Pasos a seguir antes de someter a nuestra mascota a una operación

Mariela Ibarra Piedrahita · 4 febrero, 2015

¿Tu perro va a tener una cirugía? En caso de que desconozcas las atenciones preoperatorias que necesita, te comentamos algunos pasos a seguir antes de someter a nuestra mascota a una operación.

Los motivos por los cuales una mascota puede necesitar cirugía son muy variables. Pueden ser para solucionar alguna enfermedad (Por ejemplo en caso de que padezca una artrosis grave o tumores), para atenderlo como parte de una urgencia veterinaria (Fracturas, accidentes, etc) o como una medida de control de población (Castración).

Sea por el motivo que sea, una cirugía requiere que el cuerpo de tu mascota esté preparado para soportarla, por lo tanto deberá hacerse un chequeo previo a la intervención para poder determinar el camino a seguir, en especial frente al delicado proceso de anestesia.

En qué consiste el examen

operacion mascota 2

La revisión preoperatoria es un examen físico que busca determinar la condición de salud exacta de la mascota, así como definir un perfil analítico preanestésico de acuerdo a la talla, características, peso y clase de animal. Los factores que se revisan en esta clase de exámenes son:

  • 1.- Estado de las mucosas
  • 2.- Temperatura (La fiebre puede indicar la presencia de alguna clase de infección o enfermedad que esté sufriendo el animal y afecta ciertas decisiones que se toman al momento de hacer la cirugía).
  • 3.- Peso. Una mascota que pesa menos de lo que debería, o padece de obesidad puede representar un factor de riesgo al momento de hacer una cirugía.
  • 4.- Estado de la hidratación. Esto se hace con el fin de saber la cantidad de suero que deberán administrarle para garantizar su recuperación.
  • 5.- Análisis de sangre y de orina, en especial para hacer una evaluación del proceso de anestesia que será más compatible con tu mascota. En este se tienen en cuenta problemas como las disfuncionalidades arteriales, malfuncionamientos renales, males hepáticos, respiratorios y problemas de coagulación, pues este tipo de situaciones tienden a agravar las cirugías.
  • 6.- Chequeo de corazón y pulmón. Estos se hacen por medio de un electrocardiograma y una evaluación del tórax, que permitirá ver el estado exacto del corazón de tu mascota, así como verificar que sus vías respiratorias y pulmones funcionen de la manera apropiada.

Este tipo de análisis se hacen con el fin de poder tomar mejores decisiones durante la cirugía siguiendo el metabolismo y las características de tu mascota, también permiten detectar enfermedades que podamos desconocer y darles un tratamiento oportuno.

Se puede llegar incluso a posponer la cirugía con el fin de darle solución a los males que hayan sido detectados en los exámenes preoperatorios, pues de esta manera se reduce el riesgo de sufrir cualquier tipo de complicación durante la misma.

¿En qué momento deben realizarse los exámenes?

operacion mascota 3

Esto dependerá de la urgencia con que el animal necesite el procedimiento. Por ejemplo, en caso de que sea una emergencia y que la vida o integridad de la mascota esté en grave riesgo, se procede a hacer el examen en el momento en que se decide qué procedimiento se va a seguir, previo a entrar al quirófano.

En caso de que la cirugía se programe para unos días más adelante, el examen deberá hacerse durante los días previos. Puede realizarle los exámenes preoperatorios el día que le programen la cirugía al animal, sin embargo, debe tener presente que estos deben hacerse cuando la mascota se encuentre en ayunas, pues el contenido nutricional de los alimentos afecta el resultado de los exámenes de sangre y orina.

El estado del animal también determinará si necesita hacerse algunos exámenes extra, pues no representa el mismo riesgo realizar una intervención invasiva en una mascota con alguna enfermedad, que en uno que se encuentre sano pero que necesite atención en una fractura. A los gatos en general se les hacen también exámenes de Leucemia y de Inmunodeficiencia debido a la predisposición de la especie y el riesgo de contagio que tienen.

No olvides llevar el resultado de los exámenes el día de la cirugía, esto le dará un panorama completo del estado de salud de tu mascota al veterinario, además de facilitarle el trabajo y permitir que se concentre exclusivamente en la intervención, habiendo descartado algunos de los factores de riesgo.