La importancia de la alimentación en el desarrollo del cachorro

Mariela Ibarra Piedrahita · 4 marzo, 2015

La alimentación es uno de los factores más importantes dentro del crecimiento de un cachorro, pues está directamente relacionada con la forma en que se desarrollará. Si bien una alimentación inadecuada suele estar vinculada a faltas de nutrientes en la dieta del cachorro, el exceso o sobrealimentación también puede generar dificultades. A continuación te dejamos unos breves consejos sobre la importancia de la alimentación en el desarrollo del cachorro.

El primer año de vida de un cachorro es muy importante, pues es el momento en que aprende y adquiere las destrezas que lo llevarán a ser un adulto equilibrado. En esta etapa también se fortalece su organismo, y esto se logra a través de la alimentación, la inmunización, el ejercicio y la exposición. Por eso una mala alimentación puede traer como consecuencia la alteración e interrupción de los procesos normales de crecimiento, estando las principales problemáticas relacionadas con el consumo de calorías, de proteínas o de calcio.

Consumo inadecuado de calorías

cachorros boxer

Es por todos sabido que los cachorros tienen una mayor necesidad energética. Sin embargo, esto no quiere decir que deban consumir una cantidad excesiva de calorías. Los perros adultos suelen acumular el exceso de calorías como una reserva de grasa. Sin embargo, en los cachorros y perros jóvenes, esta clase de dieta lo que producirá será un crecimiento rápido, debido al exceso de energía que el cachorro no alcanza a quemar.

Por lo tanto, al acelerarse el proceso de crecimiento, se producirá una sobre-estimulación en los huesos, músculos y articulaciones, degenerando en patologías como la artrosis, tensión muscular o problemas en los huesos como la displasia de cadera.

De igual forma los cachorros que crecen muy rápido tienen tendencia a la obesidad, generada principalmente por la sobrealimentación. Esto causa que el esqueleto (que aún se encuentra inmaduro) no pueda con el peso extra del cachorro, trancando el debido crecimiento  y degenerando su sistema esqueleto-muscular.

Consumo de calcio

Los cachorros tienen una gran necesidad de calcio, en especial en etapas posteriores al destete (entre los 2 y los 5 meses). Esto con el fin de que logren desarrollar y madurar el tejido cartilaginoso recién formado. El consumo de calcio y fósforo en los cachorros debe vigilarse, pues la ingesta del mismo debe hacerse de acuerdo a su tamaño, siendo los perros de razas grandes y gigantes, quienes tienen más necesidades de consumo.

El consumo inadecuado de calcio está directamente relacionado con daños en el sistema óseo del animal, así como con trastornos de crecimiento. Por ejemplo, un bajo consumo de calcio puede derivar en fragilidad en los huesos, la desmineralización de los cartílagos y deformaciones en ambos. Sin embargo, el consumo excesivo de calcio puede hipercalcificarlos, lo que también derivará en problemas de articulaciones y huesos, como la solidificación de cartílagos o la inestabilidad de las vértebras.

Consumo de proteínas

perro comiendo

No está comprobado que el consumo excesivo de proteínas cause problemas al desarrollo del organismo de los cachorros, pero se presume que puede hacerlo. Sin embargo, sí se ha comprobado que el bajo o la carencia absoluta de proteínas, puede ser dañino para los cachorros, pues afecta el crecimiento de los perros y su desarrollo estructural. También afecta otras partes del organismo como el sistema cardiovascular, la piel y el pelaje.

Alimentarlo de manera casera o con pienso

La comida industrial (ya sea húmeda o seca) tiene la ventaja de que está diseñada específicamente para perros, limitando el consumo de sal, el exceso de calorías y grasas. Además, son buenas para regular su organismo y son beneficiosas para la dentadura y la digestión del cachorro. Sin embargo, si el dueño decide alimentar a su cachorro de manera casera, también puede hacerlo sin causar ninguna clase de perjuicio al animal.

Esto tiene la ventaja de poder controlar lo que el cachorro consume, pero se debe tener cuidado con descuidar la ingesta de calorías, grasas o el darle alguna clase de comida que pueda ser dañina para su organismo.

En general, cuando se busca una dieta para un cachorro, se debe optar por alimentos bajos en calorías, ricos en proteínas y calcio. Se debe procurar no darle vitaminas a menos que exista una recomendación del veterinario y asesorarse en cuanto a las necesidades alimenticias específicas de cada etapa de nuestro perro y de su raza.