Grifón Korthals de pelo duro

Laura · 13 diciembre, 2017

El grifón Korthals de pelo duro es un perro de muestra continental de origen francés. De tamaño mediano y carácter afable, siempre ha estado vinculado al mundo de la caza mayor, aunque también es un excelente animal de compañía. En este artículo desentrañamos algunos aspectos del origen de la raza, su apariencia física, carácter y algunos consejos.

Origen del grifón Korthals de pelo duro

El grifón Korthals pertenece al grupo de los grifones, perros vinculados en su mayoría a la actividad cinegética, y que están cubiertos por un manto de pelo nervudo que les otorga aspectos de grifos, un animal mitológico mitad león mitad águila.

Dentro de los grifones se distinguen tres subgrupos: grifones de muestra, los sabuesos y los perros de compañía, entre los que encontramos el llamado grifón de bruselas.

El grifón Korthals es una raza antigua que fue criada y definida durante la primera década del siglo XIX por Eduard Karel Korthals, un cazador holandés de quién recibe parte de su nombre. Aunque los ancestros de este grifón son holandeses, la Federación Cinológica Internacional considera que esta raza es originaria de Francia, donde se desarrollo y crió.

 

Características físicas de la raza

Según el estándar oficial de la raza, publicado en mayo de 1964, el grifón Korthals es un perro vigoroso, rústico y de tamaño mediano.

Se caracteriza por ser más largo que alto, de cuello esbelto y sin papada, con un cráneo relativamente pequeño y acabado en un hocico rectangular. Los ojos de color ámbar o pardo quedan rematados por unas espesas cejas enmarañadas que los protegen de los zarzales.

Del mismo modo, los bigotes y la barba están bien desarrollados cubriendo el rostro del animal y dotándole de una expresión de firmeza y seguridad. Sus orejas, de tamaño mediano son planas y contiguas a la cara; su inserción se encuentra a la altura de la línea del ojo y el pelo corto que las cubre está mezclado con caballos más largos.

Asimismo, la altura a la cruz ha de ser de 55 a 60 centímetros en los machos y de 50 a 55 centímetros en las hembras; mientras que el peso ha de ser proporcionado, con un pecho amplio pero no ancho, y una espalda fuerte.

Respecto al manto, el estándar de la raza recoge que este debe ser duro y áspero, como el pelo de jabalí, pero nunca rizado ni lanudo. Bajo el pelo duro de la capa externa se observa un vello fino y apretado, que proporciona una protección adecuada frente al frío extremo de los climas continentales.

En cuanto a las tonalidades de color se prefiere gris acero con manchas castañas o color castaño uniforme, pero también se aceptan los pelajes blanco y castaño, y blanco y naranja.

 

Carácter del grifón Korthals de pelo duro

Como la mayoría de perros de muestra, el grifón Korthals de pelo duro se muestra manso, aunque en ocasiones puede ser orgulloso y altivo. Apegado a su dueño y a veces puede ser territorial, por lo que se suele decir que es leal y protector; y además le encanta jugar y es muy afable con los niños.

 

Cuidados y salud del grifón Korthals de pelo duro

Con una alimentación equilibrada y mucho ejercicio, nuestro grifón Korthals tendrá buena salud y raramente caerá enfermo. Los criadores de esta raza suelen recomendar disponer de jardín o un parque cercano donde pueda correr y desahogarse, ya que un apartamento puede no ser muy adecuado para él.

En la ciudad se halla en ocasiones expuesto a enfermedades de la piel, por lo que para evitar cualquier problema, durante la época de la muda, se debe eliminar el abundante entrepelo con un cepillo duro o un peine.

En definitiva, un cepillado semanal, ejercicio físico y una nutrición adecuada harán que tu grifón Korthals de pelo duro esté sano y feliz

Fuente de la imagen principal: Elf at English Wikipedia