Ejercicios para el desarrollo de tu cachorro

Mariela Ibarra Piedrahita · 21 febrero, 2015

En algo que hemos sido siempre muy enfáticos es en la importancia del ejercicio para el desarrollo de los cachorros. Sin embargo, vale la pena especificar qué clases de ejercicios son importantes en determinados momentos de su crecimiento. Por lo tanto, te dejamos algunos de los ejercicios más importantes que te ayudarán para el desarrollo de tu cachorro.

Los cachorros crecen muy rápido, por lo que deberás prestar especial atención a sus diferentes etapas. Una de las más importantes es el cuidado neonatal (recién nacidos), pero también se deben elaborar juegos que estimulen su inteligencia y potencien su aprendizaje.

Juegos en la etapa neonatal

cachorros-shar-pei

Las primeras semanas de vida de un cachorro son su primer acercamiento al mundo que lo rodea y del cual algún día formará parte. Pero tienes que tener en  cuenta que al comienzo, sólo debes cuidar que no sea molestado, que duerma lo suficiente y que se alimente con frecuencia. Esto ayudará a fortalecer su sistema inmunológico, además de mejorar sus capacidades de aprendizaje y por lo tanto, su domesticación y adiestramiento.

Las caricias son buenos estimulantes durante esta etapa (antes del destete), pero no deben durar más de 15 minutos la manipulación, también puedes poner al cachorro contra tu pecho, esto le ayudará a que se familiarice con tu olor y te tome confianza.

Puedes verificar sus reflejos haciendo suaves cosquillas en sus patas. También puedes tomarlo con mucho cuidado entre tus manos y ponerlo boca arriba, esto lo estimulará para que se voltee.

Entre la segunda y tercera semana puedes estimular la audición del cachorro, poniendo sonidos que le puedan llamar la atención (puede descargarlos de internet), recuerda que deben estar a buen volumen y no ser estridentes o muy agudos.

Cachorros destetados

perro jugando

Es bueno que tu cachorro sea sociable con otras personas, pero también debe pasar la mayor cantidad de tiempo posible con sus hermanos y madre, esto será muy bueno para él, porque podrá aprender conductas propias de su especie. Recuerda que para socializarlo con otros animales, debes esperar a que complete su cuadro de vacunación.

Tu cachorro será cada vez más demandante en los juegos a medida que va adquiriendo confianza e independencia, haciéndose más explorador de su entorno. Este es un buen momento para presentarle objetos con los que puede interactuar. Ten cuidado con la selección de juguetes, será mejor que le suministres aquellos que el perro pueda identificar como suyos, pelotas, muñecos, huesos que huelen, pues no querrás tener un perro adulto destrozando tus zapatos o ropa, producto de un mal aprendizaje.

Para potenciar su olfato puedes diseñar algunos juguetes con snacks ocultos, así podrás estimularlo para que busque y olfatee, además de potenciar su inteligencia mientras descubre cómo sacar el delicioso premio del juguete.

Un juego que los estimula, además de ayudarlos a hacer ejercicio, son las escondidas, una vez que tu cachorro aprenda a traer de vuelta los objetos. Puedes tomar su juguete preferido y arrojárselo, cuando se haya ido a perseguirlo corre a esconderte en un lugar de fácil acceso para él. La idea es que él empiece a buscarte, así que al principio deberás emitir algún sonido, incluso llamarle para que le de curiosidad, por lo menos mientras aprende la dinámica del juego. Esto hará que use su olfato, oído y trate de descifrar cómo llegar hasta donde estás. Verás como es divertido y tu mascota corre por toda la casa tratando de encontrarte.

Acarícialo, al igual que en los gatos, las caricias son de suma importancia para el desarrollo de un cachorro, además de ser una experiencia terapéutica para ti. Las caricias ayudan también a su pelaje y si las haces ejerciendo un poco de presión, pueden mejorar su circulación. Algo que puedes hacer mientras lo acaricias es estirar sin ejercer fuerza sus extremidades, esto le ayudará con las articulaciones.

Consigue un compañero de juego para tu cachorro, si bien es bueno que tenga contacto con humanos, el contacto con otros perros es de vital importancia, tanto para su salud física como mental. Así el cachorro aprende a ser sociable y lo hará más amistoso en el futuro. También es bueno que comparta con otras especies de animales, así no tendrás que lidiar con un adulto antisocial y los problemas que esto deriva.