No compres, adopta. Razones por las que hacerlo

Virginia Duque Mirón · 9 enero, 2016

Cuando hablamos de seres vivos, la palabra “comprar” nos suena extraña, y es que lo que es capaz de darnos y transmitirnos un animal, no se puede comprar ni hay dinero en el mundo para pagarlo.

Es cierto que desgraciadamente, adquirir un perro de raza debe ser, por norma general, a través de una tienda, pero existen perros preciosos que podemos adoptar y darles el hogar lleno de amor que necesitan. Así que: No compres, adopta.

Veamos entonces las razones lógicas por las que no debemos comprar y por las que sí debemos adoptar. Y es que nuestro consejo de “No compres, adopta”, tiene una base sólida y si no, mira nuestro artículo y juzga por ti mismo.

No compres, adopta. ¿Por qué no comprar?

perro triste

Hay cosas que no se pueden obtener con dinero. Y esa es una razón importante, pero hay muchas más que son de suma importancia. Y es que el trato que reciben los animales que se venden en tiendas no es para nada el trato que se merecen nuestros grandes amigos los perros.

Trato cruel

Los perros que luego adquirimos en las tiendas son “hechos” en criaderos de perros. El primer trato cruel es hacia las perras o las madres de los cachorros que luego la gente compra. Y es que su única meta en la vida es parir a cuantos más mejor. Más cachorros, más dinero, por lo que los responsables de los criaderos las hacen quedar encinta una y otra vez y cuando ya no pueden tener más cachorros, o los que salen son deformes, las sacrifican.

Pero esto no es todo, los cachorros que nacen sin “calidad” para ellos, son sacrificados o abandonados, mientras que los de mejor apariencia, son llevados en largos viajes en caminones con condiciones insalubres. De hecho, en muchísimas ocasiones mueren más de la mitad de los cachorros en el trayecto. ¿Te imaginas eso?

Debido a este trato, los cachorros que se compran suelen tener problemas psicológicos debido a los traumas vividos y por tanto, un mal comportamiento. Por eso, reiteramos nuestro consejo: No compres, adopta.

No compres, adopta. ¿Por qué adoptar?

Cada vez más, hay más perros abandonados por sus dueños, o incluso por criaderos o los que se escapan de perreras. Normalmente, son animales que han sido “desechados” porque ya no son cachorros, o que han sido maltratados y se han visto en la necesidad de huír.

Recuerdo una ocasión en que iba por la carretera y al salir un coche de una gasolinera, de la nada salió un precioso perrito negro y blanco persiguiendo el coche. Como lo oyes, el mito de abandonar “lo que no nos sirve” en las gasolineras es cierto. Un chico de la gasolinera se lo llevó a casa.

Lo que tendrás a cambio

hombre acariciando perro

Lo que te quiero decir con esto es que como este, hay muchos perros que necesitan un hogar de remanso y paz. Necesitan ser amados y lo que es más, alimentar su necesidad innata de amar. Porque un perro te dará mucho más de lo que tú puedes darle. Sus sentimientos son puros, sin maldad y te dará un amor y cariño sin igual.

Piensa que al adoptar uno de estos perros, le enseñas una lección al mundo: para ser un perro bonito no se necesita ser de raza. Y la otra lección: ayudar a un animal desamparado es una muestra de bondad y altruísmo.

Los animales responden con amor al amor, por lo que cuando adoptes uno de estos animales que tanto han sufrido y lo trates como lo que se merece, como al nuevo rey de la casa, no habrá nada que tu perro no haga para colmarte de amor y atenciones en señal de agradecimiento por todo tu amor.

Y además tendrás algo más a cambio: ganarás un amigo leal y amoroso de por vida, y la satisfacción de saber que pusiste tu granito de arena para hacer de este mundo un lugar mejor. No compres, adopta.