El Abisinio, el gato de la mirada curiosa

Alba Muñiz · 12 mayo, 2015

Si los gatos se caracterizan por su curiosidad, el Abisinio va más allá y tiene la curiosidad adosada a su mirada. Pero no solo eso. Sus ojos son profundos, expresivos y de gran vivacidad. Su cuerpo estilizado y su imagen algo salvaje recuerdan a un puma.  Es la elegancia hecha gato. Y es que este bello animal parece descender de la época en que los mininos eran considerados dioses en el Antiguo Egipto.

El origen de esta raza no tiene una certeza absoluta. La versión más difundida sostiene que fue introducida en Europa en 1868 por un integrante del ejército británico que, a su regreso de la región africana de Abisinia –la actual Etiopía– trajo consigo a una gata, de nombre Zula. Para algunos, Zula llegó preñada de un gato salvaje africano. Otros señalan que se apareó en tierras inglesas con un minino decididamente británico. Lo cierto es que la presentación oficial del Abisinio ocurrió en 1871 y fue reconocido 11 años más tarde. A comienzos del siglo pasado fue llevado a Estados Unidos, lo que contribuyó a evitar su extinción a causa de la Segunda Guerra Mundial y de una epidemia de leucemia felina que se expandió por el viejo continente.

Hay quienes sostienen que la raza fue creada en Inglaterra a partir de animales con pelaje jaspeado, otra de las particularidades de estos gatos. Sin embargo, los estudios más recientes de los genetistas parecen establecer su origen en la costa del Océano Índico del Sudeste Asiático.

Un gato cariñoso, juguetón y demandante de mimos

adoptar gato 2

Si estás pensando en adoptar un gato porque crees que te exigirá menos atención y cuidados que un perro, ciertamente el Abisinio no es la mejor opción.

Ahora, si lo que quieres es un animal vital, con ganas de jugar y que te demande y ofrezca cariño de forma constante, no dudes de que es la elección perfecta. La curiosidad no es solo una expresión en sus ojos, sino una característica de su personalidad. Es muy activo: salta, trepa, investiga cada rincón e incluso se atreve a nadar. Pero, a la vez, es tranquilo y manejable. No es de merodear ni alejarse demasiado y se asusta con facilidad ante ruidos o situaciones extrañas.

Sensible e inteligente, tiene un carácter alegre y vivaz que se esfumará si lo dejas solo. Hará notar de inmediato su tristeza si no hay presencia constante de humanos en su entorno. Suele desarrollar un vínculo emocional fuerte con los miembros del hogar, a quienes acompañará en sus estados de ánimo. Pero, ante los desconocidos, se muestra reservado y mantiene distancia.

Algunos detalles a tener en cuenta:

  • Conserva sus uñas cortas para preservar tus muebles, cortinas e incluso tus hombros. Sí, debes saberlo, tu adorable mascota puede saltarte encima en el momento que menos lo esperes.
  • Facilítale juguetes para mantenerlo ocupado y estimular su inteligencia.
  • Proporciónale una alimentación acorde con la energía que gasta, que es mucha.
  • Si bien se adapta con facilidad a distintos espacios –puede vivir en un departamento siempre que pueda desplazarse libremente– lo ideal sería que contara con un jardín, patio o terraza para correr, trepar y jugar a sus anchas.
  • Dadas sus dotes de escalador, trata de evitarle accidentes. Si tu hogar no está en planta baja, utiliza algún tipo de protección o cerramiento en ventanas, balcones y azoteas.

 Características físicas del gato de la mirada curiosa

gato

  • Cuerpo ágil y musculoso. También delgado y largo.
  • Tamaño medio y proporcionado.
  • Cabeza ligeramente triangular y fina. De mentón firme.
  • Orejas grandes y separadas. No son excesivamente puntiagudas, ya que tienden a redondearse en los extremos. Contribuyen a dotarlo de una expresión de alerta.
  • Ojos almendrados y de color verde, amarillo o castaño.
  • Nariz oscura.
  • Patas largas y delgadas.
  • Cola con pelaje intenso que se va afinando hacia la punta.
  • Pelaje corto, brillante y tupido. Basta con cepillarlo una vez por semana.
  • Los colores más comunes son los cobrizos y diferentes escalas del castaño.
  • Manto con un característico punteado de tono claro, que salpica cada pelo en dos o tres partes para aportar un contraste a la tonalidad dominante.

Ten en cuenta que los abisinios son propensos a sufrir algunas enfermedades, como la insuficiencia renal crónica, por lo que será recomendable que realices controles periódicos con tu veterinario para mantener sano y feliz a ese hermoso animal, con eterna alma de cachorro juguetón, que elegiste como mascota.