Curiosidades sobre las patas del perro

Mariela Ibarra Piedrahita · 17 noviembre, 2015

Es común que para entender lo que tu perro quiere decirte recurras a interpretar los gestos de sus ojos, los movimientos de sus orejas o su cola. Sin embargo, ¿sabías que hay otras partes de su cuerpo que te pueden dar mucha información? Te contamos algunas curiosidades sobre las patas del perro.

Ya sean esbeltas y elegantes, atléticas, o musculosas, las patitas de tu perro son, además de una importante fuente de información, una fascinante muestra de adaptación.

¿Qué partes conforman las manos del perro?

Las manos del perro están compuestas por varias partes. Si bien no es fundamental saberlo, te contamos cómo están formadas para que tengas mayor información. Las patas están compuestas por cinco partes:

  • Garras o uñas.
  • Almohadillas digitales, o los dedos en la parte más blanda.
  • almohadilla del metacarpo, que correspondería a nuestra palma.
  • Espolón o dedo interno.
  • Almohadilla carpiana, que es esa almohadilla extra en las patas delanteras que funciona como freno.

Las patas delanteras y traseras del perro son diferentes. Las patas traseras están compuestas por el fémur, el peroné, la tibia, el tarso (hueso del talón), metatarso (hueso situado entre el tarso y las falanges) y falanges.

Por su parte, las patas delanteras están compuestas por el húmero, el radio, el cúbito, el carpo, el metacarpo y las falanges en los dedos.

Además de estos huesos, las patas de los perros se encuentran formadas por piel, tendones, ligamentos, músculos, venas y tejidos conectivos.

almohadillas del perro

Funcionamiento de las almohadillas

Tanto las almohadillas ubicadas a la altura de los dedos, como el metacarpo le sirven al perro para amortiguar golpes y caídas, protegiendo los huesos y las articulaciones de la pata. Las almohadillas del carpo le sirven de freno, además de como punto de equilibrio durante las pendientes resbaladizas.

Las almohadillas ubicadas en la planta de la pata del perro tienen un tejido graso que aísla las capas internas de la pata del calor. Por esto, pueden soportar un poco las superficies calientes, pero no abuses, aún así se pueden quemar y producir heridas dolorosas.

Curiosidades sobre las patas

Las patas de los perros tienen la particularidad de que, cuando el perro entra en contacto con una superficie fría, la sangre en el interior de la pata también se enfría. Para evitar el congelamiento, esta sangre es trasladada a otras zonas del cuerpo más cálidas.

Debido a esta curiosidad, la comunidad científica propone que los perros evolucionaron de climas más fríos antes de extenderse a zonas más cálidas.

Igualmente, la piel de la pata es mucho más gruesa y áspera que cualquier otra zona del cuerpo del can. Por lo tanto, siempre le mantendrá protegido mientras camina por superficies rugosas o irregulares. La suavidad de las almohadillas del perro está determinada por las clases de superficies con las que tiene contacto el perro frecuentemente.

Sin embargo, y a pesar de que una almohadilla presente callosidades, esta sigue siendo un área sensible del perro y a través de ella los perros obtienen diferente información sobre el terreno.

perro buscar y traer

Las patas además contienen glándulas sudoríparas, que le permiten al perro transpirar a través de ellas. De esta manera, el perro estabiliza un poco el calor corporal, además de evitar que las patas se resquebrajen.

Los espolones a veces son retirados a través de cirugía, pero las opiniones sobre la necesidad de este tratamiento están divididas. Se cree que estos son vestigios de pulgares, sin embargo, los perros lo utilizan para mejorar su tracción y cuando excavan, además de darles mejor agarre de las cosas que les gusta masticar.

Sea como sea, las patitas de tu perro son un verdadero tesoro para ellos, pues les ayudan a mantener el equilibrio y a desplazarse normalmente. Nunca estará de más que le prestes atención a esta zona, al igual que lo harías con su piel, pelaje, o dientes.