculos y tejidos debido al paso del tiempo.

En la medida en que los perros envejecen van teniendo necesidades cada vez más específicas en su organismo. Si satisfacemos correctamente esas necesidades el perro podrá llevar una vida sana y feliz la mayor cantidad de tiempo posible.

Algo que debes tener en mente es que, mientras un perro de tamaño gigante será considerado anciano a los seis años, uno grande a los ocho y los medianos a los diez, algunos perros de talla pequeña iniciarán la vejez a partir de los doce o trece años.

Este fenómeno es muy peculiar, pues casi por norma los animales más grandes tienden a ser más longevos que los pequeños, debido a que tienen organismos más sofisticados y eficientes. Esta diferencia es fácil de notar si se comparan mamíferos o aves.

primer perro

Causas posibles

A pesar de que ha sido un fenómeno ampliamente explorado, aún no existe un consenso sobre las razones por las que los perros pequeños viven más tiempo que los grandes. Sin embargo, las hipótesis giran en torno a estos cuatro puntos:

Llevan diferentes estilos de vida

De acuerdo a una de las posturas, el estilo de vida que llevan los perros grandes es mucho más activo y “pesado” que el de los pequeños. En especial, si son usados como perros de trabajo. En términos generales, existe la creencia de que los perros grandes tienden a ser más activos y menos sobreprotegidos por sus cuidadores. Lo anterior implica necesariamente un desgaste en el sistema de los canes, en especial en cuanto a musculatura (incluyendo el corazón), articulaciones y sistema inmunológico.

Sin embargo, esta teoría, a pesar de estar bien sustentada, resulta insuficiente, pues perros como la familia de los terrier se caracterizan por llevar una vida muy activa y sus miembros más pequeños suelen llevar vidas muy largas.

Problemas cardíacos

Otra hipótesis que se evalúa proviene de revisar el tamaño de los perros en relación al tamaño de su corazón. Si bien los perros grandes tienen el corazón más grande que los perros pequeños, es en proporción al tamaño del perro donde radica la diferencia.

Al parecer los perros grandes tienen un corazón mucho más pequeño que los perros pequeños con relación a su cuerpo. Por lo tanto este haría un doble esfuerzo para poder bombear la cantidad adecuada de sangre por todo el cuerpo del animal, lo que llevaría a un deterioro más rápido.

Predisposición a enfermedades graves

La predisposición a enfermedades es otro elemento que termina acortando la vida de los perros. Por ejemplo, los perros de tamaño gigante tienden a sufrir más de problemas en articulaciones y también musculares, que los perros pequeños.

Igualmente, enfermedades como el cáncer son mucho más frecuentes en perros de gran tamaño, en especial el que se padece en los huesos (osteosarcoma).

El problema de la raza

san bernardo

Si tenemos en cuenta los ancestros de los perros, los lobos, estos tienen el tamaño y peso de un perro grande, y en el caso de algunas sub-especies, las de un perro gigante. Sin embargo, los lobos pueden llegar a vivir de promedio 15 años. Los perros del mismo tamaño y peso difícilmente alcanzan esas edades, lo que ha llevado a sugerir que existe un tamaño ideal en los perros.

Con tamaño ideal nos referimos a una talla que le permita al can tener un cuerpo y un peso apropiados para que sus sistemas funcionen de la manera más idonea y puedan conservarse mejor para la vejez.

El problema con esto radica en que los perros, y en especial las razas, han sido creados por el hombre siguiendo patrones que normalmente son estéticos. Esto hace que se privilegien algunos rasgos que pueden ir en contravía con la calidad de vida de los perros y afectar su longevidad, como es el caso de los perros chatos.

Por lo tanto, el tamaño ideal para los perros sería el pequeño, o mediano, que también tienen un promedio de vida alto, pues son los que mejor se conservan. Aunque se excluye de esta norma a los perros miniatura, quienes tienen un promedio de vida muy inferior.