Conoce las etapas del celo de la perra

Mariela Ibarra Piedrahita · 11 mayo, 2015

El celo en las perras es como se le conoce al periodo en que estas permanecen en estado fértil. Gran parte de los inconvenientes durante el ciclo estral (como también se conoce al celo) viene de que los cuidadores no se encuentran bien informados sobre el mismo y no comprenden muy bien las diferencias entre cuidar perros hembras y machos. Así que, en este artículo les ampliaremos la información sobre las etapas del celo de la perra.

Error habitual

Antes de continuar explicando las etapas del celo de la perra abordaremos primero uno de los principales errores en el entendimiento del mismo. Son muchas las personas que consideran que el periodo de sangrado en las perras es igual a la menstruación de las mujeres, sin embargo esto no es cierto.

Mientras que para las mujeres esta es la última fase del periodo de ovulación y se caracteriza por ser un momento infértil dentro del mismo al presentarse la expulsión del óvulo y del material que se ha ido acumulando en las paredes uterinas, el sangrado en las perras es solo una parte del periodo estral, y cuando este se presenta quiere decir que pueden quedar preñadas. El celo en las perras se presenta en cuatro etapas:

El proestro

embarazo perras

La primera etapa del celo se denomina proestro y constituye un periodo de aproximadamente 20 días, en los que empiezan a presentarse los primeros cambios hormonales. Entre estos cambios se encuentra un hinchamiento de la vulva y de la zona perianal de la perra. Empieza también a secretar feromonas y a atraer la atención de los machos. Hacia el final de esta etapa se presenta el sangrado vaginal que indica que inicia su etapa fértil.

El estro

La segunda etapa corresponde al periodo de ovulación, tiene una duración de máximo 20 días (aunque en algunas razas pequeñas puede prolongarse más). Es el momento en que la perra puede quedar embarazada en caso de presentarse un cruce (monta) exitoso. Es el momento en que la hembra acepta a los machos, apareándose con varios, de ser posible. Puede seguir presentándose un sangrando leve aunque, generalmente, a mediados de este se detiene.

El diestro

En caso de haberse producido una monta exitosa, durante la tercera etapa, o diestro, las perras dejan de prestarle atención a los machos, por la disminución hormonal debida a la preñez, e igualmente los machos dejan de competir por la atención de la hembra. Esta etapa dura los 63 días del embarazo, aunque en perras no preñadas puede durar hasta 100 días.

El anestro

En el anestro, al igual que en el diestro, las perras y los perros no muestran ningún interés reproductivo. Su tiempo de duración varía dependiendo de la raza y tamaño de la perra, siendo las más pequeñas las que tienen el tiempo más corto y las grandes el más extenso.  Varía entre los tres y los nueve meses, caracterizándose por un periodo hormonal poco marcado, por lo cual muchos veterinarios lo excluyen del periodo de celo.

Si bien la media de perras inicia su vida fértil a partir de los seis meses, cuando se presenta el primer celo, esto no es una norma general, por lo que puede presentarse entre los cuatro meses y el primer año de vida del animal.

Ten presente que el celo, como cualquier otro proceso biológico, dependerá de la raza y el tamaño del animal, aunque también serán factores importantes el estado de salud, en especial la condición física de la perra y las condiciones medio ambientales.

Hay personas que sostienen que las perras por salud deben tener por lo menos un embarazo, pero esto es absolutamente falso.

Recomendaciones

embarazo perras 2

En caso de que decidas que tu perra tenga uno o varios embarazos, ten presente que la edad ideal de preñez es entre los 2 y los 5 años. Esto se debe a que durante estos años su cuerpo se encuentra completamente desarrollado, pero no ha empezado el proceso de desmejoramiento, por lo que podrá soportar el embarazo sin que esto implique desgaste o riesgo.