Nacen los primeros perros por fecundación in vitro

Virginia Duque Mirón · 9 febrero, 2016

La fecundación in vitro fue uno de los mayores logros humanos de la historia, sin lugar a dudas. Han sido muchas las familias que han podido cumplir su sueño de ser padres gracias a este método. Pero, ¿sabías que también se ha puesto en práctica con animales? Más particularmente con perros. No te vayas, vamos a contártelo.

Al leer el título de esta noticia, hay varios interrogantes: ¿dónde?,  ¿cómo? y ¿por qué? Contestemos una por una para que veáis que el mundo animal es cada día más propenso a las técnicas de uso en humanos.

¿Dónde nacen los primeros perros por fecundación in vitro?

beagle

Fue en la Univeridad de Nueva York en Cornell. Un grupo de investigadores de esta institución han sido los primeros de la historia humana en conseguir que nazca una camada de nada más y nada menos que 7 cachorros. Todos están contentos por el logro pues dicen que es un gran avance que puede ser de una enorme utilidad. Sus posibles usos los vamos a contar en la tercera pregunta: ¿por qué?

¿Cómo nacen los primeros perros por fecundación in vitro?

Para realizar este logro, los científicos tuvieron que eliminar al menos 3 obstáculos importantes. ¿Cuáles?

  • Extraer los óvulos del animal. A diferencia de los humanos y de otros animales, los óvulos caninos cuando nacen deben mantenerse en las trompas de la hembra para madurar antes de ser fecundados. ¿Cómo superaron los investigadores este obstáculo? Pues bien, midieron a diario los niveles hormonales de la criatura y extrajeron distintos óvulos en distintos días para averiguar qué momento sería el más fértil.
  • Crear el mismo entorno de fecundación. Prepararon el semen en un cultivo al que añadieron magnesio logrando de este modo crear el mismo entorno de fecundación que habría en el cuerpo de una hembra.
  • En 2013 lograron que una perrita diera a luz a un cachorro fruto de una fecundación in vitro. Estos embriones que fueron exitosos se congelaron. Una vez reconocido el día más fértil, se pudo insertar esos embriones en la perrita y de 19, 7 fueron exitosos naciendo esta camada de la que os hablamos.

Pero, ¿por qué todos estos esfuerzos? Los perros no son animales racionales que deseen tener hijos. ¿Cuál es el motivo?

¿Por qué nacen los primeros perros por fecundación in vitro?

perro beagle

Esta investigación comenzó pensando en preservar especies en peligro de extinción. El haber conseguido crear vida a través de embriones congelados puede hacer que cuando un animal en peligro de extición muera, se puedan extraer los óvulos de la hembra y así fomentar la especie.

Otro de los motivos se produce porque los embriones congelados pueden ser modificados con nuevas técnicas de genética para arreglar posibles malformaciones haciendo así que los animales recién nacidos nazcan sanos. Sin duda, todo un logro para la ciencia y la preservación de especies.

La ciencia avanza sin parar y que haya personas que estén pensando en utilizarla para ayudar a los animales y preservar su especie es algo que nos encanta y que hemos querido compartir contigo.

Cada día hay más y más especies en peligro de extinción debido al mal manejo del hombre de los recursos de la Tierra y también debido a su ambición y ansias de poder. Pero hay algo que todos podemos hacer para evitar tanto daño:

  • No compres ninguna prenda de ropa o para el hogar que esté hecha con piel, pelo, o cualquier otra parte del cuerpo de un animal.
  • No asistas a espectáculos o atracciones donde se usan animales. Estos son maltratados y mal cuidados.
  • No compres, adopta. En uno de nuestros artículos te explicamos el origen y el trato de los perros que se venden en tiendas.
  • Denuncia cualquier signo de maltrato que veas, por pequeño que sea.
  • Si ves a animales abandonados, llama a una protectora.

Si todos ponemos de nuestra parte, ¡podemos cambiar el mundo! Es labor de los humanos preserver este planeta y las especies que en él existen, pues el equilibrio medioambiental y la habitabilidad del mundo depende de cómo nosotros nos comportemos con él.