Un gato quedó atrapado en el Museo Guggenheim en Bilbao

Suelen ser frecuentes las noticias de mininos que debieron ser rescatados de árboles u otros lugares más o menos insólitos. En esta oportunidad, nos encontramos con el dato de que un gato quedó atrapado en el Museo Guggenheim de Bilbao y debió ser rescatado por integrantes del cuerpo de bomberos de la ciudad vasca.

¿Cómo el gato quedó atrapado en el museo?

Nadie sabe a ciencia cierta cómo llegó el animalito hasta el lugar, quizá por curiosidad o huyendo de alguna situación que consideró peligrosa. Lo cierto es que, conociendo las particulares estructuras del edificio, es muy probable que no haya podido encontrar una salida.

El museo, obra del arquitecto estadounidense Frank Gehry, es una cabal muestra de la arquitectura de vanguardia del siglo pasado, audaz e innovadora. Cuenta con 23 mil metros cuadrados de superficie. De ellos, 11 mil están destinados a espacios para exposiciones.

La cuestión es que, por uno de sus recovecos externos, se coló el minino que, como a veces sucede, luego no supo cómo salir. Los rescatistas llegaron con un transportín en el que lograron introducir al felino, de unos 3 kilos y medio de peso y en situación de calle, por lo se supone que fue derivado a un refugio para animales abandonados.

socializar a un gato

Si quieres ver imágenes de cómo fue rescatado el gato atrapado en el museo, haz click aquí.

Leer noticias que informan que “un gato quedó atrapado en…” suelen ser más o menos habituales y más o menos trágicas. En este caso, el hecho no tuvo lugar en el árbol más alto del parque, sino en el particular edificio del Museo Guggenheim de Bilbao.

Otras historias de mininos que quedaron atrapados en distintos lugares

Con historias como estas nos viene a la memoria seguramente esa frase que habla de las 7 -o de las 9, según la región- vidas de los mininos, o la que indica que “la curiosidad mató al gato”.

No hace mucho tiempo atrás, recibimos la información de unos gatitos bebés que habían quedado atrapados en un conducto de aire en una ciudad de la India.

Pero, con más o menos trascendencia, suele ser habitual que nos enteremos de gatos del barrio que subieron hasta lo más alto de un árbol y luego -quizá por miedo o por inexperiencia- no  supieron bajar.

Cuando ocurre una de estas situaciones, suele armarse un revuelo de vecinos que llaman al animal y utilizan mil artimañas para intentar que baje y que, por lo general, terminan asustando o estresando al minino. En definitiva, si no hay entre los presentes un buen escalador o alguien con una escalera desplegable, deben ser los bomberos los que tienen que acudir a resolver este tipo de situaciones.

La casa también es un sitio lleno de objetos y lugares para que un gato quede atrapado

Pero, aparte de estos temas que suelen angustiar a quienes aman a los animales, hay en internet gran cantidad de fotos y videos de gatitos en situaciones “graciosas” -para los humanos, no para ellos- al quedar atrapados o enredados en, por ejemplo:

  • Persianas
  • Distintos empaques
  • Mangueras
  • Muebles
  • Perchas

Sin embargo, más allá de estos momentos “divertidos” que, a criterio de sus dueños merecen una foto y no un urgente auxilio de la mascota, es importante estar siempre atentos y prevenir los accidentes domésticos que pueden sufrir los animales de compañía.

Los mininos y las alturas

Fuente: www.elcolombiano.com
Fuente: www.elcolombiano.com

Pero ?por qué los mininos tienen esa fascinación por las alturas? Todo parece indicar que, desde lo alto, tienen un mejor control de su territorio. Además, arriba de un árbol o de un techo, por ejemplo, pueden dormir tranquilos una siesta, seguros de que hasta allí no llegará nadie a interrumpir su descanso.

En ocasiones, suben hasta sitios altos escapando de una situación de peligro, como puede ser el caso de un perro que los persigue.

Y si bien muchos mininos pueden bajar solos, a veces no encuentran la forma de descender, por miedo o por ser jóvenes e inexpertos. Y también sus garras, que tan buen servicio le prestan para trepar, no son tan efectivas a la hora de emprender el camino contrario.

Entonces, si un gato quedó atrapado en algún sitio, no seas indiferente y busca la forma de ayudarlo.

 

Categorías: Gatos Etiquetas:
Te puede gustar