Mi mascota es hipoalergénica

Alba Muñiz · 10 julio, 2015

Existen alimentos hipoalergénicos, cosméticos hipoalergénicos, telas hipoalergénicas, pero, ¿hay mascotas hipoalergénicas?

Si bien se afirma que algunas razas de perro o cruce de razas son más convenientes para quienes padecen alergias, algunos especialistas opinan que solo se trata de predisposiciones de las personas.

En caso de que un paciente alérgico tolera a determinado tipo de can, esto no quiere decir que se transforme en una regla general que funcione con todos. No debemos olvidar que el grado de molestia que pueden tener distintos individuos respecto al mismo perro varía de manera notable.

Guía para saber si mi mascota es hipoalergénica

yorkshire terrier

Se afirma que las llamadas razas “hipoalergénicas” disminuyen el riesgo de una reacción alérgica y hacen posible la convivencia con las personas que sufren de estos padecimientos y que suelen traducirse en inflamación de la mucosa nasal, ocular o bronquial.

Lo cierto es que el pelaje de los perros, su saliva o su caspa pueden provocar que a personas que padecen ataques de asma o algún tipo de alergia les sea imposible convivir con un perro u otra mascota.

Entre las razas de canes consideradas como hipoalergénicas podemos señalar:

  • Peruano: Se trata de perros sin pelo, originarios del Perú y empleados usualmente como animales de compañía.
  • Xoloitzcuintle. Caracterizados también por no tener pelo, tienen su origen en México y su historia está ligada a los aztecas.
  • Crestado chino: Llaman la atención por su falta de pelo en casi todo el cuerpo, con excepción de unos mechones largos en la cresta, en la parte baja de las patas y en la cola.
  • Yorkshire terrier: A pesar de su larga cabellera, no sueltan casi nada de pelo, siempre y cuando se los cepille regularmente. Además,  su pH coincide con el del ser humano.
  • Perro de agua portugués: Su pelo lanudo no se cae con facilidad.
  • Dachshund: Los llamados “perros salchicha” tampoco pierden demasiado pelo.
  • Poodle: Su pelaje denso y rizado no suele caerse si se lo cepilla de forma adecuada.
  • Schnauzer miniatura: Siempre que tenga el cuidado adecuado, es difícil que vaya perdiendo su áspero pelaje por toda la casa.
  • Bichón Habanero. Tiene dos capas de pelo fino y sedoso para poder adaptarse a cualquier tipo de clima y que no pierde con facilidad.
  • El  Bedlington Terrier y el Bichón Frisé tampoco tienen tendencia a perder pelo.

Gatos y otras mascotas

devon rex 2

Cualquier animal con pelo o plumas puede provocar alergia en personas predispuestas genéticamente a padecerla.

Si bien los gatos y los perros son la causa más frecuente, por la simple razón de que son las mascotas más populares, también se han documentado casos de alergia en relación a otro tipo de animales:

  • Caballos
  • Conejos
  • Cobayas
  • Háms­teres
  • Ratas
  • Ratones
  • Jerbos
  • Chinchillas
  • Ardillas
  • Aves domésticas
  • Iguanas
  • Otros reptiles

En el caso de los felinos, se torna complicado conseguir animales con “dotes” hipoalergénicas.

Hay pocas razas de gatos sin pelo y suelen ser muy costosas:

el Gato Esfinge y el Perterbald son algunos ejemplos. La primera no presenta pelo como resultado de una mutación totalmente natural. La segunda, es una raza de gatos pelados, originada en Rusia en 1994.

También pueden tenerse en cuenta el Devon Rex, debido a su pelaje corto y el Siberiano que, además de no perder pelo, no produce la llamada hormona Fel d1, responsable del 80 por ciento de las alergias que los felinos provocan en las personas.

Mascotas menos habituales como las tortugas y los peces es poco problable que provoquen algún tipo de alergia y podrían llegar a ser una buena opción para aquellos que padecen este inconveniente. Sin embargo, reconozcamos que no son tan divertidas y amigables como un gato o un perro.

Otra opción a la hora de elegir mascota entre los alérgicos puede estar en el hurón, que apenas provoca reacciones de este tipo.

De todas formas, si formas parte de ese 15% de la población mundial que es alérgica a los animales domésticos, te recomendamos consultar a tu médico de confianza antes de decidirte a adoptar uno.

Seguramente encontrarás una solución para que, a pesar de los alérgenos, puedas disfrutar de la compañía y el amor que siempre brinda una mascota.