Tener perro de pequeños nos ayuda a bajar la ansiedad

Francisco María García · 18 enero, 2016

Todos los expertos coinciden: tener perro es ideal para la salud: nos llenamos con ellas de pensamientos positivos, nos sentimos bien con nosotros mismos y nos ayudan a combatir la ansiedad y el estrés. Está científicamente demostrado.

Acariciar a nuestra mascota nos relaja, alivia nuestras tensiones diarias, y nos genera pensamientos optimistas y positivos. Con ello aliviamos la necesidad de recurrir a otro tipo de sustancias, como el tabaco, la comida basura o el alcohol, para aliviar nuestro estrés.

El placer de ser recibido por nuestro perro

saludo perro

 

Entre las cosas más reconfortantes de cada día está el llegar del trabajo y encontrar a nuestra mascota saltando de alegría y con unos movimientos de su cola que parece que se va a desprender de un momento a otro. Tener perro aumenta nuestra autoestima, y nos hace sentirnos queridos y acompañados.

Beneficios de tener perro en los más pequeños de la casa

En el caso de los bebés, se ha demostrado que aquellos que conviven con perros tienen menos problemas respiratorios y padecen de menos infecciones en los oídos. Por extraño que parezca, la convivencia con un perro ayuda a fortalecer el sistema inmunológico de los pequeños de la casa.

Las sustancias afectadas se llaman serotonina y dopamina, y tienen influencia en que nos sintamos relajados y disminuya el riesgo de ansiedad. La vulnerabilidad ante las alergias también se ve afectada. Los bebés que conviven con perros desarrollan alergias únicamente en el 20% de los casos.

Los perros son utilizados en terapias asistidas para niños con trastornos de desarrollo, para potenciar su capacidad de querer y ser querido, reducir la ansiedad y mejorar la sociabilidad. Ello es posible, entre otras cosas, porque los perros siguen las señales de comunicación humana. Tener una mascota puede estimular incluso la capacidad de comunicación y la conversación.

Los beneficios para los niños son muy elevados. Entre las capacidades de nuestras mascotas caninas está el aprender y estructurar conductas humanas, localizando estados mentales y actuando en función de la información que obtienen. Si el niño está enfermo, deprimido, es introvertido o tiene problemas de comunicación, el perro se dará cuenta de ello, sólo con observar, y después actuará en consecuencia.

Aún hay más ventajas en que un niño tenga a un perro cerca de él: su mascota lo enseñará a tomar conciencia sobre sus responsabilidades, a comportarse debidamente, matices de educación, así como a fomentar la amistad y la comunicación con su entorno y quienes le rodean.

Higiene para convivir

Para esta convivencia es muy importante que los perros estén vacunados y los niños también. En ambos casos, pueden transmitirse bacterias y virus. La higiene y los cuidados sanitarios para un animal que vamos a tener en casa debe ser la máxima. Y si hay bebés en el entorno en el que vivirá el animal, mucho más.

La mejor raza y el mejor tamaño para convivir

perro y niño

También la raza elegida de perro y el tamaño del animal son factores a considerar para buscar un compañero de juegos para el bebé. En lo referido al tamaño, no siempre es sencillo acertar, porque no es directamente proporcional el tamaño con la efectividad.

Uno de los perros en que primero se piensa para que acompañe al bebé es el Yorkshire Terrier, por su facilidad de cuidar y su carácter alegre. Pero es un error pensar que es la mejor elección para que esté siempre con el niño pequeño. Esta raza tiene mucho sentido del protagonismo y quieren tener la sensación de ser la figura principal del juego. No van a tolerar bien que un niño pequeño los “robe” ese protagonismo.

¿Qué razas son las más adecuadas? El labrador es uno de los ideales. Su nobleza característica, su sentido de la responsabilidad, su tolerancia a jugar con los pequeños e incluso a “soportar” las travesuras de los niños, hace que sea el compañero ideal de los pequeños de la casa. Además, es un animal que encaja mal la soledad, con lo cual, el beneficio será mutuo.

Te hemos mostrado cómo tener perro nos ayuda a todos, grandes y pequeños, a estar más felices y combatir problemas y enfermedades. ¡Anímate a adoptar un perrito!