Por qué el perro come hierba

Alba Muñiz · 5 noviembre, 2015

¿Tu perro come hierba cada vez que se le presenta la oportunidad? No te inquietes. Confía en su instinto.

Es una actitud heredada de su ancestro, el lobo. Que los humanos aún no hayan podido ponerse de acuerdo sobre los motivos por los que los canes ingieren pasto, no es razón suficiente para impedirle a nuestro peludo que la emprenda con el césped.

El perro come hierba desde sus orígenes

perro come hierba

Mientras no se trate de una acción compulsiva que pueda estar indicando algún trastorno de conducta, o que la ingesta de hierbas le provoque vómitos a diario, que los perros coman hierba debería ser considerado un hecho normal.

Quizá hasta lo hagan solo porque les gusta, aunque en el cerebro de algunos humanos no quepa esta posibilidad poco atribuible a seres carnívoros.

Pero allí están los lobos y otros depredadores que en estado salvaje comen también hierbas. Entonces, si es un hábito que los canes tienen incorporado en su memoria genética desde hace siglos, ¿por qué impedírselo?

El perro come hierba desde siempre, al igual que lo hace su ancestro el lobo. Es un hábito natural que, dentro de parámetros normales, no debe ser reprimido.

Comer hierba para vomitar

En algunas ocasiones habrás observado que tu perro come hierba y luego vomita.

En estos casos, la ingesta del pasto puede deberse a que está buscando provocar el vómito para expulsar alguna sustancia o elemento –un trozo de pelota, una piedra, restos de basura- que le están causando un malestar digestivo.

Es que el césped actúa como un irritante de la pared de su estómago, aumentando la secreción de ácidos y provocando finalmente el vómito.

Eso sí, si la acción de comer pasto y vomitar –o tener arcadas- se prolonga por varios días, concurre al veterinario porque el animal no está pudiendo solucionar por su cuenta el problema que lo aqueja.

Las hierbas como parte de la dieta perruna

Si bien las hierbas que consume tu peludo pueden contribuir a que agregue a su dieta algunos nutrientes y minerales, y también fibra, esto no se traduce en que tu perro las consuma porque recibe una dieta desequilibrada.

Aunque no deberíamos descartar que, de forma instintiva, el animal esté incorporando sustancias necesarias para su organismo que el ser humano todavía no ha detectado que deben formar parte de su alimentación habitual.

Recuerda: la naturaleza es sabia. Los humanos no siempre lo somos.

Cuidado con las plantas tóxicas

Igualmente, controla que tu amigo de cuatro patas no consuma plantas que son tóxicas para los canes, como la del tomate, incluidos los frutos verdes. Si lo hace, debe ser atendido con premura por un veterinario.

 Ten en cuenta que los principales síntomas de intoxicación en los canes por comer plantas de tomate son:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Temblores
  • Convulsiones
  • Dolor estomacal
  • Problemas respiratorios
  • Dilatación de las pupilas
  • Arritmias cardíacas

Ojo con los fertilizantes y otros químicos

También debes tomar ciertas precauciones para evitar que tu perro se intoxique con:

  • Fertilizantes
  • Pesticidas
  • Insecticidas
  • Otros químicos

Ten en cuenta que si bien tienes el control sobre tu jardín o campo, no puedes estar seguro de las sustancias que se utilizaron en otros lugares públicos o privados.

Una vez más: si tu perro presenta algún tipo de malestar persistente después de ingerir pasto, llévalo de forma urgente al veterinario.

Cuándo preocuparse por la ingesta de hierba

perro en la hierba

En el caso de que tu peludo se dedique a comer pasto de forma compulsiva, ten presente que puede estar presentando algún trastorno de comportamiento.

Recurre una vez más al veterinario de confianza y explícale la situación. Quizá tu amigo de cuatro patas se encuentre estresado o ansioso e ingerir hierbas de manera obsesiva es una de las  formas para paliar su malestar.

No descartes tampoco temas relacionados con la dieta que recibe, que a lo mejor debe ser revisada por un profesional para adecuarla a sus necesidades nutricionales.

Déjalo ser

Entonces, no te preocupes si tu perro come hierba dentro de los parámetros normales.

No le reprimas ni le castigues. Es algo que estos animales hacen desde siempre.