¿Cómo dar de comer a un perro pequeño?

Francisco María García 31 julio, 2017

Cuando adoptamos un perro pequeño, debemos cuidarlo igual que un bebé. Pero, a diferencia del bebé, que se hará adulto y tendrá vida propia, el can nos necesitará para siempre. Si no le proporcionamos el alimento y los nutrientes que hacen falta, su desarrollo se verá perjudicado.

La dieta adecuada del perro pequeño

Para establecer una dieta alimenticia, debemos saber, en primer lugar, la edad que debe tener un perro, para ser considerado un cachorro. Esta etapa, comprende entre los 0 y los 18 meses de edad, y es decisiva para el desarrollo de nuestra mascota.

Veamos algunos consejos para alimentar a un cachorro.

Consulta con el veterinario

Al adoptar un cachorro, le llevaremos inmediatamente al veterinario. Este lo evaluará, y programará la vacunación. Además, nos puede dar consejos específicos sobre lo que debemos dar de comer a un perro pequeño. Para ello, se tomará en consideración aspectos concretos, como la salud del animal, su raza y tamaño.

La separación

La separación del cachorro de la madre debe hacerse a tiempo, y con un método correcto. Si se hace antes de tiempo, la salud del cachorro puede sufrir gravemente, exponiéndolo incluso a la muerte. Se recomienda que el pequeño se mantenga con su madre hasta los 2 meses de edad.

Aunque se pueda hacer la separación a los dos meses, el perro pequeño seguirá teniendo la necesidad de beber leche materna. En el mercado existen, hoy en día, productos similares a la leche materna. Con ellos, podremos sacar adelante a nuestro cachorro.

Es importante no cometer el error de utilizar leche para humanos. La leche normal puede ser muy dañina para su sistema digestivo.

¿Qué le podemos dar de comer a un perro pequeño?

Hasta las 8 semanas de edad, el cachorro debe consumir leche, ya sea materna o de fórmula artificial. Con ella obtendrá el calostro, una sustancia muy importante para su desarrollo. Con el calostro, el pequeño can aumenta sus defensas, se protege de las enfermedades, y se evitan problemas digestivos, como la diarrea, y algunos trastornos del crecimiento.

Alergias a la leche

Igual que ocurre con las personas, algunos cachorros pueden ser alérgicos a la lactosa, incluida en la leche materna. En esos casos, el pequeño tendrá que salir adelante con las leches llamadas “de fórmula”, sustitutivas de la leche de la perra.

Es fundamental la labor de observación de los propietarios de los perros, controlando si el recién nacido tiene erupciones, o sus heces tienen mal aspecto. En esos casos, hay que consultar la situación con un especialista, para tomar las medidas pertinentes.

Después de los 2 meses, el cachorro puede empezar a consumir pienso específico. Lo ideal es que, hasta los 3 meses de edad, ese pienso esté ligado con agua, porque sus dientes aún no están preparados para consumir un alimento sólido.

Utilizar las indicaciones correctas

Es importante saber cada cuántas horas se debe alimentar a un perro pequeño, y cómo preparar el alimento. Puede que sea necesario que se le administren vitaminas extras, que deberán ser recetadas por el veterinario de cabecera.

Algunas indicaciones a tener en cuenta son:

  • Es posible que debamos alimentar al cachorro con biberón. La leche debe estar a temperatura ambiente, es decir, a 37°C. Las tomas serán cada 3 horas, cuando son menores de 2 meses, y después, cada 4.
  • Si vamos a dar de comer a un perro pequeño croquetas, es mejor que esperemos a que hayan pasado los 6 meses. Comenzaremos por un pequeño trozo, así sabremos si le causará malestar estomacal.
  • Después, de los 2 meses, el perro debe comer 4 comidas al día; de 4 a 6 meses, 3 comidas al día. A partir de los 6 meses, 2 veces al día, una en la mañana y otra en la tarde.

La elección del alimento

El alimento elegido debe cumplir con ciertas características, para que sea el correcto. Lo primero que debemos identificar, al escoger un pienso, es que sea específico para cachorros. Así nos aseguraremos de que aporte los nutrientes necesarios.

Autor: Jerry

Tenemos que verificar que se trate de un alimento de calidad, observando si en los ingredientes está la vitamina C, E y B, además, omega 3. El porcentaje en carne y pescado también deber ser importante. El contenido en cereales será bajo.

Evita los alimentos tóxicos

Hay que consultar con el veterinario sobre la fruta y otros alimentos, que le podemos dar de comer a un perro pequeño. Evitaremos que coma chocolate, maíz, trigo, cebolla, ajo o aguacate, ya que son alimentos tóxicos, y afectarán su salud.

Te puede gustar