Intolerancia a ciertos alimentos en los perros

Virginia Duque Mirón 29 noviembre, 2015

Existe la idea errónea de que los perros pueden comer de todo. Esto no es cierto, y de hecho, al igual que muchas personas, ellos también pueden sufrir intolerancia a ciertos alimentos. Es importante que te asegures de si tu perro puede sufrir algún tipo de intolerancia. En este artículo te hablamos de alimentos más comunes y señales de que tu perro tiene intolerancia a ellos.

Primero, debemos saber qué es la intolerancia, ya que muchas veces hay personas que la cofunden con una alergia. Lo cierto es que hay una gran diferencia: la intolerancia puede matarte, mientras que una alergia no.

¿Qué es la intolerancia?

perro comiendo

La intolerancia es el rechazo a ciertos alimentos o a alguno de sus componentes creando malestares en nuestro organismo. Estos malestares pueden ser:

  • Dolor de cabeza
  • Vómitos
  • Sobrepeso
  • Diarrea
  • Inflamación de las articulaciones
  • Fatiga crónica
  • Alteraciones en la piel

A veces podemos sufrir intolerancia a cierto alimento que estamos consumiendo sin ni siquiera saberlo. Esto puede traer grandes riesgos a nuestra salud, por lo que se recomienda hacerse un test de intolerancia, y por ende, también debemos hacérselo a nuestra mascota.

La diferencia entre la alergia y la intolerancia es que esta última se localiza en el sistema intestinal mientras que las alergias producen una reacción del sistema inmunológico. Ahora bien, ¿qué alimentos causan intolerancia a los perros?

Alimentos más comunes que pueden causar intolerancia

Puede haber excepciones; no todos los perros mostrarán intolerancia a los alimentos que te vamos a mencionar, y es posible que haya algunos otros que también puedan causarla:

  • Leche y todos sus derivados. Sus derivados son queso, yogures, nata y cualquier otra cosa que lleve leche; todos pueden producir intolerancia a tu perros al igual que sucede con muchas personas.
  • Sal. Los alimentos preparados para perros tienen un nivel muy controlado de sucedáneos de la sal, ya que la sal en sí es expulsada mediante diarreas y vómitos por el organismo del perro, mostrando así su intolerancia a esta.
  • Masas fermentadas. Cualquier tipo de producto que contenga levadura puede causar intolerancia en tu perro, por lo que debes evitar darle alimentos tales como pan.

Ahora bien, sabiendo que hay alimentos que pueden causar intolerancia en tu animal, ¿cómo puedes saber cuáles son y qué hacer?

Cómo descubrir la intolerancia alimentaria en perros

Lo primero que el veterinario te va a sugerir será un análisis de sangre, aunque este no siempre puede mostrar la intolerancia a los alimentos, por lo que se llevarán a cabo otros exámenes.

Otra de las pruebas consiste en alimentar al perro durante 8 semanas con una dieta hipoalergénica para eliminar los alimentos que le puedan causar mal. Esta prueba también se realiza con perros que muestran algún tipo de alergia a según qué alimentos.

¿Se puede prevenir la intolerancia?

Autor: Miss Chien
Autor: Miss Chien

La respuesta es simple, desgraciadamente no. Hay ciertas razas de perros que tienen más tendencia a sufrirla, pero ninguno está exento de que pueda sucederle.

Los más expuestos son el Bull Dog francés y el Bóxer, pero aun así, no se puede saber si un perro la sufre hasta que no se vea algún síntoma y se les haga las pruebas pertinentes.

Aunque no hay una fórmula mágica para prevenir la intolerancia, es importante que los perros cuando son cachorros se alimenten con la leche materna y que conforme vayan aceptando otro tipo de alimentación, darles pienso de buena calidad. Ambas acciones mejorarán y fortalecerán el sistema inmunológico de tu perro. Eso hará que tenga menos riesgo de sufrir intolerancia alimenticia.

No obstante, nuestra recomendación es que consultes al veterinario qué tipo de alimentación es más adecuada para tu perro y que sigas sus indicaciones. No suele ser recomendable dar alimentos que no sean especiales para perros, ya que estos además de poder dañar su aparato digestivo, pueden provocarles alergias o incluso intolerancias.

Imagen cortesía de Tom Leuntjens.

Te puede gustar