¿Cuándo hacer un chequeo de salud para las mascotas?

31 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
Indudablemente, el chequeo de salud para las mascotas puede alargar la vida de tu compañero. Pero también puede evitarle dolor y sufrimiento al detectar tempranamente cualquier problema.

El chequeo de salud para las mascotas debe ser parte de su rutina de cuidado. A diferencia de las personas, nuestras mascotas no pueden decirnos que tienen un problema como dolor de muelas, dolor de oído, visión reducida o dolor en la barriga.

Así, nosotros detectamos tales problemas solamente cuando se vuelven tan severos que desarrollan signos evidentes. Por lo tanto, es muy importante que nuestras mascotas reciban controles de salud periódicos por parte de un veterinario para detectar estos problemas desde el principio.

¿Por qué es valioso el chequeo de salud para las mascotas?

Lamentablemente, los perros y gatos tienen una vida útil mucho más corta que sus dueños y envejecen más rápidamente. Por esta razón, las visitas de salud anual son tan importantes para gatos y perros.

Este hecho necesita ser cabalmente comprendido:

  • Los cachorros alcanzan la madurez muy rápidamente y son esencialmente adolescentes o adultos jóvenes para su primer cumpleaños. En general, su edad se considera equivalente a los 15 años cuando cumplen un año.
  • Durante el segundo año, la tasa de envejecimiento se ralentiza un poco, por lo que el perro promedio se considera equivalente a un 24-25 años para su segundo cumpleaños.
  • Después de eso, la tasa de envejecimiento se estima en 4-5 años por año calendario, según el tamaño y la raza.
  • Los perros de raza grande envejecen relativamente más rápido que los perros de raza pequeña. Para cuando un perro cumple seis años, será de mediana edad, si es un perro de raza pequeña o mediana, o geriátrico, si es un perro de raza grande.
Veterinario haciendo un chequeo al perro

Chequeo de salud para las mascotas del nacimiento a un año

Tendrás que llevar a vacunar a tu pequeño cada tres a cuatro semanas hasta que tenga 16 semanas. Los perros recibirán vacunas contra la rabia, el moquillo y otras enfermedades. También pueden necesitar vacunas para protegerse contra los problemas de salud como la tos de la perrera, la gripe y la enfermedad de Lyme.

En el caso de los gatos, se les realizarán pruebas de leucemia felina y virus de inmunodeficiencia felina. Ellos también reciben vacunas que cubren varias enfermedades. En esta etapa tu mascota también comenzará a tomar medicamentos para la prevención del parásito del corazón y las pulgas y garrapatas.

El veterinario examinará a tu cachorro o gatito para asegurarse de que esté creciendo bien y no muestre signos de una enfermedad. Verificará nuevamente, alrededor de los seis meses, cuando traigas a tu mascota para ser esterilizada o castrada.

El chequeo de la mascota adulta: 1 a 7-10 años

Durante esta etapa, los veterinarios recomiendan chequeos anuales. Anualmente, el veterinario le dará a tu mascota un examen físico de la cabeza a la cola y efectuará un control de parásitos.

En los perros se tomará una muestra de sangre para detectar gusanos del corazón. El veterinario puede recomendar otras pruebas basadas en cualquier problema que tenga tu mascota o cualquier cosa inusual que vea durante el examen.

Durante el primer chequeo anual será momento de las vacunas de refuerzo contra parásitos y la rabia. Después de eso, la frecuencia con la que los animales reciben refuerzos de la rabia depende de la ley estatal.

Chequeo de salud para las mascotas

El chequeo de las mascotas mayores: a partir de los siete años

En general, los veterinarios sugieren chequeos semestrales para las mascotas mayores. Tu gato o perro recibirá las vacunas cuando sea necesario y se le practicará un examen físico completo.

Además, se efectuarán pruebas de seguimiento de cualquier problema presente. Los análisis de sangre y orina pueden darle a tu veterinario información sobre la salud renal y hepática de tu mascota, los niveles de hormona tiroidea y más.

Las preguntas del veterinario buscarán indagar en cualquier cambio de hábito: aumento del consumo de agua o disminución de la energía. Estos pueden ser signos de un nuevo problema, como la enfermedad renal o la artritis.

  • Senior Care Guidelines Task Force, Epstein, M., Kuehn, N. F., Landsberg, G., Lascelles, B. D. X., Marks, S. L., ... & Tuzio, H. (2005). AAHA senior care guidelines for dogs and cats. Journal of the American Animal Hospital Association, 41(2), 81-91.
  • Robinson, N. J., Belshaw, Z., Brennan, M. L., & Dean, R. S. (2018). Measuring the success of canine and feline preventative healthcare consultations: a systematic review. Preventive veterinary medicine, 158, 18-24.
  • Kahn, C. M., & Line, S. (Eds.). (2007). The Merck/Merial Manual For Pet Health: The complete health resource for your dog, cat, horse or other pets-in everyday language. Simon and Schuster.