Cómo erradicar las garrapatas con naranja

Cristina · 19 agosto, 2015

Que los animales no puedan quejarse no quiere decir que no sufran, como es evidente. Pero esa dificultad para comunicarse en ocasiones hace que nos cueste trabajo conocer que tienen alguna clase de padecimiento, por lo que tenemos que estar muy atentos a ciertos cambios que se puedan producir en su comportamiento. Uno de los problemas más habituales que sufren nuestras mascotas son las garrapatas, hoy te mostramos cómo puedes conseguir erradicarlas utilizando naranjas.

Las garrapatas

perro rasca

Las garrapatas pertenecen a la familia de los ácaros, siendo el miembro que mayor tamaño alcanza. Son ectoparásitos hematófagos, lo que quiere decir que se alimentan de sangre. Son transmisores de un gran número de enfermedades infecciosas.

Las garrapatas se sitúan habitualmente en la hierba alta y están listas para engancharse a la piel de cualquier animal que pase cerca. Hay que tener claro que no tienen la capacidad de saltar, sino que necesitan el contacto directo para lograr su objetivo. Son parásitos muy pacientes, ya que en ocasiones les llevará días o incluso semanas encontrar la víctima adecuada.

Una vez que dan con ella, perforan su piel para comenzar a alimentarse con la sangre del animal. Después, su cuerpo empieza a hincharse lo que permite que segregue una especie de pegamento que le sirve para adherirse al huésped y continuar alimentándose.

Ahora que ya sabemos cómo actúan las garrapatas, veamos una manera de terminar con ellas con naranjas.

Cómo terminar con las garrapatas utilizando naranjas

perro rascando

Está claro que una vez que percibimos que las garrapatas han alcanzado a nuestra mascota, nuestro objetivo principal debe ser erradicarlas para terminar cuanto antes con los posibles daños que estas puedan ocasionar al animal. Es importante que sigas todos los pasos que veremos a continuación cuidadosamente.

Para empezar, te mostramos el material que necesitas. Como verás, todo muy sencillo y económico:

  • 3 naranjas
  • Un litro de agua
  • Un pulverizador

Ahora veamos qué tenemos que hacer con ellos paso a paso:

  • Empezaremos por calentar el litro de agua.
  • Aprovechamos ese tiempo para ir pelando las naranjas hasta quitarles la piel por completo.
  • Son precisamente las cáscaras lo que utilizaremos para solventar el problema. Eso sí, no tires el resto de las naranjas; utilízalas para hacer zumo o cualquier otra cosa que se te ocurra.
  • Cuando el agua esté hirviendo debemos introducir en ella con cuidado la piel de las naranjas, bajar el fuego y permitir que cuezan entre cinco y diez minutos.
  • Una vez que haya pasado ese tiempo, ya podemos proceder a retirar del fuego el agua con las cáscaras. Después lo dejamos enfriar.
  • Una vez que el líquido ya está frío, es el momento de introducirlo en el pulverizador. Está listo para ser utilizado.
  • A continuación, llega el momento de emplearlo para terminar con las garrapatas. Lo que tienes que hacer el pulverizarlo sobre la piel de tu animal. No es necesario que lo aclares con agua, lo que tienes que hacer es permitir que la mezcla se seque sobre la piel de la mascota.

Tengamos en cuenta que dependiendo de la clase de animal que sea, opondrá una mayor o menor resistencia. Mientras que a los perros no suele molestarles el que los mojes, con los gatos no sucede lo mismo, por lo que tienes que tenerlo en cuenta. Piensa que tu amigo ya estará nervioso de por sí por las molestias que le estén ocasionando las garrapatas, así que estará más sensible de lo habitual.

Es posible que te estés preguntando por qué este remedio resulta útil. La respuesta es que los insectos en general y las garrapatas en particular odian el olor que desprenden todos los cítricos, por lo que van a huir de él y además se mantendrán lejos de tus mascotas.

Como en la mayoría de los casos, lo mejor es la prevención, así que prueba a rociar al animal con este líquido una vez a la semana. De esta manera conseguirás que las garrapatas no se acerquen a él.

Es un método que te ofrece muchas ventajas. No solo conseguirás solucionar el problema; lo harás de manera natural, no presenta ninguna dificultad prepararlo y además es muy económico. Ten en cuenta que si lo guardas en la nevera podrás utilizarlo más de un día.

Ahora ya sabes cómo acabar con las garrapatas de manera sencilla.