Los 8 animales más longevos del mundo

Mariela Ibarra Piedrahita · 21 abril, 2015

Los seres humanos modernos, gracias a que transformamos el entorno a nuestro favor, el desarrollo tecnológico y los avances en la medicina, que nos ha permitido luchar (incluso erradicar) contra numerosas enfermedades, ya sean producto de bacterias, virus o males congénitos, tenemos una expectativa de vida que ronda los 85 años. Para animales como los mosquitos o mariposas, que viven solo algunos días, esto puede ser una eternidad. Sin embargo, hay otros para los que eso sería solo un parpadeo. A continuación te traemos el listado de 8 de los animales más longevos del mundo:

Cocodrilo

Los cocodrilos son reptiles semi-acuáticos que se dividen en 14 especies, aparecieron hace aproximadamente 55 millones de años, siendo verdaderos dinosaurios vivientes. Su tamaño varía mucho dependiendo de la especie y la edad de cada individuo, siendo los cocodrilos de agua salada los más grandes, pudiendo alcanzar los 8 metros de longitud. Su expectativa de vida es similar a la nuestra, rondando los 80 años.

Elefante

Los elefantes son animales enormes, el elefante africano es el mamífero terrestre más grande del planeta. Se les atribuye también una gran inteligencia, su cerebro posee un peso aproximado de 5 kilos. Son seres sociales que viven en grupos familiares. Su promedio de vida, al igual que el del cocodrilo, ronda los 80 años, aunque se estima que en condiciones excepcionales pueden alcanzar los 90 años.

Loro Gris Africano

loro gris africano

Esta es una clase de loro proveniente de África. Se ha popularizado mucho en las últimas décadas, en especial por su inteligencia, memoria y capacidad de repetir palabras. Se caracterizan por su pico negro, plumaje gris y cola roja. Normalmente, viven entre 70 y 90 años, aunque se han reportado casos de especímenes que han llegado a los 100 años.

Tortuga de las Galápagos

Esta es una especie de tortugas gigantes. Además de ser la especie de tortuga más grande del planeta llegando a medir un metro y medio de longitud, son el animal vertebrado terrestre más longevo, superando los 100 años. La tortuga gigante  que más años vivió, o por lo menos de la que se tienen datos, alcanzó 152 años.

Erizo rojo

Los erizos rojos son una clase de erizos que viven en las aguas del océano Pacífico. El nombre se lo deben a su llamativa coloración y se pueden encontrar en aguas poco profundas, normalmente a 90 metros de la superficie. No suelen exceder los 30 años de vida, principalmente debido a la depredación o a cambios en su entorno. Sin embargo, se han encontrado especímenes de hasta 200 años.

Ballena de Groenlandia

ballena

Este cetáceo es el último viviente del género de las Ballena. Puede alcanzar los 18 metros de longitud y pesar hasta 100 toneladas. Anteriormente se consideraba que su expectativa era de 60 años, pero en la década de los 90 se encontraron especímenes de estas ballena vivos con restos de arpones hechos de marfil incrustados en sus cuerpos, lo que derivó en un nuevo estudio para determinar su expectativa de vida. A través del estudio de las estructuras oculares de varias ballenas de Groenlandia, se concluyó que algunos individuos habían vivido entre 150 y 200 años.

Las esponjas vítreas

Conocidas como Hexactinélidos, son esponjas que viven en aguas profundas, entre los 200 y los 2.000 metros de profundidad. Las que viven en aguas heladas, en especial las antárticas, tienen un proceso de crecimiento excepcionalmente lento debido a las bajas temperaturas, que además las hace muy longevas. Se encontró un espécimen de esta especie al que se le calculan por lo menos 6.000 años de vida, siendo el animal descubierto más longevo de la tierra.

Turritopsis nutricula

Son una especie de medusas diminutas originarias del mar Caribe, aunque se han extendido por todo el mundo. La característica principal de esta medusa es que han desarrollado un sistema de reproducción único en el que pueden pasar de una etapa de madurez sexual, a una de inmadurez, evitando el desgaste de sus sistemas y siendo biológicamente inmortales. Este proceso ha sido ampliamente observado y estudiado en los laboratorios, aunque esta clase de animales suelen morir víctimas de depredadores o de enfermedades. Sin embargo, en un entorno libre de estas amenazas, se dice que podrían vivir para siempre.