¿Hay que dejar al perro lamer su herida?

Los canes y otros animales suelen pasar repetidamente su lengua sobre áreas de su cuerpo que presentan alguna zona lastimada. Con esta acción suelen aliviar el dolor o la picazón que sienten. ¿Pero debemos dejar a nuestro perro lamer su herida?

Una cuestión que la ciencia no termina de dirimir

Como suele suceder en casi todos los casos, los científicos no terminan de ponerse de acuerdo en esta cuestión. Y es que nada es absolutamente definitivo. Porque lo que hoy parece ser una verdad indiscutible, mañana puede convertirse en algo que se deja de lado por obsoleto.

Entonces, a día de hoy podemos señalar que si bien se ha demostrado que la saliva de los perros tiene algunas propiedades curativas, tampoco es menos ciertos que contiene algunas bacterias que pueden contribuir a infectar una herida.

Así que, de momento, es mejor que evites que tu peludo se lama las partes lastimadas. Y que recurras al veterinario para que indique el mejor tratamiento que debes emplear para curar el área lesionada.

Una pregunta sin respuesta definitiva es si debemos dejar a un perro lamer su herida. De momento parece que, a pesar de algunas sustancias beneficiosas presentes en la saliva de los peludos, se corre el riesgo de que se produzcan infecciones debido a la presencia de algunos microorganismos perjudiciales.

Pros y contras de dejar al perro lamer su herida

Un análisis químico de la saliva canina demuestra que contiene proteínas antimicrobianas y antifúngicas. Por eso contribuye a curar las diversas lastimaduras y a reducir las cicatrices.

Pero la presencia de otros gérmenes en este líquido hace que se corra el riesgo de agravar la situación. Sobre todo si se trata de heridas más grandes o más profundas.

Además, si las lesiones se mantienen húmedas por el lamido constante, lo más probable es que tarden más en cerrarse. También puede suceder que los canes se laman de forma compulsiva, lastimándose aún más.

Cómo tratar las zonas lastimadas de los peludos

Si la herida de tu mascota es superficial, puedes realizarle una curación tu mismo, de acuerdo a las indicaciones que realice un profesional.

El sabrá indicarte los antisépticos adecuados para la piel de tu perro y, de ser necesario, qué tipo de medicamento y en qué dosis debes suministrarle.

Pero si la lesión es más profunda o notas otras señales de alarma, lleva a tu peludo al veterinario lo antes posible.

En todo caso, como no hay que dejar al perro lamer su herida, se tiene que utilizar un vendaje o apósito. Y, a partir de ahí, deberás observar que el animal no se lo quiera quitar. En estos casos, será necesario recurrir a un collar isabelino.

Información sobre la saliva de los canes

De acuerdo a recientes investigaciones, la saliva del perro refuerza el sistema inmunológico de las personas con las que conviven. Por ese motivo, puede ayudar a prevenir, por ejemplo, las alergias en los humanos.

En Colombia, una tesis de grado llevada a cabo en la Universidad de Santander, sede Cúcuta, determinó que inhibe el crecimiento de algunas bacterias y que, además, puede ayudar en procesos de cicatrización.

Por su parte, un estudio realizado en la Universidad de Arizona indica que los microbios presentes en el estómago de los canes tendrían un efecto probiótico en nuestro organismo. Este beneficio se transmitiría a través de la saliva de los peludos y fortalecería nuestra flora bacteriana.

De momento, no dejes que tu peludo lama sus heridas

En resumidas cuentas. Nadie discute ya que la saliva de los perros tiene componentes antibacterianos. Pera nadie se atreve a afirmar que no posee también algunos componentes no del todo amigables.

Por tales motivos, de momento es mejor no dejar al perro lamer sus heridas. Y también debes evitar que lama la de otros peludos e incluso la de las personas. Presta especial atención en el caso de los niños.

Y si bien la naturaleza es sabia y podemos pensar que si el can se lame instintivamente es porque sabe que de esa manera se va a curar, asimismo podemos afirmar que lo hace porque es la única “herramienta” que tiene a su disposición para intentar aliviar la molestia o el dolor que le provoca la lesión.

Os mantendremos al tanto de cualquier novedad al respecto que surja en el mundo de la investigación científica.

 

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar