Cómo preparar golosinas para tu gato

Nos encanta estar con nuestro gato y, sobre todo, ver cómo disfruta de las cosas en nuestra compañía. Para conseguirlo los dueños hacemos grandes esfuerzos, dedicando a nuestras mascotas nuestro tiempo, dinero y energías.

Pero a veces las cosas no son tan complicadas. De manera sencilla y económica podemos conseguir que nuestro animal pase buenos momentos con nosotros.

Hay muchas formas de conseguirlo y hoy te contamos una de ellas. Veamos cómo preparar golosinas para tu gato.

Las golosinas para tu gato: una ayuda en su educación

gato pidiendo comida

Tenemos que empezar por decir que las golosinas tienen muchas utilidades diferentes a la hora de dárselas a nuestras mascotas. Es decir, no tienen solo el fin de que el animal disfrute de su sabor, sino que, además, se pueden utilizar como parte de su educación.

Cuando empleamos el método recompensa y castigo para educarle, las golosinas para tu gato pueden ser una herramienta muy eficaz, ya que las utilizamos como premio cada vez que tiene un buen comportamiento.

Es una acción que se graba en su mente y que nos ayuda a reforzar aquello que el animal hace bien y de esta forma conseguiremos que lo repita.

Asimismo, también estamos estrechando nuestra relación con nuestro amigo, puesto que es una manera de demostrarle nuestro cariño. Si, además, aprovechamos esos momentos para acariciar al gato y dedicarle palabras de afecto, será mucho mejor.

Dáselas siempre con moderación

Naturalmente, si no utilizas las golosinas para tu gato de la manera adecuada no conseguirás el efecto deseado. Es decir, si constantemente le das este tipo de chucherías no vas a conseguir que tu gato relacione en su mente que son un premio por su buen comportamiento. Pero hay otro riesgo.

Tienes que tener en cuenta que las golosinas no siempre son el alimento más sano, sobre todo si son compradas. Generalmente tienen un mayor aporte calórico y, por si fuera poco, solemos dárselas fuera de sus horarios de comidas.

Todo ello puede llevar a que nuestro animal aumente de peso de manera sustancial y se convierta en un gato gordito.

Así que, no olvides que las golosinas para tu gato no deben suponer más del 10% del total de su dieta.

Recetas de golosinas para tu gato

A continuación te mostramos dos recetas para tu gato con la ventaja de que cambiando el ingrediente principal tienes múltiples opciones. Además, como vas a ver, son muy sencillas de preparar.

gatos en la cocina

Pastel de zanahoria

Ingredientes

  • ½ taza de miel
  • 1 zanahoria
  • 1 lata de atún
  • 1 huevo

Elaboración:

  • En un recipiente bate un huevo con la ayuda de un tenedor.
  • Cuando este bien mezclado, añade la zanahoria cortada en daditos pequeños, el atún desmigado y la miel.
  • Remueve todo bien y hasta formar una masa homogénea, y haz con ella bolitas de un tamaño mediano.

Después, guardalas en el interior un táper en la nevera, te aguantarán dos o tres días. Le van a encantar.

Galletas de atún

Ingredientes

  • 2 tazas de harina de maíz
  • 2 tazas de harina de trigo
  • 175 mililitros de agua
  • 200 mililitros de aceite
  • 1 lata de atún

Preparación

  • Comenzaremos por poner a calentar el horno a 250 ºC.
  • Mientras tanto, vamos mezclando bien las dos clases de harina con el aceite y el agua.
  • Es importante que después amasemos bien durante varios minutos. Cuando esté listo añadimos el atún y volvemos a amasar.
  • Extendemos bien la masa dejando que tenga un par de centímetros de grosor.

Ahora se pone en juego nuestra creatividad ya que podemos cortar las galletas con un vaso pequeño, nos quedarán todas redondas y con la misma forma.  También podemos ser más originales y utilizar moldes para cortar la masa y que tengan divertidas formas, como de pez, estrella o cualquier otra que se te ocurra.

  • Una vez que están listas, engrasa una bandeja y coloca las galletas en ella.
  • Después solo tienes que hornearlas durante una media hora y, una vez se enfríen, ver a tu gato disfrutar.
  • Las puedes conservar también en la nevera.

Como decíamos, estas dos recetas te servirán como base para crear nuevas golosinas para tu gato. Prueba a cambiar el atún por cualquier otro pescado que sea adecuado para él. De esta manera conseguirás que tu mascota espere con ilusión el momento de descubrir nuevos sabores.

Él disfrutará de esos momentos, pero tú lo harás aún más.

Categorías: Alimentación Etiquetas:
Te puede gustar