¿Por qué al perro se le cae el pelo?

Paco María García 19 mayo, 2016

Entre las causas por las que se cae el pelo del perro está la alimentación deficiente, algunas alergias, el estrés, e incluso, algunos cambios hormonales. Por este motivo, lo importante para el tratamiento de la caída de cabello del can es conocer las causas que la provocan, de manera que se controle el problema cuanto antes.

Son varios los consejos que hay que tener en cuenta para ayudar a evitar la caída del pelaje. Entre ellos hay que recordar que nuestra mascota va a cambiar el pelo dos veces al año. Es básico aportarle una alimentación y una dieta equilibradas, así como usar productos específicos para la higiene.

Causas por las que se cae el pelo del perro

perro y cepillo del pelo

Las causas que originan la caída del pelo en nuestro amigo pueden ser muy diversas. Entre ellas que se encuentran enfermedades como sarna o diabetes, así como una alimentación no equilibrada, que no se adapte a las necesidades nutricionales del animal. También las alergias en la piel pueden provocar la caída del cabello.

En los casos en que la caída del pelo sucede por estrés o por ansiedad, el problema es complicado de tratar. En determinados supuestos no hay solución y el cabello no se puede recuperar. También es posible que sea el propio animal el que se provoque la caída al rascarse de una forma compulsiva, sea por sarna, alergias, picores, etc.

El clima y las estaciones también son una causa de la caída del pelo. Un perro que pierde más cantidad de pelaje de lo normal para su raza puede tener problemas de salud y es necesario que sea el profesional veterinario quien investigue la causa. El propietario del animal no podrá conseguir que deje de brotar pelo del animal, pero con unos cuidados adecuados podremos reducir la cantidad que se pierde.

En algunas razas de pequeño tamaño, ciertas vacunas pueden originar una infección en la zona de la inyección, con la consecuencia de la caída del pelo. En las diferentes razas, el bulldog y el bóxer tienen una mayor propensión, por su piel sensible, a padecer irritaciones y dermatitis.

Tratamientos si se cae el pelo de tu perro

El tratamiento contra la caída del pelo del perro variará en función de la causa que lo ha originado. Si procede de una alimentación insuficiente, lo mejor es imponer una dieta adecuada para ir fortaleciendo el cabello del animal. Si existe alguna causa de nerviosismo en nuestro amigo, la localizaremos y la eliminaremos.

También está el caso de la denominada “alopecia lateral”, que se produce a partir del lamido compulsivo del perro en alguna parte de su cuerpo, como es el caso de una pata. Estos lamidos pueden tener su origen en nervios, ansiedad, estrés, o simplemente en la soledad.

Cepillar el pelaje de nuestra mascota también va a eliminar el exceso de pelo suelto, así como redistribuir los aceites de la piel del perro, favoreciendo un flujo de la grasa correcto.

La alimentación ideal si se cae el pelo del can

persona da de comer a perro

Es interesante el aporte de aceite de oliva o aceite de linaza a la dieta de nuestro perro. La dosis correcta sería de 5 ml por cada 5 kg de peso corporal del animal. Hay que tener en cuenta que estos aceites son positivos, porque contienen ácidos grasos omega 3 que ayudan a calmar la piel inflamada, disminuyen la caspa y mejoran la textura del pelaje.

Algunas frutas, como es el caso de los plátanos, pepinos y también las carnes magras cocidas (sin utilizar los huesos) son alimentos ricos en humedad que ayudan a que tu perro se mantenga hidratado. También contienen nutrientes saludables que aportan a que el pelaje de nuestra mascota se mantenga liso y brillante, además de reducir la caída del pelo.

Algo tan simple como el agua abundante también ayuda. Nuestro amigo debe tener siempre disponible agua limpia y fresca. La deshidratación puede provocar piel seca, lo cual puede causar la caída excesiva de pelo e incluso enfermedades.

Los perros que tienen una sensibilidad especial a los alimentos son más propensos a la caída de pelo relacionada con la dieta. Lo mejor es probar con productos diferentes hasta encontrar el adecuado. La consulta al profesional es imprescindible.

Los suplementos vitamínicos pueden ser útiles, pero también originar problemas de salud en exceso. Debe ser el veterinario quien lo recomiende en la dosis adecuada.

Te puede gustar