El Azul Ruso: la realeza felina

Antonia Tapia · 15 diciembre, 2014

Originaria de Rusia, la raza de gato denominada Azul Ruso apareció en el puerto de Arkhangelsk a principios del siglo XIX y fue internacionalmente conocida en 1871 en  el Palacio de Cristal de Londres. A este felino se lo relaciona con otras razas como  el Korat de Tailandia, la francesa Chartreux y el Shorthair británico. Apreciado por su vistoso pelaje, es considerado uno de los gatos más elegantes del mundo.

La denominación Azul Ruso, se oficializó en 1912. Para esos años la raza ya era más conocida y comenzaba a ser popular. Sin embargo los pormenores de la Segunda Guerra Mundial hicieron que esta raza de felinos mermara considerablemente.

En 1949 se registró el primer gato Azul Ruso en la Asociación de Criadores de Gatos, comenzando a participar a partir de allí en diferentes concursos.  Desde la década de 1990, la raza ha ganado premios regionales e internacionales, y actualmente goza de gran reconocimiento y popularidad.

Características

azul ruso 2

El Azul Ruso es un gato de complexión robusta, con músculos firmes y una apariencia señorial. Es de tamaño mediado, delgado y elegante. En posición de estiramiento su cuello es largo.

El pelaje del Azul Ruso es corto, denso, sedoso, y platinado. Su color es azul brillante, preferentemente  lavanda en la base de la raíz y a medida que desciende hacia sus patas va oscureciendo. Brilla con luz reflectante.  Según cuentan algunas leyendas, esta raza de felinos, fue en un tiempo blanco de cazadores ya que se comparaba su pelaje con la exuberante piel de las focas.

La cabeza del gato Azul Ruso es ancha cuneiforme. Sus orejas son anchas y se colocan hacia adelante. Sus ojos son de color verde, anchos y redondos,  ligeramente inclinados en las esquinas superiores, lo que le otorga a esta adorable raza, una expresión dulce que se adapta muy bien con su temperamento apacible.

La sonrisa del Azul Ruso es muy particular y muchas veces se la compara con la enigmática sonrisa de la Mona Lisa.

Comportamiento

azul ruso 3

Esta raza de felinos es muy fácil de entrenar. Goza del juego y disfruta buscando y trayendo distintos juguetes, como pelotas o muñecos. El azul ruso se lleva bien con casi todo el mundo, incluidos los niños. Su amor por la compañía se extiende hacia todos los integrantes de la familia incluyendo otras mascotas y si estas últimas también son gatos la buena convivencia, sin duda, se encuentra asegurada.

El gato Azul Ruso es inteligente, muy buen cazador y súper cariñoso. Se adapta muy bien a vivir en pequeños espacios como departamentos. Aunque también adora los lugares abiertos y naturales como jardines.

Una de las vulnerabilidades del gato Azul Ruso es su tendencia a sobresaltarse fácilmente. También pueden ser algo tímidos, reservados y con gente que no conocen o en ambientes extraños, suelen padecer cierto nerviosismo. Es por eso que  a esta raza no le gusta los cambios, y prefieren que las cosas sean uniformes y predecibles.

El gato Azul Ruso es muy exigente con su higiene. Sus áreas de convivencia y su  arenero nunca deben estar sucias. Además es muy exigente con sus horas pautadas para la comida, las cuales  se deben respetar.

No existen problemas de salud específicos relacionados con el Azul Ruso. En cuanto a cuidados, algo básico que debes hacer es cepillar su pelo frecuentemente. Si lo haces como mínimo una vez por semana está bien. También debes  cepillar sus dientes regularmente. Como ya se menciona, esta raza, tiene un especial cariño por la compañía humana. Por lo tanto le sentará muy bien estar al pendiente de sus cuidados.

Una nota importante a tener en cuenta con esta raza es el amor que estos bellos felinos tienen por la comida. Muchas veces suelen comer más allá de su necesidad. Si se le permite comer todo lo que quieren es un candidato seguro a aumentar de peso fácilmente.

Finalmente, para prevenir la obesidad, lo mejor que puedes hacer es racionar adecuadamente su comida y servirle sólo en los momentos asignados durante el día. Asegúrate  que todos los miembros de la casa estén al tanto y respeten esta regla. No les den demasiadas golosinas o sobras de comida. Evita que mendiguen mientras estás comiendo y prepara rutinas de juego, así se encuentra en permanente actividad.