El Hovawart, un can activo y servicial

Inés 19 mayo, 2015

El Hovawart, o “hofwart”, como se le solía conocer, es un can alemán que hace honor a su nombre, que significaba “guardián del corral” y cuyos sus orígenes se remontan al siglo XIII.

Posterior a su aparición hubo un importante declive de estos canes, el cual los puso al borde de la extinción. Se dice que la razón tuvo que ver con sus enfrentamientos con los lobos, que solían rodear las granjas y los rebaños que cuidaban. El Hovawart tiene una ascendencia que proviene del Dogo del Tíbet, antepasado de todos los perros de montaña; como el San Bernardo, el Terranova y el Perro de Montaña de los Pirineos.

El cinófilo K.F Köning, gran estudioso de esta raza y responsable de su recuperación de su temprana extinción, recogió para su criadero algunos ejemplares en los alrededores de la Selva Negra (Alemania) y en zonas remotas del Hartz, cruzándolas con otras razas como el Leonberger, el Terranova, el Pastor Alemán y el Kuvasz, para poder rescatarlos y disfrutar de esta magnífica raza.

Características del Hovawart

hovawart 2

Miden de 63 a 70 cm los machos y de 58 a 65 cm las hembras, pesan unos 40 kg aproximadamente y suelen ser rubios, negros y negros con manchas rubias. Son perros de guarda, de defensa y de compañía.

El Hovawart es un perro grande y robusto, de espalda firme y recta. Su cabeza es ancha y redondeada y de orejas caídas y triangulares. Sus patas son grandes y la cola es larga y poblada de pelos más largos. En general, este can es de pelo largo, un poco ondulado.

La personalidad servicial del Hovawart

Estos maravillosos canes tienen fuertes instintos de protección y lucha, son dueños de una gran confianza en ellos mismos y tienen un temperamento medio adaptado a las circunstancias. Todo esto, combinado con su excelente olfato y las grandes proporciones de su cuerpo, lo convierte en un excelente amigo, guardián, defensor, salvador y rastreador.

El Hovawart es un protector nato, juguetón, decidido, agradable, alegre y muy maduro. Es un can que atiende al jefe de la manada, al que obedece sobre todos y sobre el que enfoca su atención, energía y cariños. Con los niños es paciente y juguetón, nunca se cansa de jugar y es un excelente nadador.

¡Quiero un Howawart!

hovawart 3

Si estas pensando en hacerte con un can y dispones de un amplio espacio y de muchísimo tiempo para salir con él a jugar y a ejercitarse, entonces el Hovawart es la mascota indicada para ti. Es muy importante que estos canes realicen una constante actividad física para que se mantengan en buena forma y en un excelente estado de salud. Además, notarás de inmediato todo lo que disfruta del campo y del aire libre, corriendo, saltando y hasta descansando.

El Hovawart es un perro familiar, por lo que no debemos dudar de su fidelidad y de su protección. Además, nuestra constante cercanía, afianzará esta fidelidad y nos hará más sencilla la tarea de adiestrarle, puesto que asimilará más rápido las enseñanzas que recibe y verás lo fácil que le resulta aprender mientras trabaja, cosa que hará de forma espontánea.

Si tenemos pequeños en casa no debemos temer, puesto que el Hovawart se porta ejemplarmente con los niños; los protegerá en cuanto se presente la ocasión y jugará con ellos con una paciencia infinita.

Los Hovawart son uno de los perros más fáciles de cuidar. Aunque parezcan delicados por su abundante pelaje, con cepillarlos una vez a la semana conseguiremos que brillen con fuerza. Con respecto a su alimentación, no les resultan molestos los piensos comerciales y su ración diaria de alimento está entre los 650 ó 850 grs, que le aportarán entre 1.700 y 2.000 calorías diarias, siempre teniendo en cuenta, por supuesto, su actividad física diaria.

Te puede gustar