Qué hago si mi perro vomita a menudo

Que un can vomite de vez en cuando y sin presentar ninguna señal de estar padeciendo una dolencia no es algo que debe preocuparte porque seguramente el tema se puede corregir con algunas modificaciones en su dieta. Las cosas cambian si tu perro vomita a menudo. En este caso debes recurrir cuanto antes al veterinario para encontrar la causa y que te indique el tratamiento adecuado para revertir esta situación.

Cómo proceder si tu perro vomita a menudo

Partamos de la base de que el vómito es una señal de que algo no está funcionando del todo bien en el organismo de tu amigo de cuatro patas. Si bien un perro suele vomitar porque come demasiado o lo hace muy rápido, por ejemplo, también los motivos pueden estar en alguna patología grave.

perro acostado

Por eso es importante determinar qué está provocando que tu perro vomite a menudo. De esta manera podrás ayudarlo a superar o mejorar la situación.

Recoger una muestra del vómito de tu mascota para que la analice el veterinario seguramente ayudará a dilucidar más rápido el tema y dar con el tratamiento adecuado.

Si tu perro vomita a menudo es necesario que consultes al veterinario para que determine las causas -algunas de ellas de gravedad- e indique un tratamiento adecuado.

Cuida que tu peludo no se deshidrate si vomita frecuentemente

Frente a un perro que vomita a menudo, independientemente de la causa, es fundamental la hidratación. Los vómitos frecuentes provocan deshidratación en el animal.

Por tal motivo, tu peludo debe tener siempre abundante agua fresca a su disposición. Sin embargo, no debes forzarlo a beberla. Deja que lo haga por si mismo.

Y si bien el veterinario puede indicarte alguna medicación determinada para evitar los vómitos de tu perro, es imprescindible que, de ser necesario, se actúe sobre la patología que los está ocasionando.

De todas formas, puedes llevar adelante una serie de indicaciones que contribuirán a evitar que tu can vomite, siempre que no sea por causas que deban tratarse específicamente.

Qué puedes hacer para evitar que tu mascota vomite

Entre las medidas que puedes tomar si tu perro vomita a menudo, podemos señalar:

  • No realizar modificaciones drásticas en su dieta. Por ejemplo, no cambies de marca o variedad de pienso de un día para otro. Ve gradualmente, para que su cuerpo vaya asimilando la nueva alimentación.
  • Desparasitarlo en tiempo y forma, tanto interna como externamente.
  • Impedir que se de atracones. No alteres su dieta habitual con comidas extras o excesivas golosinas. Y no cedas a sus insistentes y enternecedores reclamos, se trate de pienso o de lo que tu estés ingiriendo.
  • Controlar que no coma desperdicios del cesto de basura o de la calle.
  • Asegurarse de que no tenga acceso a sustancias tóxicas -tanto dentro como fuera de la casa- que puedan envenenarlo.

Patologías que pueden provocar el vómito en tu perro

Si observas que tu perro busca comer hierba, es una clara señal de que está intentando vomitar para aliviar alguna molestia digestiva. Si el animalito insiste con esta cuestión, llévalo al veterinario para averiguar qué le está pasando. Puede que esté sufriendo alguna alergia alimentaria que lo tiene a mal traer. En este caso, hay que averiguar qué la está provocando.

Sin embargo, hay más motivos, algunos de gravedad, que pueden estar provocando que tu amigo de cuatro patas vomite y que además lo haga con frecuencia. Entre ellos:

  • Virus ( parvovirus, moquillo, coronavirus)
  • Tumores (hígado, riñones, sistema digestivo)
  • Ulcera estomacal

Señales de alarma ante el vómito persistente de tu mascota

perro enfermo

De todas formas, en ningún caso te quedes con la duda. Recurre a la ayuda de un profesional para determinar qué está provocando el vómito persistente en tu perro. Ten presente que la consulta requiere urgencia cuando el animal:

  • Se ve débil.
  • Se muestra inapetente.
  • No quiere beber agua.
  • Presenta distensión abdominal.
  • Hay sangre en su vómito.
  • Tiene fiebre.

Ante estas situaciones, no dudes ni un instante y actúa con responsabilidad. Tu peludo sabrá agradecértelo.

 

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar