Los perros Westy y sus características

El Westy es uno de los perros más bonitos que hay, a mi parecer al menos. De hecho no conozco a nadie que cuando haya visto uno no haya dicho algo así como: ¡ay qué lindo! Y tiene sus razones, pues el Westy tiene un pelo blanco brillante que enamora, además de ir acompañado de su amigable carácter. ¿Te gustaría conocer más sobre esta raza? Sigue leyendo y descubrirás curiosidades interesantes.

Origen del Westy

perro suelte menos pelo

Westy tan solo es un cariñoso diminutivo de su nombre real: West Highland white terrier. Como su propio nombre indica, pertenecen a la raza de los Terrier, y por tanto, al igual que ellos son provenientes de Escocia, en particular de las Tierras Altas de ese país.

Por su puro color blanco, fueron usados durante muchos años para la caza, ya que los dueños pensaban que su color haría que fuera fácil diferenciarlos de las presas que normalmente son de color oscuro.

Por el siglo XIX el Coronel Malcolm de Poltalloch se quedó prendado de esta raza y aseguró que tenía todas las cualidades necesarias como perro de casa, campo y caza. Así, este coronel puso todo su empeño en criarlos y ayudar a su crecimiento. ¡Gracias, Malcolm por ayudar a propagar una raza tan bella como el Westy!

Características del Westy

Su tamaño oscila entre los 28 y 30 centímetros, y su peso entre los 5 y 10 kilos, siendo considerado un perro de tamaño pequeño-mediano.

Su pelo totalmente blanco, sin ningún tipo de mancha, es sin duda la característica más reconocida por todos. Es curioso porque sus antecesores, los Cairn Terriers, llegaron a ser conocidos como “white cairns” ya que no eran aceptadas las camadas que nacían completamente blancas. Podrían ser de cualquier otro color menos blanca. ¡Qué ironía! La pureza del blanco del pelo del Westy es lo que lo hace tan hermoso.

Además, su pelo es grueso y manejable. Sus orejitas puntiguadas lo hacen entenernecedor, y gracias a su pequeño hocico se parece a un peluche.

Carácter del Westy

Por haber sido educados durante años para la persecución de presas, esto es algo que llevan dentro y que forma parte de su carácter, por lo que no es recomendable dejar animalitos pequeños a solas con un Westy. Esto le ha llevado a tener un temperamento tenaz y persistente, haciendo que muchos crean que son perros grandes encerrados en perros pequeños.

Su ascendencia, los Terrier, son de carácter terco y difíciles de adiestrar (aunque no imposible), por lo que deberás enseñarle desde el primer momento que tú eres quien manda y no dejar que haga las cosas como y cuando él quiera.

Siempre se mantendrá alerta y ante ruidos o gente extraña puede sentir amenazado su territorio y lo llevará a enojarse y emitir fuertes ladridos, por lo que es muy importante la socialización y entrenamiento desde bien pequeños.

El Westy necesitará una buena dosis de ejercicio diaria, no muy fuerte pero sí constante, digamos que para que le “bajen los humos”.

Pero como todos los perros, si das cariño y cuidas bien a un Westy, tendrás lo que corresponde y un perro fiel, leal, amoroso y dispuesto a todo por agradarte.

Cuidados del Westy

dos perros jugando

¿Cómo es su pelo y piel?

El pelo del Westy no suele enredarse ni formar muchos nudos, pero si quieres mantenerlo brillante y bonito, deberás cepillarlo cada día.

Su piel tiende a resecarse, por lo que es recomendable no bañarlo más de una vez al mes y utilizar champúes neutros o incluso para bebés o cachorros que equilibren el pH de su piel y evite la aparición de ezcemas y otras irritaciones.

No te olvides de su limpieza

Sus orejas son muy importantes. Por su posición (puntiguadas hacia arriba), sus orejas están muy expuestas a que la suciedad y las bacterias entren por sus orificios. Por eso, hazle una limpieza diaria con un paño humedecido y sin apretar fuertemente.

También es vital que su hocico y patas estén limpios, y sobre todo, si no quieres que pierda la pureza de su pelo blanco. Cuando los perros pasean y se lamen, se va formando un tono marrón en su pelo, fruto de la suciedad y bacterias recogidas de la calle y transmitidas por su saliva. Por ello, limpia sus patitas cada vez que vuelva de la calle y su hocico cada vez que coma.

Si estás buscando un perro como animal de compañía, esperamos que este artículo te haya servido para decidir si el Westy es para ti.