Perros paralíticos logran andar gracias a las células de sus hocicos

Paco María García 11 julio, 2016

Todos conocemos las facultades de los canes a través de su hocico, capaz de captar mil veces más olores que la nariz humana. Pero hay muchos más beneficios: sus células sirven para revertir la parálisis. Por increíble que parezca, puede lograrse que los perros paralíticos vuelvan a andar.

Pruebas realizadas en perros paralíticos y conclusiones

Un estudio reciente realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, ha llevado la investigación con un total de 34 perros paralíticos. La consecuencia de este estudio ha sido que los tejidos del hocico del can actúan como células madre capaces de revertir la parálisis.

carritos para perros

En el desarrollo del estudio, un trozo de tejido del hocico fue extraído de los canes y cultivado en el laboratorio, donde los expertos consiguieron hacer crecer y multiplicar las células del hocico del perro en las condiciones ambientales adecuadas.

En una segunda fase, las células crecieron pero también se dividieron para crear otras células, actuando como si fueran células madre. En el momento en que la cantidad de tejido fue suficiente, lo inyectaron en las partes dañadas de la médula espinal del can.

De esta forma, los perros paralíticos, con el tiempo, volvieron a andar sin necesidad de utilizar las sillas de ruedas caninas que hasta entonces sostenían sus patas traseras. Pasado un mes tras el estudio, la mayoría de los canes que recibieron el trasplante lograron una apreciable mejoría que les permitía volver a usar las patas traseras y coordinar sus movimientos con el de las delanteras en una cinta de caminar.

Hay que añadir que ninguno de los canes consiguió recuperar totalmente la movilidad de sus articulaciones, es decir, la que tenía antes de sufrir la lesión.

Uno de los especialistas del estudio, Robin Franklin, ha declarado: “Confiamos en que la técnica permita restablecer al menos parte de los movimientos en pacientes con daño en la médula espinal, aunque aún queda mucho camino por recorrer antes de decir que esto permitiría recuperar totalmente las funciones perdidas”.

Perros paralíticos

La parálisis en nuestras mascotas puede deberse a muchos factores, aparecer de repente o desarrollarse gradualmente, afectar a su aparato locomotor, a las extremidades o a la cara. Por ello, es fundamental identificar las causas que la han provocado.

Causas de la parálisis en perros

  • Enfermedades infecciosas. Algunas patologías como el moquillo y la rabia pueden tener el efecto de la parálisis en los perros.
  • Enfermedades congénitas. Una de las causas más comunes de la parálisis es la llamada enfermedad degenerativa que provoca la descomposición y desunión de la membrana que rodea a la médula espinal.
  • Tumores malignos. En estos casos, la parálisis va a afectar a cualquier parte del cuerpo, en función de la zona donde se localice el tumor. Si está en el sistema nervioso central, los efectos pueden producirse en las dos partes de la cara o el cuerpo. Los tumores llamados espinales afectan normalmente a las extremidades, ocasionando un efecto paralizante.
  • Lesiones en la médula espinal o el cuello. Estas lesiones se producen por accidentes o movimientos bruscos, ocasionando daños de carácter permanente, bien sea en los miembros delanteros o posteriores, lado izquierdo o derecho del cuerpo.
  • Traumas debidos a accidentes. Nuestra mascota puede sufrir traumas derivados de accidentes y por ello tener una parálisis a causa del shock. Si no se ha producido una lesión importante, la parálisis será temporal.
  • El envenenamiento también puede ocasionar la parálisis.
  • Picaduras de garrapatas y otros parásitos. Este tipo de picaduras a causa de la saliva de estos parásitos, deja toxinas en el perro, generando parálisis.

Tratamiento contra la parálisis

Autor: myri_bonnie
Autor: myri_bonnie

El tratamiento que se imponga estará en función de la causa que ha originado la parálisis y también de la intensidad de la enfermedad. Si la parálisis se ha producido por una hernia discal, por ejemplo, el tratamiento será con medicamentos, cirugía o terapia. Los tumores u obstrucciones del flujo sanguíneo suelen ser operados quirúrgicamente, dependiendo de su ubicación.

Un tratamiento que se está utilizando cada vez más es la hidroterapia, sobre todo en perros con problemas de locomoción, para los que no apoyan bien las patas y los que se encuentren en la fase post operatoria; también para los que son nerviosos, con sobrepeso e hiperactivos, ya que los relaja. Este tratamiento ejercita los músculos inactivos a través de la presión que el agua ejerce sobre el cuerpo del animal.

Te puede gustar