Cómo saber si mi perro sufre Alzheimer

Alba Muñiz · 5 septiembre, 2015

Aunque es normal que los canes, al igual que las personas, pierdan algunas facultades a medida que envejecen, si un perro sufre Alzheimer presentará una serie de signos que es bueno detectar a tiempo para intentar paliar el deterioro.

El síndrome de disfunción cognitiva o Alzheimer canino es un desorden neurodegenerativo de características similares a la enfermedad que afecta a los humanos. Está asociado a la edad y provoca una disminución de las funciones cerebrales del animal de forma paulatina.

Ancianidad y disfunción cognitiva en los canes

perros

Aunque no todos ingresan en la ancianidad a la misma edad, se considera que los perros inician la vejez -en promedio- a partir de los siete años.

El proceso normal de envejecimiento de estas mascotas generalmente incluye:

  • Pérdida de la visión y del oído
  • Disminución de la energía
  • Incremento de la horas de sueño
  • Dificultades de desplazamiento

Además, los animales suelen volverse más gruñones y menos pacientes y buscan pasar tiempo solos y tranquilos.

Pero también, más de la mitad de los perros mayores de 15 años pueden padecer Alzheimer canino.

Aprender a reconocer de forma temprana los signos asociados al síndrome de disfunción cognitiva, ayudará a que los canes puedan gozar de una mayor calidad de vida en su etapa senior.

Señales para detectar si un perro sufre Alzheimer canino

La mascota que padece síndrome de disfunción cognitiva exhibe una serie de cambios de conducta a causa del proceso degenerativo de su sistema nervioso central.

Al igual que el ser humano, un perro presenta:

  • Pérdida de memoria
  • Desorientación
  • Alteraciones psicológicas
  • Confusión y cambios de personalidad

Para detectar si un perro sufre Alzheimer, hay que prestar atención a las siguientes señales:

  • No responde al llamado
  • Se desorienta incluso dentro de la casa
  • No reconoce a los miembros de la familia
  • Deja de requerir afecto y no busca llamar la atención de sus dueños
  • Pierde las ganas de jugar
  • Pasa largo tiempo como distante, mirando quién sabe qué cosa
  • Tiene actitudes repetitivas: da vueltas por el mismo lugar, deambula sin rumbo, desplaza objetos de un lugar a otro
  • Se queda atrapado entre muebles sin poder salir
  • Modifica su rutina de sueño: duerme más y, por lo general, durante el día
  • Por las noches, puede caminar y ladrar sin sentido aparente
  • Hace sus necesidades fuera de los lugares habituales, llegando a perder el control de esfínteres

Alzheimer canino: El diagnóstico temprano es fundamental

Ante la aparición de algunos de los signos relacionados con el síndrome de disfunción cognitiva, es importante la consulta al veterinario de forma temprana para confirmar el diagnóstico y proporcionarle al animal un tratamiento que aminore el deterioro. Hay profesionales especializados en neurología y geriatría veterinaria que pueden indicar los mejores pasos a seguir para garantizar una mejor calidad de vida a los perros ancianos con Alzheimer.

Cómo ayudar a una mascota con deterioro cognitivo

Autor: Soggydan Benenovitch
Autor: Soggydan Benenovitch

Si bien la vejez y el Alzheimer canino no pueden revertirse, sí se puede lograr que estas enfermedades avancen de forma más lenta. Por ejemplo:

  • Proporcionándole al can una alimentación adecuada
  • Alentando el aprendizaje de nuevas conductas que creen una rutina donde se sienta tranquilo y seguro
  • Estimulando su mente con juegos y distintas actividades
  • Interactuando con el animal de forma constante: hablarle, acariciarlo, hacerlo sentir querido
  • Manteniendo los paseos y llevándolo a conocer nuevos sitios
  • Poniendo música para relajarlo y reducir sus niveles de ansiedad

El mejor tratamiento es el amor

Ante el avance de la sintomatología, el veterinario también puede recomendar:

  • Fármacos paliativos, sobre todo los que mejoran el riego sanguíneo
  • Antioxidantes y vitamina E
  • Terapias de modificación de conducta

De todas formas, lo mejor que se puede hacer ante estos casos es demostrarle a la mascota todo el amor que se le tiene.

Es sabido que algunos perros son utilizados como animales de terapia para ayudar a ancianos con Alzheimer, logrando resultados muy positivos en estas personas.

Entonces, una forma de devolverle a las mascotas todo lo bueno que nos prodigan, es acompañarlos y cuidarlos ante el deterioro que le acarrean los años.

Y aunque ya no puedan demostrar el afecto por sus dueños de manera tan evidente o efusiva, no deben cabernos dudas de cuántos nos quieren.