5 curiosidades del abanto

El abanto o alimoche es un ave de lo más curiosa, incluso dentro del grupo de las rapaces carroñeras. Aquí tienes algunos datos para conocerla mejor.
5 curiosidades del abanto
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 29 diciembre, 2022

Seguro que conoces su cara enrojecida o su cuello cubierto de plumas a diferencia de otros buitres. Seguro que con estas curiosidades del abanto (o alimoche, como se le conoce en otras regiones) terminas por cogerle cariño, pues no todo el mundo se lo tiene debido a su aspecto.

Migratorio, carroñero, presente en las vidas de los humanos desde la antigüedad. Vamos a ver qué nos une al abanto y a conocer su biología un poco mejor a través de una pequeña ficha y 5 curiosidades. A veces, la mejor manera de aprender es despertar la ilusión, así que vamos con ello.

Biología del alimoche

Antes de entrar de lleno en las curiosidades del abanto, vamos a dar algunas pinceladas sobre sus características. El abanto o alimoche (Neophron percnopterus) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae, las rapaces diurnas. Habita en el sur de Europa y Asia, rango dentro del que se mueve estacionalmente con sus migraciones. Puebla, sobre todo, salientes rocosos.

Como el resto de rapaces es estrictamente carnívoro y basa su dieta en carroña. Sin embargo, al ser los últimos en llegar a los cadáveres que otras aves consumen, completan su alimentación con estiércol, pequeños animales, insectos y huevos.

Son aves solitarias. Rara vez se les encuentra en pareja o en grupos de individuos jóvenes. Al llegar a la adultez (a los 6 años), forman parejas monógamas que vuelven al mismo sitio de anidación durante muchos años seguidos. El nido es enorme e incluye materiales como tela, pelo o piel y alberga de 1 a 3 huevos que tardan de 39 a 45 días en eclosionar.

Curiosidades del abanto

Alimoche frente a cuerpo de agua
Neophron percnopterus.

Esta rapaz atrae las miradas de muchos expertos debido a la gran cantidad de curiosidades que despliega. Si bien puede pasar desapercibido en primera instancia, a medida que se profundiza en el estudio de sus características y su comportamiento, van apareciendo las sorpresas. Vamos a ver algunas de ellas que te dejarán con la boca abierta también a ti.

1. Utilizan herramientas

El alimoche es famoso por incorporar huevos en su dieta. Cuando consume alguno de cáscara fina y de pequeño tamaño, acostumbra a dejarlo caer desde cierta altura para que se abra. Sin embargo, cuando consigue alguno de avestruz durante su estancia en el norte y centro de África, ni arrojarlo ni usar su fuerte pico consiguen abrirlo, pues la cáscara es muy gruesa y dura.

En esas ocasiones, el abanto se arma con una roca y será esta la que arroje desde una altura considerable para quebrar el huevo. De hecho, dedica tiempo y recorre gran distancia para encontrar una piedra adecuada, pues la dejará caer desde una elevación calculada que asegure que el esfuerzo valga la pena.

2. El nombre de su género proviene de la mitología griega

Neophron, el género del abanto, es una figura de la mitología griega que, junto a su amigo Aegypius, fue convertido en buitre. Esto ocurrió porque Neophron estaba enfadado porque su amigo se acostaba con su madre, así que engañó a la madre de este para que cambiara lugares con la suya propia en un lugar oscuro.

El resultado, como cabría esperar, no fue placentero para nadie. El amigo de Neophron se acostó con su madre por engaño y esta le arrancó los ojos al enterarse. El amigo ciego le maldijo ante Zeus, quien optó por convertir a ambos hombres en buitres.

3. Es el buitre más pequeño del Viejo Mundo

Otra de las curiosidades del abanto es que, dentro de la familia de los buitres que pueblan el Viejo Mundo, es el más pequeño de todos. La envergadura de sus alas abarca metro y medio, aproximadamente. Tampoco son muy largos, suelen medir unos 85 centímetros de la punta del pico a la cola.

Esta es una de las razones por las que tienen que esperar a que el resto de animales carroñeros terminen de comer antes de rebañar los huesos y la piel.

4. Su valor para el ecosistema es incalculable

La palabra carroñero tiene unas connotaciones muy negativas en el lenguaje cotidiano, pero lo cierto es que sin los animales que comen cadáveres y desechos los ecosistemas no podrían funcionar. El abanto, además, no solo limpia los paisajes de cadáveres, sino que también consume estiércol de manera ocasional. Así pues, su desaparición implica una mayor cantidad de podredumbre contaminando la tierra.

5. Está en peligro de extinción

Neophron percnopterus.

La más triste de las curiosidades del abanto es esta, que está considerado en peligro de extinción (EN) por la IUCN. Su población decae año tras año debido a los envenenamientos, la electrocución en líneas eléctricas, reducción de recursos en su hábitat y la caza furtiva.

Los animales carnívoros son unos de los más amenazados en el medio rural, ya que se conciben como amenazas para el ganado y no se suele dudar en envenenarlos o en matarlos por otros medios. Por tanto, queda mucha educación que dar y varias medidas que aprobar para protegerlos.

Te podría interesar...
5 curiosidades del frailecillo atlántico
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
5 curiosidades del frailecillo atlántico

El frailecillo atlántico es un ave acuática que esconde varias curiosidades. Descubre algunas de ellas aquí.




Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.