¿Qué enfermedades comparten los humanos y los perros?

Paco María García 15 junio, 2016

Aunque tenemos la tendencia de pensar que los humanos y los perros somos diferentes en todo, y también en cuanto a las enfermedades que pueden sufrir, la verdad es que hay algunas afecciones que pueden tener indistintamente personas y canes.

Es curioso descubrir como los veterinarios se sorprenden de lo parecido que termina siendo su carrera a la de la medicina humana. Se puede aprender mucho uno del otro para nuestra salud.

Patologías del corazón

perro enfermo

Como tienen un corazón parecido al nuestro, los canes pueden sufrir de problemas parecidos, como lo son la arritmia y los ataques al corazón. Algunas razas de perros son más propensos a sufrir estos ataques por tener un comportamiento nervioso más acentuado.

Cáncer de mama

Se trata de una de las enfermedades de las que más se habla en todo el mundo en los últimos años, relacionada con los humanos y los perros. Pero también el cáncer de mama se ha encontrado en diferentes mamíferos como lo son el jaguar, el tigre, el león marino, los canguros, las ballenas, las alpacas y las llamas.

Cáncer de piel y de huesos

Se han diagnosticado en algunos animales afecciones como el cáncer de piel. En los perros Golden Retriever se localiza en muchas ocasiones un tipo de cáncer de huesos denominado osteosarcoma.

Obesidad y diabetes

Con más frecuencia de la que sería deseable, en los países con mayor desarrollo se está originando con mucha frecuencia la obesidad en los perros. La comida procesada y la falta de actividad física en muchos canes que viven en casa está provocando estas patologías en nuestras mascotas.

Leptospirosis

La leptospirosis se trata de una enfermedad que puede afectar tanto a los perros como a las personas. El can puede transmitir al resto de la familia con la que convive. Este problema de salud se origina a través de una pequeña bacteria que vive en el agua.

La leptospirosis puede afectar a los humanos y los perros en todo el mundo a pesar de que al ser causada por una bacteria amante del agua, es más frecuente en los climas cálidos con zonas húmedas y encharcadas. En España, Cataluña, Aragón y Asturias son las partes geográficas con más problemas en este sentido.

El contagio a las personas se produce cuando entramos en contacto con agua o ingerimos el líquido elemento. Si el animal que tenemos en casa ya está contagiado, el riesgo para los humanos que conviven con él se incrementa.

Aunque existe vacuna contra esta enfermedad, no siempre es efectiva, y el animal infectado puede transmitir esta enfermedad a sus dueños. A pesar de no existir una plena garantía, la vacunación del perro es la primera clave para evitar la leptospirosis. Esta vacuna suele administrarse a las 12 o 13 semanas de vida.

Síntomas de enfermedades comunes en los humanos y los perros

Con los primeros síntomas de fiebre en el perro, es conveniente ir al veterinario para que imponga el tratamiento correcto. Si vemos que nuestro amigo está decaído, inapetente, esos son de los primeros síntomas. Ante cualquier indicio de fiebre en el perro, conviene acudir al veterinario para que aplique el  tratamiento a seguir. Un comportamiento alicaído en el can también puede ser una señal.

Autor: LuAnn Snawder Photography
Autor: LuAnn Snawder Photography

Evitaremos para protegernos del contagio que nuestra mascota se bañe en áreas o zonas contaminadas o que puedan estarlo. Los espacios de campo y rurales con agua encharcada resultan peligrosos.

En el momento en que se detecta la enfermedad, acudiremos al veterinario lo antes posible.

Algunos estudios realizados en España han detectado que cada año los perros y gatos transmiten más de 300 enfermedades a las personas. La brucelosis es la más extendida, superando los 6.000 casos.

Los especialistas afirman que los contagios zoonóticos producen en las personas ceguera, quistes hepáticos, de pulmón y corazón, además de afecciones respiratorias, deformaciones en los recién nacidos, dolores musculares y gastroenteritis. Según los expertos, estos contagios se mantienen por el empeoramiento de las condiciones medioambientales en que viven estos animales.

Quistes hidatídicos

La tendencia en los últimos años apunta a una reducción en contagios por quistes hidatídicos y otras afecciones. Aun así, las principales víctimas siguen siendo los niños, las, mujeres y los enfermos de sida. La enfermedad con mayor número de afectados es la brucelosis, que se adquiere mediante el consumo de leche, queso fresco y carne de animales afectados, como son la vaca, los ovinos y las cabras.

Te puede gustar