Los primeros auxilios para perros: ¿qué hay que saber?

Virginia Duque Mirón · 4 enero, 2016

Ahora que por fin has encontrado a tu amigo ideal, ese que será tu compañero en la vida, con el que estás disfrutando de compartir tu casa, lo único que deseas es que sea el perro más sano y feliz del mundo.

Pero, ¿te has preguntado qué puedes hacer si tu perro tiene una emergencia a una hora en que quizá no puedes llevarlo al veterinario? Para eso, en Mis Animales te enseñamos lo que hay que saber sobre primeros auxilios para perros.

Al igual que para nosotros, nuestras mascotas también necesitan que tengamos un botiquín para ellos que nos permita estar listos para cualquier situación que se pudiera dar. Por ello, es importante saber qué necesitamos.

Estáte preparado para los primeros auxilios para perros

perro enfermo

Aunque en caso de accidentes o algo más grave es recomendable acudir al veterinario, hay muchas cosas que podemos hacer en casa para evitar que el mal que tenga nuestro perro vaya a mayores. Es importante que tengamos un botiquín única y exclusivamente para ellos, que no usemos ningún artilugio de este para nada ni nadie que no sea ellos. Todo debe estar bien esterilizado y en caso de usarlo hay que esterilizarlo de nuevo.

Lo más importante a tener en un botiquín es:

  • Guantes de látex
  • Tijeras
  • Gomas elásticas gruesas para torniquetes
  • Pomada antiséptica
  • Pomada antiestamínica
  • Férulas
  • Esparadrapo
  • Termómetro
  • Alcohol, agua oxigenada y gasas
  • Pinzas
  • Crema para quemaduras

Veamos ahora qué tipo de situaciones se pueden dar que requieran de primeros auxilios para perros.

Cuándo aplicar los primeros auxilios para perros

¿Dónde le tomarías el pulso a tu perro si se queda insconciente y no sabes si respira? Puedes hacerlo por la parte interna de sus patas traseras. Pero además de esta, hay muchas cosas que debes saber sobre primeros auxilios para perros. Estas son varias situaciones más comunes y lo que puedes hacer para ayudar a tu perro.

  • Hemorragias. En caso de que haya una hemorragia en una de las extremidades del animal, un torniquete es la mejor opción. Puedes pedir a tu veterinario que te enseñe a hacerlo para estar preparado. Para ello, puedes usar una goma elástica o una cuerda. Debe hacerse un nudo creando mucha presión cerca de la herira para cortar la circulación de la sangre en ese lugar y cortar así la hemorragia. Si no sabes, no lo hagas.
  • Quemaduras. Aplica hielo sobre el lugar donde tu perro se haya quemado para aliviar su dolor y evitar una cicatriz demasiado marcada. Luego, seca la zona y aplica una crema especial para quemaduras y cubre con una gasa y esparadrapo para que el animal no la chupe. Una vez que se haya absorbido la crema, deja la herida al aire libre.
  • Heridas. Lo primero es desinfectar, ya que las heridas se hacen por una caída, una mordida o un tropiezo con algún metal o algo parecido. Todo ello puede reportar una gran dosis de bacterias en tu animal. Si tu perro es un poco “agresivo” o crees que ante el dolor podría morderte, no uses el alcohol, desinfecta con agua oxigenada y luego aplica una pomada antiséptica. Tapa con una gasa y esparadrapo.
perro enfermo

  • Asfixia. Si tu perro se ha caído al agua y no respira, cógelo por las patas traseras y ponlo con la cabeza hacia abajo. Esto facilitará la expulsión del agua de los pulmones. Si aun así no respira, haz presión en ambos lados del tórax. Si con todo el animal no respirara, cierra su boca bien, pon tu mano sobre su nariz cerrada en puño y úsala como si fuera un tubo para soplar aire en sus orificios nasales.
  • Mordeduras. Si otro perro muerde al tuyo, corta el pelo alrededor de la herida para poder facilitar la desinfección. Limpia con agua tibia y aplica una crema antiséptica. Si ves que no es tan solo una herida superficial es mejor que corras al veterinario.
  • Atropello. Si tu perro ha sido atropellado, evita mover bruscamente a tu perro y primero que nada revisa que el perro pueda respirar bien. Puedes echar hacia delante su lengua para asegurarte de que no sea un estorbo para la respiración.

Esperamos que nuestros consejos te hayan servido de información que necesitas tener, pero deseamos que nunca tengas que usar.