Descubre el gato lobo

Su nombre oficial es Lykoi. Se trata de una nueva raza de gato que le da un aspecto de lobo. Algunos creen que es un animal sobrenatural. Luego hay otros que afirman que surgieron de la cruza entre un felino y un lobo. Entérate más sobre el extraño gato lobo que nos llama la atención por su pelaje y sus ojos.

Origen del gato lobo

El gato Lykoi (o Likoi) tiene sus orígenes en dos lugares diferentes de Estados Unidos: Tennessee y Virginia. ¿Cómo puede ser esto posible? Se trata de dos camadas que no tenían relación entre si. Sin embargo, habían nacido con muy poca diferencia.

Las madres eran gatas comunes. Pero aunque se lo conoce como el gato lobo, no tiene nada que ver con este animal de la familia de los cánidos (que está emparentado con los perros, no con los felinos).

Esta nueva raza gatuna es el resultado de una mutación genética natural que sucedió en un gato doméstico de pelo corto. A partir de dos ejemplares “mutantes” que se cruzaron se fue expandiendo la raza.

Para poder evitar cualquier tipo de enfermedad congénita en las nuevas camadas, los criadores de gatos Lykoi trabajaron en conjunto con un grupo de veterinarios. También tuvieron el asesoramiento de un equipo del departamento de dermatología de la Universidad de Tennessee.

Gracias a una prueba de ADN se pudo comprobar que el gato lobo no tiene parentesco genético con los Sphynx, una raza conocida por no tener pelo. Cada uno proviene de una mutación diferente. Tampoco está emparentado con el Devon Rex.

Lykoi quiere decir lobo en griego. Fue elegido ese nombre por el aspecto de los primeros ejemplares. Los gatos lobo son los más raros del mundo. Además, todavía hay muy pocos, ya que sólo hay algunos criadores de la raza.

Características y comportamiento del gato lobo

En cuanto a los aspectos más destacados del gato Lykoi, debemos decir que por ejemplo tiene el pelaje de color gris claro, gris oscuro o plateado. Eso pese a que nacen sin pelo más allá de contar con un poco alrededor del hocico, orejas y ojos.

Los estudios llevados a cabo en la Universidad local afirman que el manto de este gato no se debe a una enfermedad o problema que pueda influir en la salud del animal. Se trata específicamente de una mutación genética natural y por ende benigna.

Los ojos también son dignos de destacar porque además de ser de un color almendrado, la forma nos llama su atención. Son algo alargados hacia arriba y muy grandes en relación a la cara, que es un poco triangular. La nariz es siempre negra.

Más detalles del gato lobo

Fuente: cdn.images.express.co.uk

Estos felinos domésticos pueden llegar a pesar entre 3,5 y 7 kg y como suele suceder, los machos son más grandes que las hembras.

Ya que no hay demasiados ejemplares de esta raza, no se puede saber a ciencia cierta cómo se comportan o cuál es su temperamento. Lo cierto es que el puñado de dueños de gatos Lykoi dicen que son animales muy dulces, cariñosos y amorosos (todo lo contrario a lo que podríamos pensar mirando su aspecto físico).

De hecho, se afirma que se comportan de forma similar a un perro (no es tan independiente como los demás gatos). Si bien al principio puede ser algo desconfiado con las personas que no conoce, eso si lo heredó de los gatos, una vez que entra en confianza hará todo lo posible por jugar y divertirse con los humanos.

Además, es un gato a quien le gusta cazar todo aquello que se mueva. Lo hará con todo, desde una mosca hasta una planta movida por el viento. Será juguetón durante mucho tiempo y le gustará estar rodeado de juguetes y objetos.

Por último, debes tener en cuenta que los gatos Lykoi necesitan un cepillado normal debido a tener pelo corto (máximo dos cepillados semanales). Es preciso además limpiarle los ojos para evitar la proliferación de bacterias. Por lo demás, los cuidados son iguales a los de cualquier otro felino.

Fuente de las imágenes: www.catbreedselector.com y cdn.images.express.co.uk

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar