Gatita demuestra su instinto maternal adoptando ardillas huérfanas

Esta gatita demuestra que el instinto maternal supera cualquier barrera de especie. Pusha adoptó a unas ardillas huérfanas.
Gatita demuestra su instinto maternal adoptando ardillas huérfanas

Última actualización: 17 octubre, 2022

Pusha es una gatita que demuestra que el instinto maternal no conoce raza ni color. Ella acababa de dar a luz a sus propios bebés cuando le presentaron a cuatro ardillitas huérfanas a las que adoptó sin pensarlo. Sin saberlo, de esta forma les estaba salvando la vida, de otra forma, habrían muerto.

Una vez más, la naturaleza nos da lecciones de amor increíbles y muy enternecedoras. Continúa leyendo para conocer más sobre esta hermosa historia. ¡Te encantará!

Gatita demuestra todo su instinto maternal

Pusha adoptó a las ardillitas y las trató como a sus propias hijas.
Pusha adoptó a las ardillitas y las trató como a sus propias hijas.

El instinto maternal que demuestra la gatita Pusha ha sorprendido a todos los que conocen su historia. Usualmente, cuando una gata da a luz se vuelve un poco celosa porque ha asumido una gran responsabilidad. En esta ocasión, la gatita que vive en Crimea, este de Europa, dejó de lado cualquier sentimiento negativo para abrirle su corazón y sus brazos a cuatro ardillas que quedaron huérfanas.

Los hechos ocurrieron en el parque Bajchisarai en donde la minina había dado tenido a sus peluditos. Sin importar que debía proteger a las ardillitas y dedicarse 100 % a ellas, no dudó en salvarlas de la muerte que les esperaba al no tener abrigo ni alimento.

Pusha no solo las alimentó y acicaló llenándolas de vitalidad durante la etapa más importante, sino que creó un vínculo especial con ellas. Se comportó como su verdadera madre y las ardillas como sus hijas biológicas. Todo esto quedó grabado en un video que le ha dado la vuelta al mundo entero y que ya acumula más de 3 millones de visualizaciones.

Lo que más ha enternecido a los internautas es que las ardillas se alimentan a la par de sus hermanos gatunos, se acuestan a su lado y juegan juntos. Parecer ser que entre ellos han establecido una relación tan especial que no identifican que son de especies diferentes.

Gatos y ardillas, una familia hermosa y muy extraña

La gatita que adoptó a las ardillas
La gatita que adoptó a las ardillas demostró todo su instinto maternal.

En condiciones más naturales, las ardillas suelen ser presa fácil para los gatos salvajes. Por ello, fue una apuesta muy arriesgada por parte del personal del parque involucrarlas con una madre gatuna que acababa de dar a luz.

No obstante, el ánimo de querer salvar a las pequeñas huérfanas superó el temor. Aunque en principio las cuatro hermanas se resistieron a hacer parte de esta familia, el amor e instinto maternal que demuestra la gatita las hizo sentir seguras.

Fue así como empezaron a desenvolverse mejor, a alimentarse, jugar con sus hermanos mininos y superar la barrera de la muerte que les esperaba si Pusha las hubiese rechazado. ¿Qué te parece esta bella historia?

Te podría interesar...
Palito vivía en un basurero, no conocía la bondad de los humanos hasta que lo rescataron
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Palito vivía en un basurero, no conocía la bondad de los humanos hasta que lo rescataron

Palito, un perro que vivía en un basurero, fue rescatado junto a su hermana y está esperando ser adoptado por una familia.


Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.