Descubre por qué algunos perros mastican mal la comida

Virginia Duque Mirón · 21 septiembre, 2015

Seguro que has visto muchas veces a tu perro engullir la comida como si no hubiera comido en la vida. Este es un problema muy común que tienen muchos perros: tragar sin masticar.

Aunque parece ser algo intrínseco de su especie, lo cierto es que hay que hacer algo para evitar este comportamiento, ya que la continuidad de ello podría traer consecuencias más graves después.

Como consecuencias inmediatas puede causarle una mala digestión, así como la necesidad inminente de vomitar la comida, la cual saldrá entera por no haberla masticado y podrá dañarle la garganta y las cuerdas vocales.

¿Pero por qué actuan así? ¿Por qué les gusta engullir?

Supervivencia

perro comiendo

Los perros descienden de los lobos, por lo que mantienen algunas características de sus ascentros. Una de ellas es la de engullir sin masticar como cuestión de supervivencia.

Hacerlo de ese modo permitía comer más y más rápido y saciarse cuando tenían una presa, ya que no sabían cuándo podrían tener la siguiente.

Aunque esta es una tendencia innecesaria cuando el animal es el único en la casa, lo cierto es que están tan arragaida que será difícil eliminarla por completo. Por otro lado, los perros no entienden de modales, por lo que para ellos actuar así es lo más natural del mundo.

¿Por qué no se enferman?

El sistema digestivo de los perros está mejor preparado que el nuestro para engullir trozos grandes de comida sin enfermarse. Esto sucede gracias a la capacidad asombrosa de su esófago para dilatarse y expandirse.

Desgraciadamente esto también les puede ocasionar problemas tales como la obesidad.

Es difícil, aunque no imposible, diferenciar cuándo el perro puede engullir por naturaleza o cuándo se ha convertido en un glotón.

También debemos tener en cuenta que si ingiere demasiado sin gastar mucha energía esto le ocasionará un exceso de peso que desencadenará otros problemas en los huesos, las articulaciones, el sistema respiratorio y el corazón.

Consejos para evitar el engullir sin masticar

El engullir sin masticar no significa que esté sobrealimentado o con sobrepeso. No obstante, como esta no es una buena actitud, es mejor hacer algo por desarraigarla. He aquí unos prácticos consejos que te ayudarán a ello.

  • Combina su pienso con alimentos naturales como huevos o pollo. Estos alimentos le pueden aportar serotonina, un neurotransmisor que logra reducir el nerviosismo y evitará que tu perro quiera engullir.
  • El estrés y la ansiedad puede aumentar la ingesta de alimentos. Vigila las señales que indicarte si tu perro está estresado.
  • Dale paseos largos y ayudálo a que haga ejercicio. Si realiza desgaste físico, no habrá problema si en ocasiones quiere de nuevo engullir la comida.
  • Vigila que la cantidad de calorías que das a tu perro no sea superior a la energía que gasta.

Otras ayudas

perro comiendo manzana

En el mercado hay un sinfín de variedades de artículos para mascotas y, cuando necesitamos ayuda para desarraigar malas costumbres, también. Por ejemplo:

  • Comederos anti-gulping. Estos comederos, también conocidos como comederos antiengullición impiden que el animal meta todo su hocico y evitan que pueda engullir tan rápido.
  • Juguetes rellenables tipo Kong. Estos juguetes tienen una abertura que podrás rellenar con la ración diaria que necesita tu perro y, mientras juega, podrá ir sacando los granos de pienso.

Esto le ayudará a desarrollar paciencia a la vez que se divierte y a no engullir la comida.

  • Esparce comida por el suelo. No lo hagas en una montaña, sino a lo largo del suelo. Así el animal se verá obligado a comer el pienso de uno en uno en vez de engullir mucha cantidad a la vez.

Eso sí, deberás estar dispuesta a pasar la fregona después para quitar los restos de comida y de baba.

Al igual que a nosotros, a los perros también los marca la infancia, sus antepasados, sus genes y su crianza. La tendencia a engullir puede parecer imposible de controlar, pero estamos seguros de que, si sigues nuestros consejos, pronto tu animal será más calmado a la hora de comer.