Manicura para perros. ¡Hazla en casa!

Virginia Duque Mirón · 22 marzo, 2017

Seamos realistas, tener una mascota cuesta dinero. No es que nos vayamos a arruinar, pero entre vacunas, chip, alimentación y otros gastos se va un dinero al mes. Eso sin contar si tenemos que llevarla a la peluquería para arreglarle el pelo y las uñas. Hoy te contamos cómo hacerle la manicura en casa.

Aprender a hacer cosas en casa nos ahorrará dinero. Quizá no puedes bañarlo y cortar su melena porque tu animal tiene un pelo muy complicado, pero la manicura para perros es más sencilla de lo que imaginas. Podrás hacerla en tu hogar sin ningún problema.

Primero respondamos unas preguntas que seguro han pasado por tu mente.

¿Por qué hay que cortarle las uñas a un perro?

La uñas de los perros crecen con rapidez. Lo hacen del mismo modo que las nuestras. Y aunque mientras caminan podríamos decir que se liman solas, esto no es suficiente.

Cuando le crecen más de la cuenta, estas comienzan a coger una forma curva que puede hacerle daño o molestarle. De ese modo incluso podría cambiar su forma de caminar, lo cual puede ocasionarle otros problemas.

Además, si le crecen demasiado, podría incluso hacerle llagas y heridas en los dedos, lo que le molestará enormemente.

¿Cada cuánto tiempo deberíamos hacerlo?

Dependiendo del tamaño, la raza y el peso del perro, el tiempo de la manicura será uno u otro. También variará según si camina mucho o no. Como hemos dicho antes, si andan mucho las uñas se liman y por tanto el tiempo para cortarlas se alarga.

Sin embargo, creemos que sea como sea, al menos hay que cortar las uñas 1 vez al mes. Aunque si tu perro es pequeño y más bien sedentario es posible que tengas que hacerlo cada dos semanas.

Cómo hacer la manicura para perros en casa

Para saber si ha llegado el momento de hacerle la manicura a tu perro, es fácil, solo tendrías que escuchar el sonido de su caminar. Si suena un ruidito en el suelo, sea del material que sea, es porque sus uñas ya están tocando el suelo y necesitan ser cortadas.

Estos son los pasos a seguir:

  1. Calma a tu perro. Si desde el primer momento vas, le coges la pata y te pones a cortarle, lo más probable será que se asuste. No se sentirá cómodo y querrá salir huyendo. Por tanto busca un momento en el que ambos estéis relajados. Tú también necesitarás calma para hacerlo de la forma correcta.
  2. Escoge bien las herramientas. Se puede hacer con unas tijeras para perros, que son muy asequibles y cortan las uñas del animal con la forma correcta. No tendrás que estar matizando después del corte como sí te sucedería con unas normales.
  3. Hazlo desde cachorro y sé constante. Si desde que es pequeñito lo has acostumbrado a la manicura, cuando crezca lo aceptará de mejor grado. No tendrás problemas a la hora de hacérsela.
  4. No cortes la parte rosa. Las uñas de los perros tienen dos partes: la queratina que es la parte blanca y la parte rosada que son vasos capilares y terminaciones nerviosas. Elige una buena iluminación para que puedas distinguir una de otra y ten cuidado de no meterte en la zona peligrosa que podría dañar a tu can. Ante la duda, corta poco y luego siempre podrás repetir.
  5. Hazlo positivo para él. Es posible que la manicura sea algo desagradable para tu mascota, por eso deberás hablarle de forma suave e incluso darle algún alimento o golosina mientras lo haces. De ese modo tu perro siempre querrá tener las uñas impolutas. ¡Estará deseando el momento de la “perricura”!

Guardar