Mi cachorro no quiere comer

Los perros son unos glotones empedernidos, es por esto que nos angustia tanto cuando notamos que no se han comido lo que les has dado. Sin embargo es importante que le prestes atención a estos bajones de apetito, pueden significar que algo importante está pasando, así que te dejamos algunas sugerencias sobre qué hacer si tu cachorro no quiere comer. Primero démosle una revisada a unos puntos importantes:

No come nada en absoluto: Lo primero que debes verificar es si tu cachorro no come alimento seco para perros, o si no come nada en absoluto. Normalmente, en especial cuando están cachorros, les cuesta acostumbrarse a comer alimento seco, por lo tanto lo rechazan. También puede presentarse porque el perro se ha aburrido de comer siempre lo mismo, puedes entonces probar con una dieta más variada, uniendo alimento seco y húmedo, probar otros sabores o mezclarle carne. Si el perro no come nada de nada y si lo notas decaído y pasa mucho tiempo quieto, puede ser que esté afrontando alguna clase de situación relacionada con su salud.

Está bebiendo líquido: Es importante saber si tu perro se está hidratando de manera adecuada, si tu perro no está comiendo ni tomando líquidos, lo mejor es que acudas de inmediato al veterinario, estos se deshidratan con mucha facilidad.

Estrés: Las situaciones estresantes para nuestra mascota son también un motivo de pérdida del apetito. Por ejemplo cambios radicales de entorno (como una mudanza), la pérdida de un miembro del círculo familiar, no ejercitarse correctamente o estar sometido a cosas que le produzcan miedo, pueden ser una causa de esto. Si es una situación permanente debes darle tiempo a tu mascota de que se acostumbre y tratar de hacer las cosas más tolerables para ella.

En muchas ocasiones la falta de apetito se produce debido a conductas aprendidas por la mascota, pero también hay que estar alerta a condiciones que estén afectando la salud del can, ser propias de su edad, entre otras. Te nombramos sólo algunas:

  • Problemas como gastritis, reflujo, desequilibrio hormonal, fiebre, enfermedades orales o golpes.
  • Situaciones derivadas de la edad, como un menor requerimiento energético debido a la vejez o el deterioro del sistema digestivo y del gusto.
  • Obstrucción del aparato digestivo producto de algo indebido que el animal haya ingerido (no se alcanzan a imaginar las cosas que encuentran los veterinarios en los estómagos de los perros) o por un problema congénito del animal.
  • Algunos tratamientos veterinarios que incluyan la ingesta de medicamentos o cirugías,, afectan considerablemente el apetito. Recuerda preguntar sobre los efectos secundarios esperados a determinados tratamientos para que no te tomen por sorpresa.

Ahora, si la falta de apetito no está para nada relacionada con su salud, ya sea mental o física, significa que es el resultado de un mal hábito que ha aprendido de ti. Si tu perro tiende a comer entre comidas, si en cuanto notas que deja de comer le mezclas cosas para que sea más apetitosa, significa que involuntariamente le has enseñado a manipularte para que coma lo que él quiere.

cachorro no quiere comer 2

Si bien es bueno que tu perro tenga una dieta variada y saludable, también es cierto que debe consumir comida especializada para él. La ingesta de algunos alimentos que para nosotros son saludables pueden ser altamente tóxicos para su organismo, por ejemplo la cebolla o el chocolate. Por lo tanto te invitamos a surtir tu despensa con diferentes tipos de comida (alimento seco, enlatados de diferentes sabores, snacks), así puedes ofrecerle una gran variedad de sabores que harán que difícilmente se aburra con lo que come. También debes tener en mente, que cambiarle la dieta constantemente no es bueno para él.

Sin embargo piensa que los bajones de apetito no son buenos para tu mascota, si bien estos pueden pasar sin comer más de una semana sin que represente un peligro grave, debes saber que puede verse afectado su sistema inmunológico, debilitándolo para defenderse de bacterias y virus. También, si son frecuentes los ciclos de no consumo de alimento, pueden producirse fallas en algunos órganos, como el corazón o los riñones. Por lo tanto no sucumbas tan fácilmente a los caprichos de tu mascota, no lo sobrealimentes y, en especial, mantenle una dieta sabrosa, equilibrada y muy variada, así no tendrá como aburrirse.