Un imán de Estambul abre una mezquita para los gatos callejeros 

Virginia Duque Mirón 16 febrero, 2016

Son muchas las críticas que personas árabes pertenecientes a la religión islámica han recibido. Pero como en cualquier situación en la vida, no se puede juzgar a un grupo en general cuando cada persona es un mundo en particular. Esta historia sobre un imán de Estambul te va a encantar.

En la bella capital de Turquía, Estambul, está ubicada esta mezquita de la cual es imán Mustafa Ele. Este imán es bien conocido en la ciudad por su amor a los gatos. ¿Quieres conocer su historia?

Imán de Estambul y los gatos callejeros

pelea gatos

Mustafa Ele regenta esta mezquita desde hace ya varios años. Siempre ha sido un gran amante de los animales, especialmente de los gatos. Cada día, camino a la mezquita y vuelta a su casa no podía evitar sentir tristeza al ver tantos gatos sin hogar.

En ocasiones se detenía en el camino para saludarlos o darles una caricia, pero sabía que eso no era suficiente. No podía dejar de preguntarse dónde se refugiarían sus lindos amigos en los fríos y devastadores inviernos de Turquía.

Esa idea no lo dejaba dormir, por lo que intentó encontrar una solución. Él tenía un lugar en el que trabajaba lo suficientemente grande como para arropar a varios gatos. Por otro lado, el Corán, el libro de la fe de los musulmanes, fomenta el amor a los animales y no prohíbe que estos entren en la mezquita, así que ¿por qué no darles ahí un lugar caliente en el que cobijarse por las noches y especialmente en invierno? ¡Esa era una idea fantástica!

¿Qué pensaron el resto de feligreses?

Eso era algo que seguramente preocupaba a este famoso imán. Su idea, novedosa pero poco común, podría causar divisiones de opinión o rencillas. No obstante Mustafa estaba decidido a seguir con su iniciativa. Sus amigos peluditos lo necesitaban y este imán de Estambul lo sabía, por lo que no estaba dispuesto a echarse atrás.

Para su sopresa, cuando los gatos comenzaron a llenar la mezquita de este imán de Estambul, los feligreses de este templo reaccionaron de manera muy muy positiva.

De hecho, en las fotos que Mustafa Ele comparte él mismo en su Facebook se puede ver a varios feligreses acariciando y jugando con los gatos. Algunos les llevan comida y muchos han pedido llevarse alguno a casa. Todo un logro, ¿no crees?

Curiosidades que pasaron con esta iniciativa

Muchos fueron los felinos que iban llegando a la mezquita de este imán de Estambul, pero hubo un caso excepcional que nos llenó de sopresa y que queríamos compartir contigo.

Un día de esos cualquiera, una gatita se asomó tímidamente para ver qué estaba sucediendo en la mezquita de Mustafa, el imán de Estambul.

Mustafa la llamó, pero ella parecía un tanto retraída y salió huyendo. Mustafa un tanto decepcionado y triste se olvidó del tema, hasta que un día esa misma gatita vino con uno de sus bebés en la boca. Lo dejó en una esquina de la mezquita y se fue. 

Unos minutos después volvió con otro bebé gatito y así hasta que trajo a todos. Mustafa pronto entendió que esta gatita solo buscaba un lugar seguro para sus hijitos. Una vez que todos los bebés gatitos estaban allí, la gatita se quedó con ellos. Es una de las más queridas de la mezquita.

Otras buenas personas que ayudan a los animales

Fuente: Facebook de Mustafa Efe
Fuente: Facebook de Mustafa Efe

Son muchos los que han hecho cosas maravillosas por los animales como este imán de Estambul. Ya te hablamos sobre la señora que creó un refugio para animales ancianos, o del señor chino que gastó su fortuna en salvar y cuidar a animales abandonados.

También te contamos sobre el albergue que además de dar de comer a los sin hogar de la ciudad de Nueva York también alimentaba a sus mascotas.

Hay un sinfin de historias que nos llenan de alegría y esperanza viendo que aún hay buenas personas dispuestas a los que sea por ayudar a los animales. Quédate en nuestro blog y disfruta de estas maravillosas historias que te alegrarán el día.

Te puede gustar