¿Por qué mi perro me sigue al baño?

Que tu perro te siga al baño puede parecer halagüeño las primeras veces, pero se convierte en un problema si se mantiene a lo largo del tiempo. Descubre a qué se debe esta conducta.
¿Por qué mi perro me sigue al baño?
Samuel Sanchez

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez.

Última actualización: 06 julio, 2021

¿Alguna vez te has preguntado por qué tu perro te sigue al baño? Si es así, sigue leyendo. Los cánidos son animales con conductas gregarias a veces difíciles de explicar, mucho más si están en un entorno doméstico sin otros perros. Por mucho que se hayan habituado a la vida en un entorno cerrado, su impronta genética les sigue dictaminando ciertos comportamientos aparentemente sin fundamentos.

De todas formas, existen muchas preconcepciones erróneas en lo que a la conducta jerárquica de esta especie se refiere. El lobo (Canis lupus) y el perro doméstico (Canis lupus familiaris o Canis familiaris) tienen una clara organización y esto explica su forma de actuar, pero no en su totalidad ni como se suele creer. Si quieres saber más sobre el tema, estás en el sitio indicado.

¿Por qué mi perro me sigue al baño?

Las primeras veces, que tu perro te siga al baño puede parecer un comportamiento adorable. Al fin y al cabo, el animal está intentando demostrarte que busca estar a tu lado, algo que todo tutor quiere sentir cuando tiene una mascota. Percibir que el amor y el aprecio es correspondido es una de las sensaciones más bellas que se pueden sentir al tener un can en casa.

De todas formas, a la larga esto puede convertirse en un problema. Si tu perro te sigue a todas partes y no te deja comer, descansar o tener intimidad en lo que a higiene se refiere, es posible que te sientas agobiado y te replantees qué estás haciendo mal. Los cánidos que no se separan de sus tutores se conocen como perros velcro y su condición puede tener diversos orígenes.

El hecho de que tu mascota no se separe de ti puede ser algo relativamente normal o convertirse en un cuadro patológico emocional. A continuación, te mostramos algunas causas por las que tu perro puede seguirte al baño.

Un perro cerca de productos del baño.

La impronta genética en el comportamiento canino

Si tu perro te sigue al baño de forma esporádica, lo más lógico es atribuirlo a la conducta de manada o pack mentality. Tal y como indica la National Wildlife Generation, los lobos —sus antepasados directos— se organizan en grupos de 15 a 30 individuos y están en constante comunicación y socialización. Como animales gregarios que son, los cánidos buscan compañía de forma casi continua.

Los entrenamientos basados en las dinámicas de jerarquía dan por hecho que los canes están en una constante “batalla” para establecerse como dominantes en la familia. Si damos por hecho que ese es el comportamiento de los perros, sería fácil pensar que la mascota te está “controlando” o que está intentando quedar por delante de ti al seguirte al inodoro.

Nada más lejos de la realidad. Según el portal VCA Hospitals, la supuesta dominancia canina no está fundamentada en bases científicas, pues ni siquiera los lobos tratan de someter a los miembros de su manada con conductas desafiantes o agresivas. Su rol es más paternal que de liderazgo, conceptos que se han confundido mucho a lo largo del tiempo.

Entonces, ¿por qué te sigue tu perro al baño? La respuesta principal es sencilla: porque quiere asegurarse de que estás bien. Debido a su mentalidad de manada, te acompaña para que llegues seguro a tu destino, no para mostrar dominancia o controlar tus acciones.

A día de hoy, los entrenamientos basados en la negación de jerarquía se consideran fallidos, y hasta cierto punto, crueles. Los perros no buscan dominar al resto de miembros de la familia.

Refuerzo positivo

A veces, es el propio tutor el que inconscientemente fomenta ciertas conductas en el animal. Por ejemplo, si tu perro te sigue y le das cariño o comida cada vez que lo hace, asociará el acto con algo positivo y será proclive a repetirlo. Este mecanismo es un condicionamiento o refuerzo positivo

Con base en esta premisa, un perro puede asociar la visita al baño con algo positivo y acompañarte en el proceso para recibir su recompensa. En estos escenarios, suele bastar con no retroalimentar la conducta si se desea que pare. En caso de que esto no funcione, se requiere ayuda de un educador canino.

Curiosidad

Los perros poseen 300 millones de receptores olfativos en sus aparatos nasales, en comparación con los 6 millones de los humanos. Esto quiere decir que son capaces de oler 40 veces mejor que nosotros, pero sus capacidades cognitivas no se quedan aquí. Los cánidos alcanzan a escuchar sonidos hasta a 65 kHz de frecuencia, imperceptibles para el Homo sapiens.

Además de recordar una serie de datos curiosos acerca de los perros, queremos recalcar que estos animales no perciben el mundo como nosotros. Lo que para un humano es un alivio en el inodoro, para un cánido puede convertirse en un abanico de olores y percepciones —por desagradable que suene—. Por tanto, puede que el motivo de la atracción sea la estimulación sensorial.

La visita al baño y la ansiedad por separación

El término “ansiedad por separación” es uno de los más temidos por tutores experimentados en el cuidado de cachorros. Si tu perro te sigue al baño puede ser normal, pero si no se despega de ti y muestra síntomas evidentes de dependencia, es probable que esté desarrollando un problema emocional.

Con el fin de separar lo patológico de lo rutinario, te presentamos algunos síntomas de ansiedad por separación en canes:

  • Ansiedad extrema cuando el tutor va a salir de casa. Este sentimiento se canaliza en forma de destrucción del mobiliario, lloros, micción y defecación incontrolables y hasta autolesión.
  • Necesidad de contacto físico con el tutor. Los perros más dependientes buscan caricias y reafirmación de forma constante.
  • Seguir al tutor en todo momento. Ya sea al baño o cualquier otra habitación, el hecho de que el perro siga continuamente a su tutor puede ser un signo de ansiedad por separación.
Un perro con diarrea en el váter.

En resumen, si tu perro te sigue al baño lo más probable es que sea por su mentalidad de manada. De todas formas, si esta conducta se acompaña de otros comportamientos problemáticos, puede tratarse de un cuadro de ansiedad por separación. Ante cualquier duda, pon a tu mascota en manos de un profesional.

Te podría interesar...
Primer baño del cachorro: ¿cuándo y cómo hacerlo?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Primer baño del cachorro: ¿cuándo y cómo hacerlo?

Conoce aquí cómo y cuándo realizar el primer baño del cachorro, muy importante para evitar experiencias traumáticas y enfermedades.




Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.